Secciones
Juicio

De víctima y testigo de un crimen a prisión perpetua por ser el asesino

De los tres imputados dos fueron absueltos por el beneficio de la duda. La Fiscalía adelantó que estudiará el fallo para ir en Casación.

Viernes 14 de Febrero de 2020

Alberto Daniel García tiene 40 años y pasará el resto de su vida en prisión. Su rostro denotó sorpresa cuando el juez Pablo Vírgala dictó la absolución por el beneficio de la duda de las dos personas que él había señalado como las autoras del homicidio de Pedro Larsen, un jubilado de Bajada Grande que fue asesinado el 1º de diciembre de 2018 durante un asalto.

El hoy condenado siempre estuvo ligado a la causa. Primero como víctima, porque supuestamente había sido golpeado durante el atraco ocurrido en la casa situada en calles Procesión Náutica y Cortada H. Después como testigo principal del caso. Es ahí donde aportó los nombres de los supuestos autores del crimen: Rafael Valentín Martínez, alias Rafa, de 26 años, y Diego Gabriel García, de 27. Sin embargo su coartada se fue cayendo producto del trabajo de los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo junto con la División Homicidios. Primero probaron que las lesiones que supuestamente tenía Alberto García no fueron graves como para dejarlo inconsciente. Luego establecieron que su relato tenía varias incongruencias y después le encontraron un televisor de Larsen en su casa y dinero en efectivo en una suma similar a la que los hijos del jubilado decían que su padre tenía. Según se estableció Larsen retiró de un cajero automático 9.000 pesos y compró una tableta de Ibuprofeno a 50 pesos. Los 8.950 pesos que le quedaron a la víctima aparecieron en la casa del hoy condenado.

A pesar de lo dura de la pena, el tribunal integrado por Vírgala, Carolina Castagno y José María Chemez le permitió a García mantener el arresto domiciliario hasta que el fallo quede firme.

Los jueces no creyeron en la versión que dio el hombre defendido por Leopoldo Cappa y José Velazquez. Marcaron que hay varias contradicciones.

“Está probado que García conocía muy bien a Larsen. Era muy probable que García supiera que el occiso hubiera ganado una plata en el casino. Lo concreto es que García es el autor de la muerte de Larsen o es quien facilitó el ingreso de sus cómplices. En un aporte dramáticamente útil”, y añadió: “Larsen no podía sobrevivir al robo. Por eso había que matarlo, porque si no García no tenía coartada. El homicidio de Larsen no fue en ocasión de robo, sino que Larsen fue asesinado para procurar la impunidad del robo. No se sabe si García aplicó violencia física sobre Larsen. Pero su aporte fue determinante para el ingreso de alguien más a la casa. En la división de roles el aporte de García es relevante. El haber ejercido violencia física o no es irrelevante”.

Para los jueces, “el único al que Larsen podía reconocer era a Alberto García. Este dijo que le abrió la puerta a los ladrones y que lo golpearon. Dijo que Larsen le prestó la televisión para ver los partidos de fútbol, pero él no tenía luz eléctrica en la casa y el control remoto estaba en la casa de la víctima. Larsen lo podía reconocer si no era muerto”. Además, el condenado había manifestado que el dinero lo había recibido por miedo, algo que también el tribunal desestimó.

Beneficio de la duda

Diego García y Rafael Martínez quedaron en libertad ayer tras la lectura del veredicto. Ambos acusados fueron representados por los defensores oficiales Jorge Sueldo y Jorge Balbuena. Para los jueces, las pruebas no logran conmover el estado de inocencia que tiene un ciudadano. “Estamos conformes con el fallo. La Justicia terminó receptando los argumentos de la defensa oficial de que no había pruebas objetivas que vincularan, si bien nosotros postulamos la absolución lisa y llana el tribunal optó por la absolución por el beneficio de la duda”, precisó Sueldo.

Los pasos a seguir

“Este fue un homicidio agravado por criminis causa en concurso con un robo”, afirmó el fiscal Juan Malvasio al mostrarse “conforme con la condena a prisión perpetua”. Además aseguró: “Una vez que tengamos los fundamentos de la sentencia, evaluaremos si hacemos uso del recurso de Casación (por la absolución de los otros dos imputados), o si nos convence la valoración del tribunal dejaremos cerrado el caso”.

Los Larsen, conformes con la condena

Los cuatro hijos de Pedro Larsen se mostraron conformes con la condena y en especial con el trabajo de los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo. “Queremos felicitar el trabajo de los fiscales y el trato humano que tuvieron con nosotros. Lástima que no se pudo asociar a las otras personas”, dijo Cristian, uno de los hijos de la víctima.

“Se hizo justicia, pero el dolor nos queda porque más que perpetua no podemos pedir. En parte estamos conformes, porque si está recluido toda su vida, por lo menos, no le hará daño a nadie más”, afirmó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario