Acoso
Miércoles 30 de Mayo de 2018

Facultad de la Uader niega no haber dado respuestas a víctimas que denunciaron a un profesor

El "equipo de Gestión FHAyCS Uader" cuestionó la versión de víctimas, referida en una crónica de UNO publicada el domingo

Luego de la publicación de UNO el domingo, en la sección Policiales, donde se describió la situación de falta de respuestas a víctimas de un docente de la Uader denunciado por abuso y acoso (Conrado Astudilla), desde la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales hicieron uso de su derecho a réplica, donde negaron las referidas dilaciones y falta de respuestas. Explicaron lo que hicieron las autoridades desde el 7 de marzo, pero no agregaron más a lo ya informado en el artículo que se cuestiona.

El documento enviado a UNO ayer, firmado como "equipo de Gestión FHAyCS Uader", sostiene: "Con la convicción de que la información proveniente de nuestra institución será considerada en este delicado tema, quisiéramos clarificar algunos puntos expresados en el artículo donde se vierten acusaciones injustificadas, se brinda información errónea sobre el proceso llevado adelante por la institución y se genera una opinión que lesiona la imagen pública de la misma".


Aclaran: "No hemos recibido ninguna solicitud ni del periodista que firma la nota (por José Amado) ni del medio en sí, para proveer información o expresarnos sobre un tema que como Facultad nos involucra". Esto, vale aclarar, no es condición para la redacción y publicación de una crónica periodística, que cuenta con suficientes fuentes para acreditar lo que se sostiene.

Continúa la réplica: "El Consejo Directivo de la FHAyCS/Uader en la sesión del 7 de marzo de 2018; trató de manera reservada e inmediata una denuncia presentada por una estudiante al Programa Igualdad de Géneros, sexualidades y derechos, que involucra a un docente de la casa. Tratado el tema, se resolvió: 1- Iniciar un proceso de Instrucción Sumaria. 2- Separar al docente de su cargo por noventa días. 3- Establecer el no ingreso del docente a ninguna dependencia de la Facultad. 4- Garantizar el acompañamiento de la estudiante".

"Siguiendo lo que indica nuestro Protocolo de Actuación frente a las Violencias y las Conductas Discriminatorias, lo primero que se define es una acción preventiva, de protección a la denunciante. Por esto se inicia una Instrucción Sumaria donde se determina suspender de su cargo al profesor denunciado por un plazo de 90 días, para asegurar la investigación y garantizar la continuidad académica de la estudiante sin perturbaciones ni alteraciones de su integridad moral, psíquica y física; y establecer además la restricción de ingreso del docente a todas las dependencias de la Facultad", agregaron.

"De este conjunto de definiciones fueron notificados el docente, la denunciante y los actores institucionales competentes en el marco de la reserva legal aplicable al caso. La denuncia se tomó; no se encuentra paralizada como esgrime el artículo; se la tramitó de manera inmediata en Consejo Directivo, máximo órgano de gobierno de la Facultad que cuenta con representantes estudiantiles, docentes, administrativos, graduados y en el que confluyen diferentes fuerzas políticas de la Universidad. Tratado en Consejo se pusieron en marcha las acciones que corresponden al caso para garantizar el debido proceso; desde la responsabilidad institucional que nos compete", aseveraron.


Embed

"Se designó una instructora sumariante, una abogada, en estrecha relación con la Asesoría Legal del Rectorado de la Universidad y con abogados especialistas en la temática de violencia de género. A la par, se conformó una Comisión Ad Hoc de Consejo Directivo, encargada del desarrollo de un plan de acción que permita a la denunciante desarrollar su trayecto académico en forma normal y seguir el cumplimiento de las restricciones impuestas al denunciado. Se debe aclarar que esta Comisión no efectúa la Instrucción Sumaria, como expresa el artículo, sino que acompaña el proceso como órgano asesor en lo referente a trayectorias académicas y en el cumplimiento de las restricciones. Esta Comisión se encuentra en funcionamiento y ha sesionado en varias oportunidades", detallaron.

"La Instrucción Sumaria, que se desarrolla bajo estricta aplicación de normas procesales determinadas por la provincia, se encuentra en este momento en período de recolección de pruebas en el marco de los plazos establecidos por el CD. Es importante señalar que luego de ser notificado el docente denunciado, solicitó al Consejo Directivo un Recurso de Revocatoria que fue rechazado por el cuerpo. A posteriori, y con fecha 14 de mayo, el docente denunciado presentó al Consejo Superior de la Universidad un recurso de Apelación Jerárquica; que fuera también rechazado por unanimidad, dando lugar a la continuidad de la suspensión", indicaron.

"Al caso que da inicio al sumario mencionado, se incorporan dos denuncias de otras estudiantes que involucran al mismo docente. Una realizada con anterioridad y otra con posterioridad. De la relación con las denunciantes, en tanto, se ocupa el equipo del Programa Igualdad de Géneros, Sexualidades y Derechos de la Facultad. La denuncia será esclarecida, porque institucionalmente se está trabajando para eso, respetando todos los pasos necesarios. Las dilaciones que afirma el artículo no son tales, porque el plazo establecido por Consejo Directivo es de 90 días hábiles y el docente se encuentra hoy separado de su cargo. Vencido este plazo la Instructora Sumariante deberá presentar su informe ante Consejo Directivo para proceder a la toma de decisiones al respecto", sostuvieron.

"Las respuestas que el artículo solicita y afirma que no están, se han dado desde el momento de la denuncia el 7 de marzo y de manera inmediata; pero las decisiones de fondo deben ser tomadas siguiendo los protocolos de actuación en un caso de violencia de género y garantizando el debido proceso. ¿Que institucionalmente no se le da relevancia al tema? Muy por el contrario. Es un caso que nos preocupa y del que nos ocupamos; con la seriedad y la responsabilidad que conlleva un tema que involucra a nuestras estudiantes, mujeres, actores institucionales y en una temática tan sensible. Trabajar en estos casos con responsabilidad, sienta también precedentes, en instituciones que propiciamos y estamos inaugurando protocolos de actuación al respecto", auspiciaron.

Por último, descargaron: "No se burocratizan los planteos, como esgrime el artículo, sino que se trabaja desde la responsabilidad institucional que el caso amerita. La Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Uader, trabaja y sostiene un compromiso institucional con el tratamiento de estas problemáticas, en un marco de respeto por los DD.HH. y por un ámbito libre de violencias".

Comentarios