Secciones
Teatro

Más de 1.500 personas ya disfrutaron del 35° Encuentro Entrerriano de Teatro

Hasta mañana y de manera gratuita, los uruguayenses viven una gran fiesta del teatro, con funciones intervenciones, talleres y charlas

Viernes 24 de Mayo de 2019

Funciones, intervenciones teatrales en espacios públicos, capacitaciones y charlas abiertas con acceso gratuito ya convocaron en Concepción del Uruguay a gran marco de público y trabajadores de las artes escénicas. El encuentro, que se desarrolla desde el miércoles, se extenderá hasta mañana.
Durante cinco días Concepción del Uruguay se convierte en una vidriera para el teatro entrerriano. La programación del encuentro cuenta con la participación de elencos de toda la provincia, obras de teatro invitadas, capacitaciones, charlas abiertas, intervenciones teatrales en bares, en casas particulares y en la calle, gastronomía y muestra de fotografías a 50 años del primer Encuentro Entrerriano de Teatro.
El objetivo del evento es que sea una fiesta para los elencos teatrales pero también para el público entrerriano y, sobre todo, para la gente de la costa del Uruguay, que tiene una larga tradición de teatro independiente. La Histórica fue la sede elegida por su historia en el desarrollo de esta disciplina, desde las décadas del 60 y el 70 junto con Concordia, Gualeguaychú y Gualeguay.
Mientras tanto, la fiesta del teatro sigue atrayendo a los uruguayenses en torno a la Plaza Francisco Ramírez. Más de 1.500 personas ya disfrutaron de las diversas propuestas que ofrece el encuentro. En la jornada de apertura un grupo de jóvenes actores sorprendió al público con una "hinchada teatral" y textos de Shakespeare en una reinterpretación picaresca, de tintes futboleros, con bombos y vestimenta de los clubes locales como Parque Sur, Agrario Rocamora, el Lobo y Atlético Rivadavia. A continuación, otra intervención teatral recreó la familia romana en referencia a la dramaturgia italiana, al teatro y sus orígenes antiguos.
En tanto, el jueves por la tarde, sorprendió un grupo de actrices que tomaron las calles como inspectoras de Tránsito, de la mano de un promotor que hacía las veces de mediador, explicando que concedían levantar la multa si los automovilistas se comprometían a asistir a las funciones gratuitas. El intercambio provocó situaciones de risa y de buen humor como un modo diferente de promover la programación del encuentro.
En la misma esquina, una casa rodante que simulaba estar averiada invitaba a pasar al interior y encontrarse con Una actriz en fuga, interpretada por María Fiorentino, que propone otro modo de llegar al teatro para sentarse en un mano a mano con el espectador.
A sala llena la Biblioteca del Colegio Urquiza fue otro de los espacios preparados para una performance de Juan Palomino y Charo Bogarín con texto de Julio Cortázar. Ante la importante afluencia de público se tuvo que repetir la intervención.

Degustación de teatro
La intención de estos contactos breves con el público fueron provocar las ganas de ver teatro, como quien vislumbra una muestra de lo que puede disfrutarse ingresando en alguna de las salas previstas. Tanto el Auditorio Scelzi, el salón del Colegio Urquiza y la sala del espacio cultural La Gotera se vieron colmadas durante el segundo día por la cantidad de personas que concurrieron.
Los comentarios a la salida de las salas fueron muy diversos, muchos se fueron con la sensación de haber visto algo inesperado, raro, poco frecuente. Además se acercaron muchos estudiantes, entusiasmados por poder disfrutar de miradas e historias diferentes en su ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario