Secciones
Vaticano

El Vaticano confirmó la expulsión de sacerdote condenado por abuso sexual

El obispo de Reconquista notificó la resolución del Vaticano a los padres de las víctimas, un niño y una niña que fueron violados por el cura

Viernes 02 de Julio de 2021

El exsacerdote Néstor Monzón fue expulsado definitivamente por la Iglesia Católica del estado clerical. La decisión del Vaticano fue comunicada por el Obispado de Reconquista a través de una carta del obispo, Angel José Macín, dirigida a las familias que denunciaron a Monzón por abuso sexual de menores. El exclérigo fue condenado en diciembre de 2019 a 16 años de prisión por el abuso de un nene y una nena de 3 y 4 años.

Según se detalló en el escrito del Obispado, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, comunicó que la Santa Sede impuso la dimisión del estado clerical de Monzón tras haber sido hallado culpable del “delitum contra sectum cum minore”.

Monzón cometió los delitos por los que fue condenado por la justicia y luego expulsado por la Iglesia cuando estaba al frente de la parroquia María Madre de Dios, de Reconquista.

Ahora, al agotarse las instancias de apelación, se confirmó la decisión del Vaticano. El siguiente es el texto del Obispado de Reconquista a las familias de las víctimas: “Por la presente cumplo en informales que, el 1 de junio de 2021, el prefecto de Ia Congregación para Ia Doctrina de la Fe y moderador del Colegio para el Examen de los Recursos. SER, cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, ha comunicado que: (en referencia) al caso del reverendo Néstor Fabián Monzón, sacerdote incardinado en su diócesis a quien se le ha impuesto la dimisión del estado clerical tras haber sido hallado culpable del delitum contra sectum cum minore, después de un atento estudio del caso”.

“Contra el decreto este Dicasterio recurso es inadmisible. En consecuencia siendo la mencionada decisión del 26 de octubre del 2020, definitiva para todos los efectos de ley. Luego de haber recorrido todas las instancias previstas por el derecho en las causas llamadas de ‘delictiva graviora’, el proceso administrativo penal, llevado a cabo en la Diócesis contra el reverendo Néstor Fabián Monzón, ha llegado a su finalización”, indica.

De la misiva enviada por la Santa Sede surgen los siguientes efectos jurídicos: la pena de expulsión del estado clerical, impuesta a la persona de Néstor Monzón, mediante el decreto 044/19, del obispo de Reconquista y confirmada por el decreto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del 26 de octubre de 2020, es definitiva.

El 29 de junio de 2021, se notificó a Monzón, de la resolución de la Santa Sede y dicha pena adquirió plena vigencia, con todos los efectos, ad normam iuris.

La pena expiatoria perpetua de la expulsión del estado clerical, impuesta a Monzón conlleva la pérdida de todos los derechos que emanan de la condición de clérigo, deja de estar sujeto a las obligaciones del estado clerical, se le prohíbe ejercer el ministerio sacerdotal y todas las acciones que derivan de la potestad de orden. También queda privado de todos los oficios, funciones y de cualquier potestad delegada que hubiera recibido, publicó La Capital.

El caso

Monzón fue condenado a 16 años de prisión en diciembre de 2019 por la Justicia ordinaria y en 2020 expulsado de la Iglesia. Había sido suspendido en 2016 cuando se asentó la denuncia en su contra. Los abusos investigados fueron cometidos entre el 26 y el 27 de noviembre de 2015 en una casa perteneciente a la diócesis de Reconquista –en la que vivía el acusado– ubicada dentro del predio de la parroquia María Madre de Dios. “En esta sede religiosa, el hombre cumplía funciones como sacerdote”, precisó entonces el fiscal Alejandro Rodríguez.

“Las víctimas fueron una niña y un niño muy pequeños, a quienes no sólo sometió sexualmente, sino que también hizo que se observaran mutuamente mientras eran abusados”, agregó

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario