Secciones
Alberto Fernández

Qué propone la Ley de Solidaridad de Alberto Fernández

Estos son los principales puntos del texto del proyecto que el presidente enviará el lunes al Congreso para empezar a salir de la crisis.

Sábado 14 de Diciembre de 2019

El presidente Alberto Fernández y su Gabinete trabajan a contrareloj para enviar al Congreso el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que modificará los lineamientos de la la política fiscal del gobierno anterior para redistribuir ingresos, aumentar jubilaciones y AUH.

El proyecto y los decretos que serán enviados el lunes al Congreso combinan cargas fiscales con incentivos.

Las sesiones extraordinarias fueron convocadas hasta el 31 de diciembre y se volverían a ampliar con otro temario, que abarcaría la Reforma Judicial anunciada el martes pasado.

El proyecto de Ley Solidaria contiene medidas de implementación inmediata y delegación de facultades parlamentarias al Ejecutivo. Se contemplará especialmente a las personas de menos recursos.

Para procurar recursos habrá suba en las retenciones, cuyas nuevas alícuotas serán fijadas por el presidente. Aumentará el impuesto a los Bienes Personales. El gravamen será más elevado para los activos de argentinos en el extranjero. Se prevén reducciones o hasta exenciones para quienes los repatríen.

Se impondrá un tributo para las compras con tarjetas de crédito realizadas en el exterior. Se decidirá una moratoria, con esperas y quitas para las deudas fiscales de las PyMes.

Los puntos claves

* Aumentarán las alícuotas del impuesto a los bienes personales. Las tasas serán más elevadas para los activos de argentinos ubicados en el exterior.

* Habrá reducciones o exenciones para quienes repatríen capitales.

* Actualización del tope de cuatro pesos por dólar de retenciones dispuesto en septiembre de 2018. “Indexarlo” por la inflación corrida desde entonces o por el cambio de cotización del dólar será un primer paso. En una segunda instancia se aumentarían las retenciones a la actividades agrícolas más rentables hasta el 30 o 35% y se contemplarían segmentaciones entre productores de distinta capacidad económica.

* Se impondrá un tributo a las compras efectuadas con tarjetas de crédito por turistas argentinos en el exterior.

* Se retocarán y restringirán los mecanismos que permiten a las empresas quitar los ajustes por inflación de sus balances para que no se eluda parte del Impuesto a las Ganancias

* Las empresas grandes deberán tributar más mientras se prevén alivios para las Pymes. Planes de facilidades, con quitas y esperas, para deudas fiscales. Y créditos con tasas menos usurarias que las actuales.

* Se dará marcha atrás con las incorporaciones de funcionarios de rangos elevados al sector público, con un paraguas protectorio de cinco años.

* El debate del Presupuesto 2020 aguarda negociaciones para reprogramar la deuda con acreedores privados y con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fuente: Pagina 12

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario