Secciones
Música

Preparan un drama musical que abreva en la historia entrerriana

El 20 de agosto se estrena en Paraná "Ramírez, un musical folk", de Daniel González Rebolledo, con la dirección general de Mario Martínez.

Sábado 03 de Agosto de 2019

El lugar: Arroyo de la China, actual Concepción del Uruguay. El año: 1821. Las protagonistas: las mujeres que amaron al General Francisco Pancho Ramírez. El objetivo: encontrar la cabeza del finado Supremo Entrerriano. Una historia que sucedió, pero contada como el autor la imaginó: con música, teatralidad y algunas licencias creativas.

El 20, 21 de agosto, 4 de septiembre y 1° de octubre, a las 20.30, se presentará Ramírez, un musical folk en el Teatro 3 de Febrero. Se trata de una obra escrita por Daniel González Rebolledo, con música de Eduardo Retamar y dirección escénica de Mario Martínez. Se trata de una producción del Instituto Autárquico del Seguro, que en el marco de su 70° aniversario, invita a la comunidad a asistir a este espectáculo con entrada gratuita.

“Es una verdaderamente ambiciosa producción teatral - musical paranaense, que de alguna manera toma como eje un relato particular en torno a un personaje histórico, el Supremo Entrerriano. Es una producción enorme, el género del musical no es lo suficientemente abordado en nuestra provincia. En mi caso, he hecho algunas veces musicales, en mis unipersonales hay músicos en vivo, canto; pero a esto, el autor lo ha definido como un drama musical folk. El relato se instala en una región determinada, en un colectivo social determinado, en una época y una conflictiva determinadas. Y lo folk aparece en lo que respecta al vestuario, las reminiscencias de la época”, dijo a Escenario Mario Martínez.

Daniel González Rebolledo, oriundo de Gualeguay, fue ganador del premio Fray Mocho por su obra teatral La yegua blanca en 1994. Esta vez, se propuso recrear narrativamente un pasaje fundante de la historia entrerriana, cuyo origen y desarrollo ha sido y es objeto de constante estudio y revisión. Esto es: la recuperación de la cabeza del caudillo entrerriano Francisco Ramírez que –literalmente– estaba en manos de Estanislao López, gobernador de la provincia de Santa Fe.

“El proyecto comienza hace varios años, hubo un intento de llevar adelante este musical sobre Ramírez, que González Rebolledo ya lo tenía escrito y a mi me gustó mucho. Me gusta mucho como escribe él, no sólo como dramaturgo, sino como poeta, ensayista y novelista, ya que maneja muchos géneros. En aquel entonces habíamos empezado a elaborar la idea de hacer esta obra, pero por esas cosas del destino no se dio. Y ahora me volvió a llamar, me dijo que ya se estaba juntando con Eduardo Retamar y que si a mi me interesaba participar. Por supuesto que acepté y ahí empezó el trabajo entre los tres. Y para mi es una experiencia nueva, porque es raro que el director de escena trabaje conjuntamente con el autor, uno desde la teatralidad y el otro desde la literatura. No discutimos, pero tenemos que sostener posturas. Por ahí tengo que fundamentarle por qué el texto debería decir una cosa en vez de otra… pero es más que atractivo el proceso. Es un proceso feliz”, manifestó Martínez.

Por otra parte, celebró que el Instituto Autárquico Provincial del Seguro se haya interesado en producir la totalidad del proyecto, e incluirlo dentro de las actividades culturales que este año están llevando adelante en el marco de su 70 aniversario: “Hemos tenido el privilegio de ser elegidos para que ellos se hagan cargo de la producción; y estamos muy felices porque así pasa a ser un espectáculo con entrada gratuita para todos y me da mucha alegría que la gente pueda ir al teatro, en especial en tiempos como los que estamos atravesando en el país”.

Vale destacar que las entradas deben ser retiradas previamente en la boletería del Teatro 3 de Febrero, ya que las localidades son numeradas. Se entregarán dos por persona.

Una puesta mayúscula

Eduardo Retamar es el autor de las partituras originales y director musical de la obra escrita por González Rebolledo. Conductor titular del Grupo Coral de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNER, en esta ocasión dirigirá a estas más de 40 voces que sustentarán, junto con los actores - cantantes, la trama de este drama musical.

Desde el punto de vista musical, la obra combina texturas del canto coral del estilo de coro clásico, a voces mixtas y armonías contemporáneas, con canciones de solistas para soprano, mezzo soprano, contralto y tenor del género melódico popular, pero con estilo lírico.

Contiene siete piezas vocales para solistas, dúos y cuartetos sobre un diseño de ideas musicales fijas, que caracterizan a cada uno de los personajes a lo largo de toda la obra. Algunas de ellas tienen reminiscencias del tango, la vidalita y la música popular de carácter lírico y dramático.

“Es un elenco muy grande, es mucho trabajo, todos los domingos hay ensayos intensos desde hace cinco meses. Hay más de 40 personas integrando el grupo coral, después hay 11 actores, más los asistentes. También está Osvaldo Pettinari como diseñador de vestuario, quien además está realizando muchos de los trajes que son realmente imponentes y es lo que da contexto a la obra, porque no hay una escenografía corpórea. Diría que es una puesta muy operística. Y cada cual está muy ajustado a su rol”, destacó Martínez, quien encara la producción más ambiciosa desde su retorno a Paraná.

“Yo sostengo que alguna vez hice teatro para mí, cuando era muy joven; después hice teatro para los jurados y los concursos, y ahora hago teatro para la gente. Lo que más me interesa es poder tener la visión del espectador, poder ponerme en su lugar. He aprendido a llevar a escena lo que yo quiero que la gente vea, escuche y vivencie; por ahí me equivoco, pero al menos sé qué es lo que quiero que la gente vea y no vea en mis espectáculos”, añadió.

Histórica y vigente

Los pilares dramáticos a cuyo alrededor gira la obra, son Tadea Jordán, madre del Supremo Entrerriano; la Delfina, la amante bravía; Norberta Calvento, “la novia olvidada”; Margarita, hermana de Francisco Ramírez; y Segunda, hermana de Norberta y amante de Justo José de Urquiza. Completan el corpus actoral, seis personajes masculinos, y una formación coral y orquesta en vivo, complementan la integralidad de la puesta.

Por supuesto, se toman aspectos de la vida de Ramírez y su quehacer político, pero el acento no está puesto ahí: “Esta es una ficción, y eso es importante que se sepa. El conflicto pasa por una estrategia de rescate de la cabeza de Pancho, que fue decapitado tras su muerte, su cabeza embalsamada y fue a parar a un escritorio como trofeo de guerra. Esa cabeza nunca volvió a Entre Ríos, está en Santa Fe, y se supone que se sabe dónde está. Muchos investigadores indican que estaría en un convento. Habría que revolver escombros y huesos, hacer estudios de ADN y constatar su paradero. Pero esta es una obra de ficción, no está ajustada a ningún documento histórico a rajatabla, sino que se permite licencias y fantasear. De hecho, el autor decide que en un punto de la obra los personajes llegan a rescatar la cabeza, y eso el público lo va a ver. Aparecen la madre de Ramírez, la Delfina, Norberta Calvento, y el público ve cómo ellas llegan a esa cabeza, participa del momento en una escena muy fuerte, vibrante y de una musicalidad maravillosa”, adelantó Martínez.

“Si bien estamos hablando de algo que pasó hace 200 años atrás, todo lo que se dice y ocurre en escena es de una gran vigencia. Todo puede ser leído desde nuestra realidad política, social y económica actual, eso lo hace más interesante al espectáculo. Nos hace reflexionar sobre el presente, porque así debe ser el teatro: debe estar vinculado con el presente, de lo contrario es una muestra estática de lo que fue el teatro griego, la dramaturgia de Shakespeare o lo que fuera que se monta en escena”, concluyó el director.

Ficha técnica

• Texto: Daniel González Rebolledo

• Música: Eduardo Retamar

Elenco: Inés Ghiggi, Alicia Martino, Roberto Trucco, Paula Godone, Ángela Herrera, Celina Zamero, Santiago Ledesma, Raúl Eusebi, Lisandro Riera, Erick Benmelej, Juancho Capurro, Grupo Coral de la Facultad de Ciencias Económicas - UNER

• Vestuario: Osvaldo Pettinari

• Dirección Musical: Eduardo Retamar

• Asistente de dirección: Raúl Dayub

• Dirección General: Mario Martínez

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario