Escenario
Viernes 16 de Febrero de 2018

Un músico paranaense devenido actor de la mano de Murga, Scorsese y Caetano

UNO TV dialogó con el joven artista Alián Devetac, tecladista de la banda local Fame que se abre paso en el mundo del cine

Alián Devetac es un actor y músico paranaense. Se destacó por su participación en dos películas en las que obtuvo elogios de la crítica: La tercera orilla, de la también paranaense Celina Murga, que contó con la producción nada menos que de Martin Scorsese, y más recientemente El otro hermano, de Adrián Caetano, con la actuación, entre otros, de Leonardo Sbaraglia y Daniel Hendler.
En charla con UNO TV contó cómo entró al mundo del cine y a la grandes producciones, sin tener formación actoral previa. En primer lugar, se refirió a la experiencia del rodaje de El otro hermano, donde interpreta a Danielito, el ayudante de un secuestrador: "Fue una experiencia hermosa, aprendí mucho porque yo nunca estudié actuación. Aparte, Leo (Sbaraglia) al ver que yo estaba predispuesto a aprender me enseñaba cosas, quedó una relación muy linda. Es como que en los rodajes se forma una familia temporal, porque hay muchas personas conviviendo en un hotel durante meses".
Alián es profesor de Música y toca el teclado y canta en una banda de rock llamada Fame, que a principios de marzo dará un recital en el Puerto Nuevo de Paraná. Sin embargo, hasta su primera incursión en el cine de la mano de Celina Murga nunca había tenido ninguna experiencia actoral. "Fui a un casting acá en Paraná, Celina Murga buscaba justamente chicos que no fueran actores. Acompañé a un amigo que me invitó, yo no quería ir, soy muy tímido, nunca había actuado ni en la escuela. Pero él me dijo 'llevame, vos que tenés moto'. Cuando llegamos nos dieron un papel a cada uno para que nos anotáramos y al final decidí probar y quedé", recordó.
Justamente, por ser su primera experiencia, requirió de toda la ayuda posible. "Cuando hice La tercera orilla hice un entrenamiento actoral con María Laura Berch, que después fue mi coach y con eso aprendí técnicas, cómo trabajar el guión, líneas de pensamiento, la curva dramática, varios conceptos. Sigo teniendo contacto con ella, entonces cada vez que sale algo la hablo y me da sus tips".
Consultado sobre su veta como músico ayuda a la hora de actuar, Devetac lo confirmó: "Me gusta componer y eso te aporta un costado creativo. Soy profesor de Música, todavía no me recibí, pero enseño y eso te lleva a ser creativo, improvisar. Creo que todos tenemos un artista a desarrollar, hay que animarse a ser más artista en la vida cotidiana".
El joven actor prefiere quedarse en Paraná, a pesar de que recibió ofertas para radicarse en Buenos Aires "Por ahora la llevo bien, no tengo intenciones de irme a otra parte. Si sale un casting prefiero viajar a Buenos Aires, que no es tan lejos tampoco", dijo.
Próximamente se presentará a un casting para una película de Nicolas Herzog, que se llamará La sombra del gallo, su ópera prima de ficción.

Comentarios