naftas

Naftas: YPF también aumentó y hay nuevos precios en Paraná

La petrolera nacional siguió los pasos de sus competidoras y aplicó una suba del 10 por ciento promedio en las naftas y el gasoil desde las 0 horas del lunes

Lunes 09 de Mayo de 2022

24 horas después que Axion y Shell aumentaran los precios de las naftas que ofrecen en sus estaciones de servicio, que comenzaron a regir desde la medianoche del sábado y primeras horas del domingo, la estatal YPF dispuso escalar los suyos en similar porcentaje que el resto de las empresas.

La suba tardía supone un cambio de estrategia, ya que en oportunidades anteriores, la petrolera con mayoría accionaria en manos del estado había sido la primera en ajustar los valores de la nafta y el gasoil.

En el mercado se especulaba sobre cuál era el camino que iba a adoptar YPF: Si seguir los pasos de sus competidoras o mantener los valores en los surtidores por un tiempo más. Evidentemente la gran demanda que hubo en las estaciones de servicio de la red durante el domingo en un contexto de stocks limitados, fue una de las razones para adelantar la decisión.

Combustible moto naftas YPF.jpg

También jugó un rol importante la presión de los expendedores, quienes vienen advirtiendo acerca de la difícil situación económica que atraviesan por los precios atrasados, a contramano del alza de los costos operativos y las nuevas escalas salariales del personal.

De este modo, desde las 0 de este lunes los precios en las YPF de Paraná son los siguientes:

Nafta Súper: $128,90

Nafta Infinia: $157,10

Diesel 500: $122.60

Infinia Diesel: $162,40

En tanto, los usuarios de Shell en la capital provincial se encontraron desde este domingo con los siguientes precios:

Nafta Súper: $130,20

Nafta V Power: $157,40

LEER MÁS: Paraná: Axión y Shell subieron los precios y esperan a YPF

Tercer aumento

Se trata de la tercera suba de precios de los combustibles en lo que va del año, en un contexto de fuerte inflación generalizada, lo que seguramente va a repercutir en los costos y los valores de numerosos rubros de la economía doméstica y macro.

La última suba había ocurrido el pasado 14 de marzo, cuando los productos tradicionales treparon 9,5 por ciento y 11,5 los de categoría Premium. Según explican en el mercado, la decisión responde a la evolución de las principales variables que conforman el precio de venta al público, sobre todo de la cotización internacional del petróleo y los niveles de demanda superiores a la prepandemia, que requieren importaciones para para complementar la oferta local.

La medida, si bien resulta incómoda para el automovilista, representa un alivio para la rentabilidad de los expendedores. Es que el atraso de los combustibles agravó aún más la situación del sector en un contexto en que el resto de los precios de la economía continúa subiendo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario