Juicio abreviado

Concordia: asesino de la profesora Teresita Galli se declaró culpable

Luis Castillo confesó ser el asesino de la jubilada de Concordia y purgará prisión perpetua. Evitó un juicio por jurados y pasará el resto de su vida encerrado.

Viernes 20 de Agosto de 2021

Como si se tratara de un secreto tribunalicio, en la mañana de este viernes comenzó a circular el rumor de que el asesino de la profesora Teresita Galli iba a confesar y acordar ser condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado. Luego la información se confirmó oficialmente. En una audiencia ante el Tribunal de Juicio de Concordia, Luis Castillo dijo que había matado a la profesora de Biología jubilada, se mostró arrepentido y pidió perdón a los familiares de la víctima que estaban presentes. Ahora resta esperar si los jueces homologan el acuerdo en una sentencia condenatoria.

Un cúmulo de pruebas reunidas por los investigadores policiales y la Fiscalía, habían dejado muy comprometido de Castillo, un empleado de una panadería ubicada en la misma manzana de la vivienda de la víctima, quien aprovechó una mañana de junio del año pasado para ingresar, robarle sus pertenencias más valiosas, asesinarla para resultar impune y darse a la fuga.

teresita galli abreviado1.jpg
Concordia: asesino de la profesora Teresita Galli se declaró culpable

Concordia: asesino de la profesora Teresita Galli se declaró culpable

Rastros en la escena del crimen, testimonios de sus compañeros de trabajo, videos de cámaras de vigilancia particulares de la zona céntrica de Concordia y mensajes de testo y de audio hallados en celulares secuestrados, dejaron en evidencia cómo fue el proceder de Castillo antes, durante y después del asesinato que conmocionó a la localidad entrerriana.

Según se pudo reconstruir en la pesquisa, Castillo ingresó, alrededor de las 10 de la mañana, a la vivienda ubicada en calle San Luis 1023. Se encontró con Galli, quien resistió al robo y la mató a golpes en la cabeza. Luego revolvió todos los muebles y halló algunas joyas y alhajas, que más tarde pretendió venderle a un joyero de Concordia. Con él intercambió mensajes de WhatsApp, que fueron una de las pruebas claves en su contra.

En la audiencia del juicio abreviado, el fiscal José Arias presentó el acuerdo al que arribó con el imputado, donde expuso el hecho y las evidencias en contra de Castillo. Ahora se aguarda por la resolución del Tribunal, para saber si el caso se cierra con una condena, o si deberá ir a un juicio por jurados. Esta decisión se conocerá el próximo lunes 31 de agosto.

Según informó El Entre Ríos, Castillo se encuentra cumpliendo prisión preventiva que, en mayo el juez de Garantías le prolongó por 90 días, en la Unidad Penal N° 2 de Gualeguaychú. Hasta ese momento, estaba detenido en la Unidad Penal Nº3 de Concordia. La decisión de trasladarlo a la cárcel del sur entrerriano fue adoptada en base a un informe del establecimiento penitenciario de Concordia donde se indicaba que Castillo realizaba actividades sospechosas que hacían pensar en la posibilidad de una eventual fuga.

El crimen de la docente que trabajó en la escuela Comercio Nº 1 se descubrió en la mañana de aquel lunes, cuando una de sus hermanas fue a la casa ubicada a unas siete cuadras de la plaza principal de la Capital del citrus. Momentos antes, un hombre que había sido citado para desarrollar tareas de jardinería la había llamado porque no la atendía. Ante esta situación la hermana de Teresita Galli trató de abrir la puerta y al parecer alguien desde el interior se lo impidió. No obstante alcanzó a divisar que una persona salía por el fondo de la vivienda que está lindante a la escuela Quiroz. De inmediato la mujer alertó a la Policía. Cuando entraron a la vivienda, hallaron a la mujer de 54 años atada de pies y manos con un fuerte golpe en la cabeza, en un pasillo interno de la vivienda que lleva al dormitorio principal.

El caso que consternó a la ciudad impulsó movilizaciones de muchas personas que ahora esperan que la sentencia traiga algo de justicia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario