Frente de Todos

Cristina en El Calafate: "La renuncia de Guzmán fue un acto de irresponsabilidad"

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó duramente a Martín Guzmán en El Calafate, donde encabezó un acto.

Viernes 08 de Julio de 2022

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró el Cine Teatro Municipal de la ciudad de El Calafate, en Santa Cruz, junto a la gobernadora de esa provincia, Alicia Kirchner, y el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk. Tuvo duras palabras para Martín Guzmán, a quien acusó de realizar un acto de irresponsabilidad y desestabilización; a la vez que llamó a "encontrar un punto de coincidencia común, porque sino no va a haber Argentina para nadie".

En ese marco, se refirió a la renuncia de Martín Guzmán a su cargo de ministro de Economía, el sábado pasado. "Fue un inmenso acto de irresponsabilidad política", aseguró.

cristina kirchner calafate.jpg

"Todos los espacios institucionales que he ocupado ha sido a través del voto popular. Esto me ha generado una inmensa noción de responsabilidad política ante nuestra sociedad", indicó la expresidenta.

LEÉ MÁS: Máximo Kirchner: "Guzmán los dejó tirados y ahí está Cristina para sacarlos adelante"

Acto seguido, dijo sobre la renuncia de Guzmán: "Creo también que fue un acto de desestabilización, en cierta manera, institucional. Porque, con el mundo como está, hacerlo enterar al presidente de una renuncia por Twitter, nada menos que del ministro de Economía, no me parece bien".

Y continuó Cristina Fernández de Kirchner: "También es un gesto de ingratitud hacia el propio presidente, que había bancado a ese ministro de Economía como a nadie, enfrentándose inclusive con sus propias fuerzas de la coalición, ¿se merecía realmente eso?".

Embed

Por otro lado, la expresidenta se refirió al episodio que derivó en la salida de Matías Kulfas del Ministerio de Desarrollo Productivo, la licitación del gasoducto Néstor Kirchner: "No es que yo objetaba a la empresa, yo objetaba por qué le habían dado 200 millones de dólares a una multinacional internacional como es Ternium-Techint, que podía conseguir esos 200 millones de dólares en cualquier lado y no sacármelos de las reservas mías. Bueno, hoy Clarín dice que Ternium-Techint acaba de comprar por 460 millones de dólares una fábrica de caños en Louisiana, Estados Unidos. Casi la mitad de de los 200".

"Créanme, yo quiero ayudar", agregó. "Pero ayudar no es callarse la boca y esconder la mugre abajo de la alfombra. Así no se ayuda, se ayuda diciendo la verdad. Y si estoy equivocada, que me convenzan. A mí con argumentos y razones me llevan a cualquier lado. A las trompadas y a cachetadas, a ninguno. Que lo sepan todos y todas".

Enseguida afirmó que "el país merece una discusión en serio de los problemas, en un mundo donde todo tiende a agravarse".

"Ni yo voy a renunciar a mis ideas y tampoco le voy a pedir a nadie que renuncie a las de ellos, pero tenemos que encontrar un punto de coincidencia común, porque sino no va a haber Argentina para nadie", completó Cristina Fernández de Kirchner. "Sin rencores y con mucha esperanza debemos autoconvocarnos para la construcción de una argentina en paz, que presupone la paz social", finalizó.

Antes e Cristina hablaron el ministro Perczyk; el intendente de El Calafate, Javier Belloni y la gobernadora Alicia Kirchner. Se espera que después del acto la Vicepresidenta también brinde un saludo a la militancia que se encuentra afuera del lugar.

Durante el acto, además, se firmaron convenios con universidades nacionales para dictar carreras y tecnicaturas en el Centro de Universidades Nacionales de El Calafate.

Embed

Previo al inicio del evento, la vicepresidenta recorrió obras de artistas locales en el mismo centro cultural donde se inaugura el primer cine de la ciudad con 350 butacas.

Cristina Kirchner arribó el jueves a la noche a El Calafate y está previsto que el domingo regrese a la ciudad de Buenos Aires, según señalaron desde su entorno.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario