Secciones
Viaje espacial

La cápsula de Jeff Bezos voló 11 minutos y tocó tierra

Detalles del viaje de 11 minutos de la nave New Shepard al espacio que realizó el multimillonario fundador de Amazon, Jeff Bezos

Miércoles 21 de Julio de 2021

El multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló este martes al espacio en un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave New Shepard de la empresa Blue Origin.

Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk, con 82 años, y Daemen, con 18, son respectivamente la persona de más edad y la más joven en viajar al espacio. Lo hicieron a bordo de una cápsula con amplias ventanas, lo que les brindó unas espectaculares vistas a la Tierra. Y es que la New Shepard, construida por la empresa de Bezos Blue Origin, está diseñada para servir al naciente mercado del turismo espacial.

Embed

El cohete New Shepard, al que iba a adosada una capsula que transportaba a los cuatro tripulantes, despegó a las 8.11 hora local desde un remoto en el desierto en el oeste de Texas, a unos 40 kilómetros de Van Horn, un pueblo de menos de 2.000 habitantes. El New Shepard ascendió a una velocidad superior a Mach 3 en la escala supersónica impulsado por hidrógeno y oxígeno líquidos, sin producir emisiones de carbono. La nave ascendió a unos 106 kilómetros, por encima de la denominada Línea de Karman, a unos 100 kilómetros de la superficie, el límite entre la atmósfera y el espacio.

Jeff Bezos New Shepard 1 Portada.jpg

Tras el ascenso, la capsula se separó de su propulsor y los astronautas pasaron unos minutos por encima. Luego de pasar unos minutos en el espacio, la capsula descendió en caída libre antes de desplegar tres paracaídas gigantes que frenaron el descenso antes de que un retropropulsor permitiera un aterrizaje suave en el desierto.

Embed

"¡Dios mío! Mis expectativas eran altas y fueron superadas drásticamente", dijo Bezos al volver a la Tierra.

"La 0gs [fuerza gravitacional cero] fue una de las grandes sorpresas porque se sentía tan… normal. Era casi como si los humanos hubiéramos evolucionado para estar en ese ambiente, lo cual sé que es imposible. Se sentía tan sereno, en paz". “Ojalá mucha más gente pueda hacerlo” expresó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario