Secciones
Escenario

Cine: villano con acento chileno contra la Mujer Maravilla

Pedro Pascal, actor de cine también protagonista de "The Mandalorian", interpreta al adversario de Diana Prince en "Wonder Woman 1984".

Domingo 10 de Enero de 2021

Cuando el actor de cine chileno Pedro Pascal empezó a pensar en su villano de Wonder Woman 1984 (Mujer Maravilla 1984), Max Lord, un nombre le vino a la cabeza: Gordon Gekko. ¿Quién mejor para modelar a su luchador de traje que la personificación de la codicia y la frialdad de los años 80?. Pero la directora Patty Jenkins tenía otra cosa en mente que el personaje de Michael Douglas en Wall Street. “Ella me apartó de esa idea”, dijo Pascal. “Me dijo: ‘Ese no es el polaco que buscamos’".

villano

Pascal, conocido por su trabajo en The Mandalorian y por interpretar los papeles de Oberyn Martell en la cuarta temporada de la serie de HBO Game of Thrones y Javier Peña en la serie de Netflix Narcos, dijo que fue una realización estresante y pensó que podría esconderse tras la superficialidad de un hombre de finanzas frío y calculador. Pero fue una decisión que terminó encantándole al final.

“Fuimos detrás de algo mucho más impredecible y expuesto”, dijo. “Lo que terminó por anclarme a él fue mucho más vulnerable de lo que hubiera sido con un tipo estilo Gordon Gekko”.

En la película, que se estrenó en cines y en HBO Max en Estados Unidos, Max Lord es un padre divorciado, una figura menor de la televisión y un aspirante a magnate petrolero cuya riqueza es mayormente un espejismo hasta que se apodera de una poderosa piedra que concede deseos. “Él es un inmigrante que trata de vivir a la altura de su ideal del sueño americano”, dijo Jenkins.

Pedro Pascal.jpg

Pascal era un admirador del trabajo de Jenkins. Recuerda haber visto Monster en un cine en Manhattan y esperar a que terminaran los créditos para salir de la sala porque no podía parar de llorar. También quedó especialmente conmovido con la escena de Wonder Woman en la Tierra de Nadie.

Entre ambas películas, Jenkins llegó a dirigirlo en un piloto que nunca fue seleccionado. Así que cuando surgió la oportunidad de volver a trabajar juntos, Pascal sabía cuál sería su respuesta.

“No me importaba lo que fuera”, dijo el actor. “Todavía me cuesta hacerme a la idea de la oportunidad”. Sin embargo, admitió que estaba un poquito nervioso con el tema del vestuario: “No soy de esos que lucen muy bien el estilo de los 80, en mi opinión”, dijo riendo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario