Patronato
Viernes 04 de Mayo de 2018

El más grande de Entre Ríos

Desde que agarró en 2008 el envión de los ascensos que le fueron permitiendo escalar categoría por categoría hasta hoy ser parte de la Superliga, los hinchas de Patronato utilizan un eslogan y se jactan del resto de los clubes futboleros de Entre Ríos autodefiniéndose como "El Más Grande de Entre Ríos". Si la grandeza se limitara al posicionamiento de los equipos según el lugar que ocupen en el mapa del fútbol del país, el Rojinegro hoy saca ventajas por sobre el resto, y el hecho de ser parte de la Superliga cancelaría el debate algo demasiado aburrido si de fútbol se trata, no deja espacio para la discusión.

Hay otros factores que hacen a la grandeza y en los que el Patrón saca ventajas por sobre el resto. Por ejemplo en infraestructura. La edificación del Presbítero Bartolomé Grella está muy por encima del resto de los estadios de la provincia. Hubo mejoras en los clubes que en la primavera futbolera entrerriana, sustentada en un apoyo y compromiso fundamental del Estado, lograron llegar a niveles insospechados que los sumergieron en ámbitos profesionales y se vieron obligados a trabajar para brindar mayores comodidades a los asistentes de sus casas. ¡Felicitaciones! Pero ni siquiera alcanzaron para hacerle sombra a la Comarca Santa.

Aun con marcados errores, Patrón se empecina en sostener su proyecto en el fútbol de Primera con un trabajo de inferiores que lejos está de nutrir con valores propios al plantel profesional, pero que le permite ir formando jugadores con otro tipo de roce, en una competencia de otro nivel imposible de divisar en otra entidad.

¿Qué sucedería con los clubes entrerrianos profesionalizados a partir de un recorte importante del apoyo estatal? A la luz de los resultados las pruebas están a la vista.

Patronato fue el único capaz de sostenerse en el mismo nivel. Así como tuvo capacidad de administrar la plata dulce proporcionada por esferas gubernamentales hoy se sostiene en la vidriera grande primeramente por el compromiso de algún dirigente al que la pasión lo lleva a poner lo que sea para ver a su club codeándose entre los grandes y en menor medida porque el estar entre los mejores lleva a empresarios a invertir en Patronato. Cuanto más abajo caigas menores serán los aportes públicos y privados. Y eso ya lo tienen en claro en la institución.

No tener competencia entre los límites que marcan los ríos Paraná y Uruguay no es lo mejor que le puede pasar al Santo. Que ninguno le haga sombra no es lo mejor que le puede pasar, hasta le puede limitar el crecimiento, ya que la competencia siempre enriquece a las entidades porque las lleva a mantenerse siempre alertas y pensando en el futuro.

Que nadie se sienta ofendido por esta redacción, es apenas un tema más de un debate muy amplio como el fútbol y sus actores. Mis argumentos quedan impresos y me llevan a creer que en lo futbolístico, como dicen sus hinchas: "Patronato es el más grande de Entre Ríos".

Comentarios