Secciones
Jair Bolsonaro

Por decreto, Bolsonaro redujo el salario mínimo para los trabajadores

Jueves 03 de Enero de 2019

A través de un decreto, el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, redujo el salario mínimo de los trabajadores que a partir de ahora será de 998 reales, en una medida que ya generó adhesiones y rechazos. El decreto publicado en una edición extraordinaria del Diario Oficial de la Unión establece que el valor pasa a ser el antes mencionado. El Congreso había aprobado un proyecto del expresidente Temer que lo fijaba en 1.006 reales, pero para Bolsonaro ese valor, que tampoco alcanzaba para sostener a una familia, era excesivo y decidió bajarlo aún más. El salario mínimo rige todas las relaciones de trabajo en el país, sirviendo de piso para los trabajadores registrados y también para las jubilaciones. Pero el plan de los economistas que rodean a Bolsonaro va más allá e incluiría la desvinculación de la jubilación para poder reducirla aún más que el salario mínimo. O sea, jubilados que ganen incluso menos que el ya miserable mínimo.

Otras medidas
La disposición se complementó con otra declaración que otorga a Agricultura la función de identificar, delimitar y crear nuevas reservas indígenas, que hasta ahora estaba en manos de la Fundación Nacional del Indio (Funai), entidad responsable de las políticas indígenas, vinculada hasta ahora al Ministerio de Justicia. La norma determina que Correa, líder de los grandes propietarios rurales de Brasil, será quien decida en adelante la asignación de tierras para los indígenas y las comunidades quilombolas, descendientes de los negros prófugos de la esclavitud, campesinos sin tierras, sectores que conviven en permanente conflicto con los terratenientes.
Bolsonaro había prometido durante su campaña que no delimitaría nuevas reservas para los indígenas y que autorizaría las explotaciones mineras en las tierras aborígenes. "Más del 15% del territorio nacional es delimitado como tierra indígena y quilombola. Menos de 1 millón de personas viven aisladas del Brasil verdadero, explotadas y manipuladas por ONG. Vamos juntos a integrar a estos ciudadanos y valorar a todos los brasileños", justificó en Twitter el flamante mandatario. El mismo decreto determina que pasarán a estar vinculadas al Ministerio de Agricultura tanto el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) como la entidad responsable de regularizar las reservas de los quilombolas.
En otra decisión fiel a las declaraciones homofóbicas y misóginas del excapitán del Ejército, su flamante ministro de Educación, Ricardo Vélez Rodríguez, confirmó que se desmantelará la Secretaría de Educación Continuada, Alfabetización, Diversidad e Inclusión, que regulaba las relaciones étnico raciales.

Agenda
El presidente Jair Bolsonaro tuvo varias reuniones con personalidades extranjeras, en su primer día en el Palacio del Planalto. La más importante, sin duda, fue la bilateral con el secretario de Estado Mike Pompeo. Este le subrayó "la importancia" que tiene Brasil "para la política externa" de Estados Unidos.
Le transmitió, también, "el deseo del presidente Donald Trump de recibir al presidente Bolsonaro en Washington, como así también hacer una futura visita a Brasil". Pompeo reiteró el compromiso estadounidense de "profundizar la cooperación con Brasil en el comercio, la educación, la seguridad y la defensa".
Expresó, además, que su gobierno "acompaña con preocupación la grave crisis en que se encuentra Venezuela" y le pidió al flamante presidente brasileño "que coopere activamente con la resolución" de esta cuestión, dio cuenta Clarín.
Bolsonaro, a su vez, no solo reconoció sino que manifestó su propia preocupación con la situación de Caracas. Y "reafirmó el compromiso de su gobierno con la estabilidad de América del Sur ".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario