Brasil
Jueves 18 de Mayo de 2017

Miles de personas salieron a las calles a pedir la renuncia de Temer

El presidente de Brasil se aferra al cargo luego de que se conocieran audios en que avala el pago de sobornos a un diputado.

MIles de personas salieron este jueves por la noche a las calles de las principales ciudades de Brasil para reclamar la renuncia del presidente MIchel Temer y a pedir la anticipación de las elecciones generales.

Las protestas más importantes se registran en Brasilia, Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte y San Pablo, según reportó la prensa local. La movilización fue convocada por frentes de izquierda pero también participan los grupos de derecha que el año pasado respaldaron la asunción de Temer tras la destitución de Dilma Rousseff.

Los manifestantes reclaman convocar a elecciones, reclamo compartido con varios miembros de la base aliada que hasta hoy respaldaba a Temer.

El presidente negó más temprano su renuncia luego de que fueran divulgados los audios grabados por orden judicial durante su conversación con Joesley Batista, el magnate dueño del mayor frigorífico del mundo, JBS. En ese audio, Temer fue acusado de avalar el pago de sobornos que JBS le realiza al ex diputado Eduardo Cunha, preso en la Operación Lava Jato, por lo cual el Supremo Tribunal Federal investiga al mandatario por obstrucción de la justicia.

Los audios de Temer en la conversación con Batista fueron liberados a la prensa por el Supremo Tribunal Federal. Batista lleva un micrófono en un audio que dura poco más de media hora en la conversación grabada a inicios de marzo.

Crisis política
El presidente de Brasil dijo que no renunciará, pero su supervivencia en el cargo frente al terremoto político provocado por escuchas está amenazada por siete pedidos de juicio político, el quiebre de su base de apoyo en el Congreso y manifestaciones que claman por elecciones anticipadas.

Los planes para elegir un sucesor de Temer estuvieron en el centro de los diálogos comandados por el presidente de la Cámara de Diputados y número 2 del país, Rodrigo Maia, debido a que si el presidente cae, en esta fase del mandato, el Congreso debe realizar una elección para elegir al sucesor, un tapón que pueda al menos nadar en aguas turbias de corrupción y descrédito popular.
En medio del derrumbe de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, la depreciación del real de casi un 8% ante el dólar y manifestaciones que se realizaban esta noche para pedir "elecciones ya", Temer resolvió permanecer en el cargo y enfrentar las acusaciones de que avaló el pago de sobornos.

Comentarios