Secciones
Crimen de los Rugbiers

Máximo Thomsen y Ciro Pertossi fueron identificados como los autores de los golpes mortales a Fernando

Fuentes de la investigación indicaron que los testigos lo señalaron como responsable del violento hecho

Jueves 23 de Enero de 2020

Dos testigos reconocieron a Máximo Thomsen como la persona que golpeó a Fernando Báez Sosa cuando estaba inconsciente, en el piso, durante la rueda de reconocimiento que se desarrolló en el Centro de Convenciones Néstor Kirchner, en la ciudad de Villa Gesell.

Thomsen es uno de los imputados como coautor del crimen. El otro que también fue individualizado por los testigos fue Ciro Pertossi. Fuentes de la investigación indicaron que los testigos lo señalaron como responsable del violento hecho.

Nota Relacionada: Los rugbiers pararon a desayunar medialunas y alfajores antes de ser trasladados

El abogado Fernando Burlando, quien representa legalmente a los padres de Fernando Báez, adelantó que “hubo resultados positivos: dos testigos reconocieron a Máximo Thomsen como que fuera la persona que golpeó a Fernando cuando estaba inconsciente".

Este jueves se llevó a cabo la primera de las cuatro jornadas de rueda de reconocimiento a los rugbiers detenidos por el asesinato del joven, en la que testigos buscarán esclarecer el rol que tuvo cada uno de ellos en el crimen que se cometió durante la madrugada del sábado pasado a la salida de un boliche. Participaron de la ronda tres amigos de la víctima y fueron sometidos los diez acusados.

Pasadas las 19 de este jueves, el letrado, además, reveló que la rueda de reconocimiento tambiéndio “positivo para Enzo Comelli (acusado como partícipe necesario)”, como quien le propinó "el primer golpe”.

Nota relacionada: Caso Fernando Báez Sosa: Claves para comprender el caso

“Dada las circunstancias y la calificación, es muy difícil establecer una graduación de pena porque la pena que se establece para esta clase de delitos es solamente la de prisión perpetua. Si bien se podrá diferenciar qué actividad tuvo cada uno, creo que todos, por lo menos hasta el momento, son responsables”, comentó Burlando

En total, fueron llamados tres testigos. Los amigos de la víctima estuvieron separados de un vidrio espejado a través del que vieron a los cuatro rugbiers, pero no al revés, con la intención de poder individualizar qué fue lo que hizo cada uno de acusados durante la golpiza mortal.

Los imputados pasaron individualmente, pero acompañados de tres personas más que no tienen que ver con el caso aunque poseen características físicas similares.

Estos “extras” que participaron en el procedimientos, fueron reclutados por la Policía Bonaerense en las paradas de colectivos y a la salida de boliches. Algunos protagonizaron una escena curiosa: debieron empujar el minibús de la fuerza, que se había quedado estancada en la arena frente a la Jefatura de Policía Distrital de Villa Gesell.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario