Secciones
Patronato

Patronato vivió una noche mágica en la Comarca Rojinegra

El 19 de mayo de 2010 Patronato se consagró campeón del Torneo Argentino A. De esa manera ingresó al profesionalismo. Los protagonistas rememoraron esa gesta.

Martes 19 de Mayo de 2020

El grito quedó atragantado durante varios años. El sueño de ingresar en el profesionalismo se desvanecía temporada tras temporada durante más de tres décadas. Pero una noche ese anhelo se hizo realidad. Patronato ingresó en las principales categorías del fútbol argentino.

El 19 de mayo de 2010 fue el día que el estadio Presbítero Bartolomé Grella explotó de emoción. No entraba ni un alfiler en las gradas de la Comarca Rojinegra. Las calles de la ciudad fueron invadidas en la previa por fanáticos que lucían orgullosos los colores del equipo de sus amores.

En el campo de juego el sueño se cristalizó. El elenco de barrio Villa Sarmiento dio el salto de calidad al consagrarse campeóndel Torneo Argentino A. Lo logró al derrotar 2 a 0 a Santamarina de Tandil en el juego decisivo de la serie final. De esa manera cerró la llave con un marcador global de 4 a 1 (había ganado 2 a 1 en el cotejo de ida). Así inscribió su nombre en el campeonato de la Primera B Nacional, certamen que a los pocos meses le permitió enfrentar a un equipo popular y poderoso como Rosario Central.

Esa noche Patronato alistó a Sebastián Bértoli en el arco; Ga- briel Graciani, Walter Andrade, Víctor Soto y Lucas Márquez en defensa; Emanuel Urresti, Leonardo Ferrero, Mariano Echagüe y Fabián Espínola; Diego Leclercq y Diego Jara. En el segundo tiempo el entrenador Marcelo Fuentes ordenó los ingresos de Cristian Díaz, Augusto Prono y Edgardo Brittes.

Pero no fueron solamente 15 los actores que escribieron una de las páginas doradas de la centenaria institución. Gabriel Zuvinikar, Claudio Weinzettel, Víctor Muller, Augusto Prono, Cristian Devallis, Héctor López, José Mancuello, Diego Núñez, Maximiliano Goró, Leonardo Fernández, Agustín Bossio, Carlos Morel, Mauricio Escobar, Francisco Álvarez, Emiliano Arquiel, Alejandro Guzmán, Mariano Sieber, Nicolás Bach, Lucas Rudolf y Lucas Godoy también aportaron su granito de arena en la causa.

Los festejos iniciaron temprano y en el barrio. “Es la hinchada Rojinegra, que se va al Nacional” fue el hit de esa noche. La cara-vana luego se traslado hacía el centro de la ciudad. El Pueblo Rojinegro no durmió esa noche.

festejos patronato campeon argentino a.JPG

Una década después de esa gesta que quedó registrada en el barrio Villa Sarmiento como una marca endeleble Ovación habló con los protagonistas: jugadores, entrenador, dirigentes e hinchas. Todos rememoraron una de las jornadas más emocionantes de la historia de Patrón.

La Joya.

A fines de 2008 Diego Jara se sumó al plantel de Patronato para ocupar la vacante producida por la salida de José Luis Marzo. Rápidamente la Joya se ganó el corazón del hincha. El concordiense fue el jugador más desequilibrante del Rojinegro. “Estaba en plenitud. Fue uno de los mejores momentos de mi carrera porque hacía la diferencia”, infló el pecho Jara.

En su derrotero el delantero consiguió cinco ascensos. Pero el obtenido una década atrás tiene un condimento especial. “Fue uno de los más importantes de mi carrera. Fue el primero que conseguí con Patronato, pero también salí campeón por primera vez. Encima salí goleador. Se dio todo junto”, agradeció.

Diego Jara.JPG

Jara había formado parte del plantel que quedó en la puerta del ascenso a la BN en la temporada previa al título. “Queríamos una revancha urgente”, reconoció. “Habíamos hecho las cosas bien y se nos escapó el ascenso en definicion por penales. Seguimos pensando con la mentalidad ganadora que teníamos. Sabíamos que si hacíamos las cosas que habíamos realizado en el torneo anterior lo podíamos conseguir, y fue así. Peleamos con todas nuestras armas y con- seguimos el ascenso”, resaltó.

Durante el campeonato anotó 27 goles. Tres fueron en la serie final. El artillero indicó cuáles lo marcaron más. “Me quedo con los goles anotado en la final de local, con nuestra gente, en nuestra casa. El hincha siempre estuvo con nosotros. Nos respaldó desde que iniciamos el torneo y en la final la cancha estaba repleta. Marcar dos goles y quedar en la memoria del hincha, en la historia del club al conseguir un logro y quedar en el mural. Eso es lo más lindo y lo llevaré siempre en el recuerdo”.

Sobreviviente.

Walter Andrade es elúnico jugador que integra el actual plantel de Patronato que formó parte del equipo que saltó a la BN. “Fue un sueño que se cumplió”, describió. “fue una campaña durísima, larga, con condimentos. Estaba Gimnasia y se le ganó en sus oportunidades y el hincha lo disfrutó muchísi-mo”, recordó.

Walter Andrade Patronato campeon Argentino A.JPG

El Negro indicó que ese logro le dio un salto de calidad. “Fue pisar el profesionalismo. Fue un gran paso para mi carrera y un gran desafío que se venía por delante. Me siento orgulloso después de todo el recorrido, de tantos viajes, tantos partidos, de tener una carrera ascendente. Recuerdo cuando jugaba contra Peñarol, San Miguel, Universitario, Sportivo y hoy en día estar jugando contra los equipos más poderosos del fútbol argentino me hace sentir muy orgulloso y satisfecho al mismo tiempo. y ese ascenso al Nacional B fue cumplir el sueño de poder pisar el profesionalismo”, reiteró.

En otro orden, el Negro resaltó la gran virtud que tenía el equipo. “Nos fortalecimos como grupo, éramos muy unidos. Marcelo (Fuentes) cuando asumió nos ajustó las falencias que teníamos como equipo y el espíritu del equipo hizo que, ante la adversidad anímica, superara las adversidades”.

Orgulloso.

El 2 de enero de 2010 Marcelo Fuentes inició su segundo ciclo en Patronato al suceder a Miguel Amaya. Cinco meses después vivió un momento emocionante. “Cuando uno consigue un logro deportivo tan importante para una institución, y a través de la institución para la ciudad, siente una alegría inmensa porque es la ciudad donde elegí vivir y el club donde más veces dirigí en mi carrera. Siento un agradecimiento enorme hacia la dirigencia que me contrató en su momento. Haber coronado el ascenso fue gracias a los jugadores, que sin ellos nada es posible en esta bendita profesión y al poco o mucho reconocimiento que le genera al cruzarse por la calle con hinchas del club o allegados.

Marcelo Fuentes.JPG

En el tablón.

Lautaro Comas hoy es unas de las figuras de Pa- tronato. Diez años atrás integraba el plantel Sub 17 que competía en el torneo de la Liga Paranaense. La noche del 19 de mayo de 2010 el Gordo lo vivió desde el tablón. “Después del partido se desató la locura. Me metí detro de la cancha. Hubo mucha gente que se fue a la plaza a festejar. Hubo un momento que los jugadores volvieron a salir al campo de juego. Ahí lo abracé al Negro Andrade sobre el arco de calle Grella. Tal vez él no se va a acordar porque yo era muy chico y él estaba eufórico. Después nos fuimos a la plaza. No sé cómo hice, pero me trepé al micro que llevó al plantel a recorrer la ciudad”.

Lautaro Comas

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario