Liturgia

Virgen de Fátima: procesión con antorchas y misa

La celebración del 13 de mayo en Paraná será presidida por monseñor Alberto Puiggari en homenaje a la Virgen de Fátima de Cova da Iria, Portugal

Miércoles 11 de Mayo de 2022

Este viernes 13 de mayo la iglesia católica celebra la fiesta de la Virgen de Fátima, que se apareció a los tres pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta, en Cova da Iria (Portugal), en 1917, hace exactamente 105 años.

En Paraná, la parroquia de Fátima se encuentra ubica en calle Rondeau 849 y como ya es habitual, prepara para este viernes la marcha con antorchas vespertina y posteriormente el oficio religioso. La caminata por las calles del barrio portando las velas será a las 19 y a su término la misa que estará presidida por monseñor Juan Alberto Puiggari.

Todos los días se desarrolla la novena patronal con meditación y misa a las 19. Los temas para estos próximos días son: "La vida un regalo de Dios" y "Llamados a la santidad"

foto 3.jpg
Celebración. Este viernes además de la celebración central de las 19, se desarrollará una misa a las 16.

Celebración. Este viernes además de la celebración central de las 19, se desarrollará una misa a las 16.

Apariciones

Aunque se suele hablar de la "aparición" de la Virgen de Fátima, en realidad fueron seis las veces en que María se apareció a los pastorcitos. Lucía y sus primos, Francisco y Jacinta Marto, vivían en el pueblo de Aljustrel, en Fátima, y trabajaban como pastores de los rebaños de sus familias.

El 13 de mayo de 1917 los tres niños vieron a la Virgen María que les dijo, entre otras cosas, que regresaría durante los próximos meses, todos los días 13 a la misma hora.

La Madre de Dios también reveló a los niños, en su segunda aparición, que Francisco y Jacinta morirían pronto y que Lucía sobreviviría para dar testimonio de las apariciones. Sor Lucía Dos Santos falleció el 13 de febrero de 2005.

En la tercera aparición de la Virgen, el 13 de julio, a Lucía se le reveló el secreto de Fátima.

Según los informes, se puso pálida y gritó de miedo llamando a la Virgen por su nombre. Hubo un trueno y la visión terminó.

El 13 de agosto, día en que debía darse la cuarta aparición, los niños no llegaron a Cova da Iria pues fueron retenidos por el administrador de Ourém. Así, el encuentro con la Virgen ocurrió el 19 de agosto en un lugar llamado Valinhos.

Los pastorcitos volvieron a ver a la Virgen María el 13 de septiembre en Cova de Iría. En la última aparición, el 13 de octubre de 1917, ante miles de peregrinos que llegaron a Fátima, se produjo el denominado “Milagro del sol”. Según los testimonio, luego de la aparición de la Virgen a los pastorcitos, se pudo ver al sol temblar en una especie de “danza”.

Una pandemia de gripe española arrasó en Europa en 1918 y mató a cerca de 20 millones de personas.

foto 1.jpg
Devoción. Monseñor Puiggari presidirá la celebración religiosa posterior a la marcha con antorchas.

Devoción. Monseñor Puiggari presidirá la celebración religiosa posterior a la marcha con antorchas.

Francisco y Jacinta contrajeron la enfermedad ese año y fallecieron en 1919 y 1920, respectivamente.; mientras que Lucía ingresó al convento de las Hermanas Doroteas.

El 13 de junio de 1929, en la capilla del convento en Tuy (España), Lucía tuvo otra experiencia mística en la que vio a la Santísima Trinidad y a la Virgen María.

La Madre de Dios le dijo: "Ha llegado el momento en que Dios le pide al Santo Padre, en unión con todos los obispos del mundo, hacer la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, prometiendo salvarla por este medio".

El 13 de octubre de 1930, el Obispo de Leiria (ahora Leiria-Fátima) proclamó que las apariciones de Fátima son auténticas. Entre 1935 y 1941, por órdenes de sus superiores, Sor Lucía escribió cuatro memorias de los acontecimientos de Fátima.

En la tercera memoria -publicada en 1941- escribió las dos primeras partes del secreto y explicó que había una tercera parte que el cielo aún no le permitía revelar.

En la cuarta memoria añadió una frase, al final de la segunda parte: "En Portugal, se conservará siempre el dogma de la fe, etc.". Esta frase fue la base de mucha especulación y se dijo que la tercera parte del secreto se refería a una gran apostasía.

Tras la publicación de la tercera y cuarta memoria, el mundo puso atención en el secreto de Fátima y las tres partes del mensaje, incluyendo la petición de la Virgen para que Rusia se consagre a su Inmaculado Corazón, a través del Papa y los obispos del mundo.

El 31 de octubre de 1942 el venerable Papa Pío XII consagró no solo Rusia, sino a todo el mundo al Inmaculado Corazón de María. Lo que faltó, sin embargo, fue la participación de los obispos del mundo. En 1943, el Obispo de Leiria ordenó a Sor Lucía poner el tercer secreto de Fátima por escrito, pero ella no se sentía en libertad de hacerlo.

No lo escribió sino hasta 1944, pero el texto fue guardado en un sobre lacrado en el que Sor Lucía escribió que no debía abrirse hasta 1960.

El secreto se mantuvo con el Obispo de Leiria hasta 1957, cuando fue solicitado (junto con copias de otros escritos de la Hermana Lucía) por la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano.

Según el Cardenal Tarcisio Bertone, el secreto fue leído por San Juan XXIII y San Pablo VI. "Juan Pablo II, por su parte, pidió el sobre que contiene la tercera parte del ‘secreto’ tras el intento de asesinato que sufrió el 13 de mayo 1981".

foto 2.jpg
Ubicación. La parroquia de Fátima se encuentra en calle Rondeau 849 (casi Churruarín) de Paraná.

Ubicación. La parroquia de Fátima se encuentra en calle Rondeau 849 (casi Churruarín) de Paraná.

Después de leer el secreto, el Santo Padre se dio cuenta de la conexión entre el intento de asesinato y Fátima: “Fue la mano de una madre que guió la trayectoria de la bala”, detalló. San Juan Pablo II decidió que se hiciera público en el año 2000.

El entonces Cardenal Joseph Ratzinger (ahora Papa Emérito Benedicto XVI), entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, señaló que la clave de la aparición de Fátima es su llamado al arrepentimiento y a la conversión.

Las tres partes del secreto sirven para motivar al individuo al arrepentimiento y lo hacen de manera contundente.

La primera parte del secreto -la visión del infierno- es para muchos la más importante, porque revela lo que les espera a las personas después de la muerte, si no se arrepienten de sus pecados y no se convierten.

En la segunda parte, la Virgen María dice: "Has visto el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón". Después de explicar la visión del infierno, la Madre de Dios habló de una guerra que "iniciará durante el pontificado de Pío XI".

Esta fue la Segunda Guerra Mundial, ocasionada, según las consideraciones de Sor Lucía, por la anexión de Austria a Alemania durante el pontificado de Pío XI.

Fuente: Aciprensa

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario