Música
Miércoles 17 de Abril de 2019

De la mano de un invitado especial, la Jam celebra 100 domingos de blues

El espacio gestado por AL Blues cumple 100 noches de zapadas. En la ocasión, tocará el londinense Dexter Shaw junto a Daniel De Vita

La Jam de Blues de Paraná celebra sus primeros 100 encuentros y para que la fiesta sea completa, llegará desde Londres uno de los referentes del género en Inglaterra: Dexter Shaw, quien compartirá el escenario con músicos locales y otro invitado especial, el guitarrista porteño Daniel De Vita. La cita será el domingo, a las 21, en Limbo Pub (Güemes y Liniers, Paraná).
El ciclo busca, desde sus inicios, establecer un circuito de Blues en la ciudad de Paraná para compartir y aprender a tocar este estilo tan amado por quienes integran la Asociación Litoraleña de Blues (AL Blues), ensamble de músicos que organiza y gestiona este espacio, donde los músicos que lo deseen pueden sumarse a tocar, previa inscripción vía facebook con quienes organizan la jam. "Le damos mucho énfasis a la parte vocal sobre todo, más allá de la parte instrumental, porque creemos también que el blues no es solo una cuestión instrumental. Algunos malinterpretan la idea de la jam como que si se subieran 30 guitarristas al escenario a zapar 10 horas, y no es esa la onda de nuestra jam, sino que cada instrumento aporte algo a la canción y que haya diversos instrumentos solistas, saxo, armónicas, trompetas, guitarras, bajos, cualquier instrumento", manifestó a Escenario Alejandro Bravo, guitarrista y voz de AL Blues.
"Sostener el ciclo ha sido difícil, sobre todo al principio: no se sabía muy bien de qué iba la Jam, si éramos una banda, si los músicos que no integran la AL Blues podían ir a tocar o no, y demás dudas. Finalmente se dieron muchos y lindos encuentros con músicos de Paraná y otros lugares. Hoy en día, como todo, esta muy difícil económicamente, estamos manteniendo el precio de la entrada para que siga siendo accesible", añadió el músico.
El ensamble se completa con Emmanuel Pérez Escrófine, Guillermo Trobbiani y Misael Pérez Escrófine en bajo y voz; Diego Arnaudín en armónica; las guitarras de Osvaldo Gerlo, Alejandro Migoni, Guido Amado y Agustín Gil; las voces de Ana Contreras, María Gracia Troncoso,Sheila Jofré y Belén Espinosa; Leylén Pérez Escrófine y Guillo Motura en batería; y Aixa Mockert en prensa y producción.
"No tenemos más que agradecimiento, primero y principal al público que nos ha acompañado a lo largo de estas 100 noches de domingo, día en el cual no es muy habitual hacer algo; con frío, calor y lluvias hemos estado ahí tocando los blues para la gente y ese ida y vuelta semanal con el público nos da fuerza para seguir adelante. Y segundo a Limbo, todos en el bar son una gran familia y eso hace más fáciles las cosas. Nos hacen sentir como en casa, trabajamos juntos para sostener el ciclo y somos conscientes también de que, quizás en otro lugar, no hubiese sido posible mantener la Jam. Tenemos un grupo humano muy lindo y eso hace las cosas más fáciles de llevar, músicos de diferentes edades unidas por amor al blues", comentó.
Hace dos años AL Blues arrancó con la propuesta de la jam y fue sumando adeptos hasta convertirse en un clásico alternativo para cada fin de semana. Paraná siempre fue una plaza blusera, pero le faltaba algo que amalgame a las bandas abocadas al género. El espíritu es la improvisación, siempre en el marco de los estándares del blues clásico, los de grandes maestros como Howlin' Wolf, Muddy Waters, BB King, Jimmy Reed, Albert King, Albert Collins y otros.
"La gente nos ha acompañado mucho por suerte, tenemos habitués que van todos los domingos; para algunos somos la salida en pareja, para otros el fin del domingo laboral o simplemente un espacio donde se junta público de diferentes edades y comparten charlas, baile, alegría y después también la mesa. Ha pasado mucha gente por la Jam, hay caras que las ves seguido, otros van una o dos veces al mes y así se ha ido haciendo el 'boca en boca', que también ha sido una forma de instalar el ciclo".
Por la Jam han pasado unos 300 músicos, algunos de ellos van siempre, otros con menos frecuencia. De Paraná –por supuesto– pasando por Buenos Aires, Santa Fe, Rosario, Reconquista, Córdoba y Neuquén hasta artistas internacionales como Nathan James (EE.UU.), Gil David Correia (EE.UU.), Tail Dragger (EE.UU.), Cecilya Mestres (España) y ahora Dexter Shaw.
"Parte del ensamble AL Blues acompañará a Dexter Shaw en Paraná y el viernes 19 estaremos en Reconquista, Santa Fe gracias al esfuerzo y la pasión de Walter Martín Correa, pianista excelente de Blues. Dexter Shaw estará acompañado por Daniel De Vita (Bs.As.) en guitarra, Emmanuel Pérez Escrófine en bajo, Leylen Pérez en batería, Diego Arnaudin en armónica y Walter Martín Correa en piano. Además estaremos compartiendo con Dexter y Daniel algún que otro blues con los demás miembros de la Asociación y gente amiga de la jam", concluyó.




Dexter Shaw, un gentleman blusero

Dexter Shaw nació en la década de 1950 en Londres. Desarrolló su amor por el blues y la música afroamericana escuchando los discos de Rhythm & Blues de su madre. Su primera guitarra llegó a los 11 años y así comenzó a tocar en la calle, en las veredas de los pubs.
A los 18 consiguió un trabajo como ingeniero de sonido para la banda Doctor Feelgood. Después de 10 años de gira volvió a su carrera musical con un amigo de la infancia, Steve West Weston, quien estaba haciendo shows en el circuito local. En las décadas de 1980 y 1990 fue una especie de comodín en la escena de Londres, tocando contrabajo o guitarra con algunos de los mejores grupos de blues: Big Joe Louis and his Blues Kings, King David Purdy, Gordon Smith y Little George Sueref. Formó Dexter Shaw & The Wolftones a fines de los 90, antes de desaparecer de la escena por varios años viviendo en el campo en Francia. Hizo su vuelta a la música en 2016 con su banda actual integrada por su hija Francesca Shaw en contrabajo.

Comentarios