Paraná
Lunes 19 de Febrero de 2018

Un taller para aprender el antiguo y bello arte de la encuadernación

El sábado 3 de marzo comenzará la actividad, que tendrá cuatro meses de duración. Se trata de una acción para socios de la institución

En la Biblioteca Popular del Paraná comenzará a dictarse un Taller de encuadernación sin adhesivos, a cargo de Graciela Chisty. El mismo tendrá una duración de cuatro meses y dará comienzo el sábado 3 de marzo
Está destinado solo a socios de la biblioteca y el cupo es muy limitado, pero es además una buena oportunidad para que más personas se asocien a la centenaria institución. No es necesario tener conocimientos previos ni llevar material, que estará incluido en el valor de la cuota.
El arte de la encuadernación está directamente relacionado con la necesidad de proteger un bien simbólico plasmado en papel, ya sea la palabra, imágenes o recuerdos preservados en otros formatos. "En este caso, este taller está destinado a cosas un poco más simples, pero que también tienen su importancia, como anotadores o libretas, pero eso no significa que no haya que protegerlos", explicó a Escenario Graciela Chisty, y añadió que para este tipo de encuadernación no se utilizarán adhesivos en el lomo, pero sí en las cubiertas, más que nada, para fines estéticos.
Las técnicas de encuadernación sin adhesivos son muy antiguas y se remontan incluso hasta el siglo II de nuestra era. "Son técnicas que nacen en Europa, pero América tiene también su encuadernación sin adhesivos; los códices mayas eran encuadernados en forma de biombos. Otras formas de encuadernación existían también en el Japón", indicó.
Chisty comenzó a incursionar en este arte con el fin de restaurar los libros que tenía en su biblioteca personal, y de a poco fue descubriendo que la encuadernación era mucho más que una cuestión meramente práctica o útil: "Iba más allá de arreglar un libro o pegar cuatro papelitos entre dos cartones. Es un universo fascinante, porque existe una enorme cantidad de técnicas; hay grandes encuadernadores, incluso en la Argentina. Hay todo un panorama que va desde libros hechos por grandes encuadernadores, con muchos decorados, de gran belleza y mucho detalle; y después hay libros más sencillos, hay técnicas muy antiguas que han sido aggiornadas por encuadernadores modernos. Incluso muchas de las técnicas sin adhesivos que yo enseño tratan justamente de haber puesto al día encuadernaciones muy antiguas".
El arte de encuadernar ha ido cambiando a través de los siglos porque hay materiales nuevos, surgen herramientas modernas y los papeles son confeccionados de diferentes maneras. "Una de las técnicas sin adhesivos es la encuadernación copta, que en este taller no la voy a enseñar porque será de corta duración. Es una técnica que data del siglo III aproximadamente y hay algunos ejemplares que se han encontrado en bastante buen estado. Después, en Europa, más o menos en el siglo XI o XII comienza a encuadernarse el libro como lo conocemos ahora, con cuadernillos cosidos, aunque en esa época se hacían con tapas de madera forradas en piel. Hoy por hoy, esos libros resultarían muy pesados y molestos para trasladar, pero gracias al cartón, que es un invento árabe, eso cambia. Hasta la actualidad a las tapas duras las hacemos en cartón. Es realmente un universo, los encuadernadores empezamos por adquirir las primeras nociones sin saber que luego se transformará en una pasión", destacó Chisty.
El taller se dictará los sábados de 9.30 a 11.30 en la Biblioteca Popular, Buenos Aires 256. Por consultas, comunicarse al 4076885 o al e-mail grachisty@hotmail.com.

Comentarios