Robo
Lunes 19 de Febrero de 2018

Ladrones robaron dos comercios a mano armada y desvalijaron una fundación

Almacenes de la zona este fueron blanco de violentos atracos, y a la entidad que trabaja con la bulimia y anorexia ingresaron de noche

La inseguridad en Paraná golpeó en dos locales comerciales de la zona este y en una fundación ubicada cerca del centro. En los primeros se tratarían de los mismos ladrones que con idéntico modus operandi asaltaron los negocios, en tanto que aún no se sabe quién ingresó a las oficinas de la organización que trabaja en la problemática de bulimia y anorexia.

Este último sucedió el domingo por la noche, cuando desconocidos ingresaron a la sede de la Fundación Centro Paraná, ubicada en Courreges 456, en la capital entrerriana, y se llevaron un servidor (en el que estaban las historias clínicas de las pacientes), un televisor plasma, el motor de un ventilador y matafuegos, entre otros elementos muy valiosos para las actividades de la entidad. Además, como una burla, uno de los ladrones estampó su firma en el borde de una mesa: "G. G. estuvo aka".
Estaba previsto colocar alarmas y cámaras en el lugar, pero dado que los adolescentes y jóvenes que reciben atención en el lugar padecen, en muchos de los casos, de hipotermia, las autoridades de la fundación priorizaron invertir en la conexión al gas natural, para que el espacio cuente con calefacción.
"Una bronca tenemos. Hace 20 años que trabajamos en esto. Todo lo que tenemos acá es a partir de mucho esfuerzo, de venta de empanadas, de actividades para recaudar fondos. Esos elementos ahora seguro serán vendidos por mucho menos de su valor y el no tenerlos para nosotros significa un retroceso enorme", lamentó en diálogo con UNO Rodolfo Montero, titular de la Fundación Centro (continuidad de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia, Aluba).
Según relató el consultado, los ladrones saltaron una reja de dos metros al ingreso y rompieron una ventana, ingresaron por ahí. En el caso del ventilador, se llevaron el motor, porque no pudieron sacar las patas.
"Hasta dejaron un autógrafo, pero personal de Criminalística no logró recolectar huellas", aseguró, lo que complica un poco más identificar a los autores del atraco.
Montero difundió el hecho delictivo que padecieron a través de las redes sociales, donde la indignación fue generalizada. Tras radicar la denuncia en la comisaría primera, la Policía revisó el lugar, no encontró huellas y por estas horas se buscan cámaras de vigilancia particulares que puedan tener casas o comercios de las inmediaciones para ver si se registra el paso de sospechosos. Hasta ahora no hay rastros y la posibilidad de recuperar las cosas se va esfumando, aunque no pierden las esperanzas.

Dos ladrones asolan el este
Dos sujetos que se movilizan en un vehículo tienen a maltraer a comerciantes de la zona este de Paraná. Ayer fueron dos los atracos que sucedieron y que se presume fueron perpetrados por los mismos sujetos, quienes actuaron a mano armada, pero no se descarta que también estén vinculados a otros hechos de inseguridad ocurridos en esta área de la capital provincial, principalmente jurisdicción de la comisaría tercera.
Por un lado, en horas del mediodía dieron el golpe en un almacén ubicado en calle Fray Mocho, y poco después le tocó a una granja radicada sobre avenida Blas Parera. En el primer caso mencionado, golpearon a la joven que atendía, quien debió recibir asistencia médica. Luego de robarle algunos elementos, se retiraron a bordo de un auto.
La víctima de 27 años es, junto a su pareja, dueña del local. Su madre relató a Elonce TV: "Entraron dos tipos y mi hija no tenía plata porque todavía no había vendido. Ella les dijo que no tenía plata porque es lunes y no había vendido. Y por eso, uno que tenía un arma, empezó a golpearla y a maltratarla".
"Cuando se fueron pidió auxilio pero no podía comunicarse porque le habían robado el celular y un vecino llamó a la Policía. Le agradezco mucho a los vecinos que la ayudaron", dijo Nélida, quien explicó que su hija fue llevada en ambulancia hacia el hospital, debido a los golpes que había recibido en el violento asalto.
Por otro lado, dos ladrones que se movilizaban en un auto de idénticas características al hecho mencionado asaltaron de igual manera un negocio ubicado en Blas Parera 102, a pocas cuadras del anterior.
Se trata de la despensa llamada Granja Paulina, donde uno de los delincuentes, a punta de pistola y bajo amenazas se apoderó de la recaudación del comercio para luego darse a la fuga en el rodado.
Tanto el personal de la comisaría tercera como los investigadores de la División Robos y Hurtos de la Dirección Investigaciones de la Policía están abocados a la pesquisa y la búsqueda de los asaltantes, bajo instrucciones de la Fiscalía. Hasta anoche no había novedades sobre posibles sospechosos en la mira, pero no se descarta que en las próximas horas se realicen procedimientos tendientes a esclarecer los hechos, antes de que la seguidilla de robos continúe.

Un "Bebe" detenido
Un joven de 18 años fue detenido ayer a partir de varios allanamientos simultáneos realizados en barrio Belgrano, de Paraná. Se trata de un muchacho apodado Bebe, de apellido Framulari, quien era buscado por varios hechos delictivos, entre los que figuran robos, hurtos y causas por abuso de armas, según se informó desde la Policía.
El mismo fue trasladado a la Alcaidía de Tribunales, donde quedó alojado a disposición de la Justicia, y la Fiscalía le imputará la serie de delitos de los que creen que el muchacho es responsable.
Por otro lado, se informó que personal policial de la comisaría 13ª de la zona sur de la capital provincial recuperó una desmalezadora ayer en horas de la mañana.
Un hombre de 54 años alertó a la Policía sobre personas desconocidas que le sustrajeron dicho elemento de su vivienda ubicada en avenida Ramírez, alrededor de las 10.30.
Los uniformados rápidamente se abocaron a la búsqueda de la máquina y la localizaron abandonada pocas cuadras. La misma fue secuestrada por disposición de la Justicia, y se labraron las actuaciones correspondientes para ubicar a los autores del hecho, aunque aún no hay nadie identificado.

Comentarios