Cine
Viernes 02 de Febrero de 2018

"Triple crimen" revela el entramado de la violencia narco en la ciudad de Rosario

El documental refleja el hecho acontecido el 1º de enero de 2012, cuando fueron ejecutados tres jóvenes por error. El narcotráfico como eje

El realizador santafesino Rubén Plataneo estrenó el jueves en el cine Gaumont su documental Triple crimen, que a partir de la reconstrucción del asesinato de tres jóvenes en un barrio de emergencia de Rosario a mano de un grupo narco que los acribillaron por error queriéndose cobrar una venganza, desentraña la trama de complicidades y violencia del narcotráfico en esa ciudad.
El hecho aconteció el 1º de enero de 2012 y sigue la siguiente secuencia: el joven "Quemadito" es baleado en la noche del 31 de diciembre de 2011 y sobre la madrugada su padre, el narco "El Quemado", y tres soldaditos se dirigen a la Villa Moreno y en una canchita de fútbol que rodea el barrio acribillan con una ametralladora y una 9 milímetros a tres jóvenes (un cuarto logra escapar ileso) que nada tenían que ver con el asunto y aguardaban en el lugar a unas primas y amigas para ir a una fiesta.
A partir de este hecho, el barrio se organiza y comienza a exigir justicia por el asesinato y a limpiar la memoria de los jóvenes que rápidamente habían sido sindicados como narcos y el crimen de ellos como "un ajuste de cuentas", según la Policía y la prensa.
El barrio movilizado logra conmover a la ciudad de Rosario, lo que genera una serie de acciones por parte del poder político y también que los acusados del asesinato de los chicos sean llevados a los tribunales y se instrumente en ese proceso el primer juicio oral de la provincia de Santa Fe. "Desde hace un tiempo, en Rosario se da una situación de crudísima violencia que llevó a tener 300 asesinatos o más por año en la ciudad, y eso que estaba comenzando a repercutir socialmente y venía solapado se destapó y cobró visibilidad a partir de este crimen de Villa Moreno", comentó Plataneo a Télam, explicando los motivos que lo llevaron a filmar este documental, realizado entre 2012 y 2016.
"El asesinato de estos tres chicos generó una situación inédita que fue que los padres, vecinos y amigos salieron a la calle a reclamar justicia mientras que en los años anteriores ya había cientos de asesinatos pero que caratulados como ajustes de cuentas entre narcos o barras bravas pasaban al olvido".
Plataneo cuenta sobre el origen de la decisión de filmar este caso: "Yo estaba interesado en el tema y pensaba hacer una película sobre dos grandes bandidos contemporáneos vinculados al narcotráfico y de pronto me encontré en la calle con el despliegue de esta tragedia contemporánea y decidí filmarla".
"La fatalidad del cruce es la típica tragedia clásica, se produjo ese agujero negro que tragó a todos esos personajes y los trajo de vuelta, transformados y protagonizando un caso emblemático con repercusión social. Además hay otras cosas impactantes, el mismo juicio es una puesta en escena para cualquier director y así decidí filmarlo y estaba también el impacto que me produjo la reconstrucción del crimen con los amigos y familiares de los chicos en la canchita que rodea el barrio", comentó Plataneo.
El realizador, que antes de "Triple crimen" dirigió "El gran río" (2012), sobre un inmigrante que llega escondido en un barco a la ciudad de Rosario, y "Muertes indebidas" (2005) señaló que este caso "hace estallar un volcán en Rosario, se trataba de una situación que venía siendo ocultada, la trama de corrupción política, policial y judicial relacionada con el narcotráfico y esta fue la primera vez que los narcos aparecen juzgados en un juicio".
Plataneo remarca que la banda de El Quemado, era subsidiaria de la de Los Monos, y que tenían una docena de búnkers de venta de droga en distintos barrios de Rosario, entre ellos Villa Moreno y que "son habituales en Rosario las disputas por el tráfico de drogas y el menudeo, disputas cobijadas por una mano policial y que ponen en evidencia también la disponibilidad de un inmenso arsenal ilegal que llega desde la propia Policía".
"Rosario es un punto de llegada de la droga y también de salida; de los puertos de Rosario salen para Europa soja, minerales y mucha droga y en estos años hubo un fenómeno nuevo que son las cocinas, donde estas bandas empiezan a hacer su propia producción de menudeo de pasta base y ahí empiezan a participar las barras bravas; esto es lo que sale a la luz, todas estas disputas del narcomenudeo, porque el gran tráfico de drogas está silenciado: sale por los puertos, va a Buenos Aires, hay un montón de conexiones del gran tráfico de drogas que permanece silenciado y se relaciona con el flujo de dinero de los mercados negros y con la venta de empresas, la construcción, el mercado de los coches de alta gama, los boliches".
En relación con la decisión que tomó de dónde ubicarse para contar la historia, Plataneo señaló que "los vecinos de las villas están hartos porque las bandas están asociadas con las comisarías y son las familias y los pibes los que sufren el azote y la miseria, por eso la idea de la película siempre fue hablar desde la villa".

Comentarios