Narcotráfico
Martes 17 de Octubre de 2017

Caen 24 dealers en una fiesta electrónica: uno es hijo de Lía Crucet

El hijo de la cantante de cumbia Lía Crucet y otras 23 personas fueron detenidas por tenencia de éxtasis

El hijo de la cantante de cumbia Lía Crucet y otras 23 personas fueron detenidas por tenencia de éxtasis en inmediaciones de una fiesta electrónica que se realizó en la Costanera Norte porteña, informaron hoy fuentes policiales.

Los voceros detallaron que los arrestos se llevaron a cabo durante un procedimiento realizado por la Policía de la Ciudad en inmediaciones del boliche Estadio Mandarine Park, en el marco de un evento de música electrónica en el que se presentaron el reconocido DJ holandés Armin Van Buuren, considerado uno de los mejores a nivel mundial de su especialidad, además de sus colegas Jamie Jones y Joseph Capriati, entre otros.

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires secuestró gran cantidad de drogas fraccionadas para la venta y detuvo a 24 personas, entre ellas al hijo de la cantante de cumbia, que al igual que otros ya fue liberado, aunque continúa sujeto a investigación.

Efectivos de las brigadas de la Dirección de Operaciones y Servicios Preventivos de la Policía de la Ciudad fueron quienes realizaron durante el fin de semana una serie de procedimientos en la zona de la Costanera y en los alrededores de Mandarine Park.

Drogas

Los voceros dijeron que los detenidos tienen entre 20 y 28 años y que en su poder se secuestraron más de 200 pastillas de éxtasis, 20 cigarrillos de marihuana y gran cantidad de dosis de cocaína, cristal y ketamina.

En el caso del hijo de la cantante, identificado por la policía como Antonio Ezequiel Salatino Crucet, de 20 años, las fuentes precisaron que tenía cuatro pastillas en forma rectangular de color amarillo introducidas en un tubo de plástico color celeste y nueve cigarrillos caseros con sustancia similar a la marihuana.

Ayer a la mañana, en diálogo con América 24, Antonio Salatino, padre del detenido, dijo que su hijo ya había sido liberado y que aún no había podido hablar con él porque no había llegado a su casa, en Mar del Plata.

"Todavía no pude hablar con mi hijo, aún no llegó a casa pero ya está libre. Tengo que hablar con él. Hablé con un principal en la comisaría y me dijeron que tenían que averiguar antecedentes y ahí lo liberaban. Yo pensé que era un porrito. Pero no", dijo Salatino.

El padre del joven aseguró que nunca vio a su hijo "ni siquiera con una copita de más", por lo que está sorprendido con lo sucedido.

Todos los detenidos en el procedimiento quedaron a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7, a cargo de Sebastián Casanello, por infracción a la ley de drogas.

Comentarios