Teatro
Sábado 13 de Abril de 2019

Cuatro días de teatro a cielo abierto con el VI Festival "Corriendo la Coneja"

Del jueves y hasta el domingo, habrá dos funciones diarias en la plaza Sáenz Peña, con obras para disfrutar en familia y a la gorra

Se acerca la sexta edición consecutiva del Festival de Teatro Callejero Corriendo la Coneja. Desde el jueves 18 al domingo 21 de abril, en la Plaza Sáenz Peña de Paraná, habrá dos funciones diarias –a las 16 y 17.30– con elencos internacionales, nacionales y locales; cajas de teatro Lambe-Lambe; módulos interactivos del Museo Puerto Ciencia; taller de poesía pequeña y sobre todo, mucha alegría y diversión.
Luego de tres meses de funciones en el marco del ciclo de teatro callejero Gato con Valija como previa, el Jueves Santo dará inicio esta ya clásica celebración de las artes escénicas-urbanas para disfrutar con mate y reposera en un centro cultural a cielo abierto de la capital entrerriana, como lo es la Plaza Sáenz Peña.
Como todos los años, los espectáculos son a la gorra, lo que permite a los espectadores disfrutar de puestas oriundas de distintos puntos del país y Latinoamérica, tengan o no posibilidades económicas para aportar el coste de una entrada. En caso de lluvia las actividades se trasladarán a la Casa de la Cultura de Entre Ríos (Carbó y 9 de Julio). Habrá asimismo un esmerado servicio de cantina.
Organizado por Compañía Teastral, La Rueda Teatro y Los Macanos Borondongo, para esta nueva edición, el Corriendo la Coneja se viene con muchas novedades. Sobre todo esto, Escenario habló con Juanqui Izaguirre, del grupo Los Macanos: "Este año estuvimos trabajando intensamente para que se dé esta programación con grupos internacionales, de México y Chile, además de elencos de Rosario, Córdoba, Mendoza y Paraná. Es una grilla muy interesante, con espectáculos para toda la familia, que nos ha costado mucho poder llegar a concretarla por las actuales condiciones que estamos viviendo en el país. Así que fue un gran esfuerzo, pero estamos muy orgullosos de la programación que hemos logrado".
Para poder costear parte del festival, hasta ayer se desarrolló el ciclo Gato con Valija, también en la Plaza Sáenz Peña. Fueron 17 funciones entre finales de enero y comienzos de abril: "El Gato con Valija explotó este año, una programación muy nutrida, con la peculiaridad de que son todos elencos de Paraná, más dos elencos de la provincia. Fueron 17 funciones que juntaron bastante público y sirvieron para dar paso a Corriendo la Coneja", comentó.
Sobre los orígenes del festival, rememoró: "Corriendo la Coneja nació por abril de 2011 con Paula Righelato y Ezequiel Caridad, que buscando un espacio en el que poder compartir su propuesta, se juntaron con un grupo que venía de Mar del Plata y plantaron la semilla con funciones diarias durante los cuatro días de Semana Santa. Y ahí se juntaban de a poco, 50 o 100 personas. Al año siguiente nos invitaron a participar a Los Macanos Borondongos y otros grupos, así fue creciendo y llegó a ser lo que es hoy. También es destacable que los tres grupos que organizamos el festival, hayamos logrado este producto más allá de que venimos de diferentes ámbitos y tenemos propuestas estéticas diferentes".
Y la Plaza Sáenz Peña se ha convertido en el hogar de los teatreros que ofrecen su talento y atraen al público ocasional y no tanto: "El festival posibilita programar funciones sin necesidad de depender de una sala, donde cada vez se hace más difícil hacer una temporada. Además, hay que tener en cuenta los costos que implica hacer teatro en una sala, si bien suelen trabajar a bordereaux, hay que pagarles a los técnicos. Todo eso hace que uno busque otras alternativas. Por eso programar funciones en la calle, permite que uno siempre se vaya con algún peso en el bolsillo", manifestó Izaguirre.
Pero, más allá de todo esto, hay un gusto por trabajar en la calle: "Hay una estética del teatro callejero, que tiene que ver con un acercamiento al público que se termina convirtiendo en espectador. De pronto, una plaza es el lugar ideal para poder transformar al público en espectadores. De a poco, gente que nunca ha ido al teatro, tiene la posibilidad de ver un espectáculo en un espacio no convencional. En cierta manera, es entrenar a estos potenciales espectadores que circulan por la plaza, atraerlos al teatro y lograr que cada vez sean más críticos de lo que les contamos, no solamente críticos de las circunstancias de lo social, sino también críticos de los espectáculos que se les presentan. Eso se va consiguiendo a medida que más teatro se ve", concluyó.

Actividades especiales
Además, en el marco del festival, habrá actividades especiales. Mañana, previo al arranque de Corriendo la Coneja, se desarrollará un Taller de Poesía Pequeña a cargo de Rocío Lanfranco y Natalia Garay que brindaran un "Encuentro de producción colectiva de poemas y susurradores para niñes". Esto se realizará a la hora 17, en El Caserío Espacio Cultural (San Martín 411), habilitando a que los poetas del taller que deseen ser parte del equipo de "Los susurradores" que acompañarán durante el Festival.
En tanto, el sábado 20 tendrá lugar una Mesa Redonda titulada "Encuentro de grupos", de la que participarán los artistas invitados al festival y referentes del hacer cultural del país: Aníbal Friederich, Fábrica Cultural (Chaco) y organizadores del Festival Oktubre Callejero (Moreno, Buenos Aires), más los organizadores del Festival Corriendo la Coneja.
Además, a partir del trabajo en conjunto con el Festival Itinerante de Teatro Latinoamericano, el Programa Universitario Prácticas Integrales en Cárceles (FCEdu-FTS UNER) y el Área Educativa UP1, el lunes 22 se presentará en la Unidad Penal N°1 de Paraná la obra mexicana La Espera, a cargo de la Compañía de Teatro Penitenciario de Santa Martha de Acatitla.

Comentarios