Stand Up
Jueves 31 de Mayo de 2018

"Me divierte mucho reírme de mi costado más perdedor o inseguro"

Junto a Pablo Fábregas, Diego Scott y Fernando Sanjiao, presenta "Pucha" en La Vieja Usina, un show que combina stand up con otros recursos

Pucha, la obra que recorre el país y que protagonizan Malena Guinzburg, Diego Scott, Pablo Fábregas y Fernando Sanjiao, se presenta este domingo en el Centro Cultural y de Convenciones "La Vieja Usina" (Gregoria Matorras de San Martín 861), a las 20.
Es un espectáculo de stand up dirigido por Diego Reinhold que conjuga monólogos, coreografías y una gran puesta en escena con música, teatro negro y pantallas gigantes. En la obra, estos cuatro pioneros del stand up nacional hablan de lo cotidiano, cosas que viven, cosas que ven, cosas que pasan y que a cualquiera le pueden pasar, con las que todos los que están sentados en las butacas, en algún momento, se pueden sentir identificados.
Algunos tópicos que se tratan: la tiranía de la imagen, el amor, la familia, el ser porteño y la paternidad. Malena, Pablo y Fernando son los encargados de los tres bloques de monólogos, mientras que Diego hace las veces de presentador y va dosificando su texto, creando un hilo conductor que recorre todo el espectáculo aunque los temas vayan sucediéndose unos a otros, haciendo además uso del multimedia de manera muy interactiva y complementando textos.
Escenario dialogó con Malena Guinzburg. Hija del recordado Jorge Guinzburg, periodista y humorista que supo conquistar los corazones de sus entrevistados y del público, Malena se ganó su lugar por derecho propio y a fuerza de trabajo y decepciones.
Hoy, a los 38 años, es una de las referentes femeninas en la escena del stand up a nivel nacional.
"Yo había estudiado teatro y estaba haciendo una obra mientras que laburaba como productora en en Radio Metro. Estaba perdida, cansada de hacer obras a las que no venía nadie, había algo que me estaba faltando, me sentía incompleta. Y Pablo Fábregas, que laburaba en Metro, me empezó a llenar la cabeza con que hiciera stand up. Convengamos que era una radio bastante standapera la Metro, conducía Sebastián Wainrach, estaba Peto Menahem, Cabito, el mismo Pablo Fábregas y el mismo Fer Sanjiao que laburaba haciendo artística en la radio. Así que empecé a estudiar con Fer, hice un curso de cuatro meses y al final hicimos una muestra, en la que me fue muy bien y desde entonces no paré más".
—¿Cómo es la dinámica de Pucha?
—Es un show de stand up pero que tiene varias partes en conjunto. Diego Scott es el conductor del show, así que es el que pone el hilo conductor. Pero hay partes en las que estamos los cuatro bailando; y al final hacemos un número con pantallas que está súper bueno, queda mal que lo diga yo, pero la verdad es que la gente se va a sorprender.
—¿Hace cuánto que lo vienen presentando?
—Hace como tres años que lo estrenamos. A fin de año terminamos de hacer temporada en Buenos Aires, en el Paseo La Plaza, y ahora mientras armamos el nuevo show, que lo vamos a estrenar después del Mundial, salimos de gira con Pucha.
—¿Los cuatro mismos comediantes?
—Sí, y también va a dirigirlo Diego Reinhold.
—Ustedes pertenecen a la primera generación de comediantes de stand up a nivel nacional. ¿Cómo es la relación entre los cuatro?
—Me siento vieja, pero un poco sí. Y Pablo (Fábregas) un poco más, hace stand up desde toda la vida. Pero la verdad que nos llevamos genial, somos amigos los cuatro, nos amamos y ahora que estamos en etapa de armado de nuevo show nos vemos todos los días y ahí nos empezamos a pelear pero porque nos queremos.
—¿Qué ejes temáticos aborda cada cual en este show?
—El show es un poco una parodia a lo que son las charlas TED, a la las conferencias sobre neurociencias, nos divierte joder con los temas de los que se habla en la actualidad. Y por ese lado va Diego, que hace de conductor. Fer Sanjiao siempre va más por el lado de su hijo, de la realidad de la clase media, las costumbre; Pablo es el que hace un poco más de crítica social, igual él siempre te puede sorprender. Acá habla bastante de las diferencias entre el Gran Buenos Aires y la capital. Y yo partí de la base de los fanatismos, de hablar un poco de que en mi vida me he sentido un poco tibia en algunas cosas de las que hay que ser fanático; me río mucho de mí, me divierte mucho reírme de las cosas que me pasan y de mi costado más perdedor o inseguro.
—El stand up, ¿es un género catártico?
—Sí, para mí el humor en general lo es; creo que ponerle humor a las cosas que nos pasan las aliviana mucho. Me puedo reír de cosas que me pasan y que me duele, lo que no significa que me vayan a dejar de doler, pero le quita dramatismo y peso.
Las entradas se pueden adquirir en forma anticipada en Disquería Breyer (Peatonal San Martín 800). Si sos suscriptor de UNO, acercate con tu tarjeta Beneficios UNO a nuestras oficinas de Perú esquina Chile y llevate una entrada gratis.

Comentarios