Secciones
Fallecimiento

A los 89 años falleció Isabel "Coca" Sarli

La actriz nacida en Concordia, fue ícono del cine erótico de los años 60 y 70. Saltó a la fama en 1955, luego de ganar el concurso "Miss Argentina".

Martes 25 de Junio de 2019

A los 89 años falleció la actriz entrerriana Isabel "Coca" Sarli quien se encontraba internada en el hospital Central de San Isidro desde principio de mes con un cuadro de neumonía.

En los últimos días su salud había empeorado y estaba en estado crítico. Este año había sufrido varias operaciones por una caída en la que se había fracturado la cadera.

Embed

La actriz nacida en Concordia, fue ícono del cine erótico de los años 60 y 70. Saltó a la fama en 1955, luego de ganar el concurso "Miss Argentina".

Tiempo después conoció al amor de su vida, el director de cine Armando Bó, con quien rodó un total de 33, que la terminaron de consagrar.

Las películas de la dupla revolucionaron su época por sus desnudos y el gran contenido erótico que fue censurado y apartado del circuito comercial por años.

Embed

Su biografía

Se llamaba Hilda Isabel Gorrindo Sarli, había nacido en Concordia, Entre Ríos, 9 de julio de 1929.

Fue actriz, modelo y vedette argentina pionera en el cine erótico junto a su compañero Armando Bó entre 1959 y 1980. Su trabajo fue revalorizado décadas más tarde por su contenido camp, naif, kitsch y grotesco, lo que a su vez convirtió a sus filmes en películas de culto.

Además su persona se estableció como ícono pop, ícono gay, y símbolo sexual.

Comenzó a trabajar como secretaria para ayudar a su madre, pero luego se le ofrecería modelar para todo tipo de productos. Su carrera como modelo marchó tan bien, que tuvo que dejar el trabajo como secretaria. Luego fue elegida Miss Argentina, en 1955, época en donde conoció en persona al general Juan Domingo Perón. En el concurso Miss Universo de 1955 fue semifinalista.

Es en esa época, exactamente junio de 1956 la descubre el director Armando Bó (1914-1981), con quien entabla una relación personal y profesional de larga data (hasta la muerte del realizador) convirtiéndose en protagonista y musa inspiradora de sus películas. Por su parte, Bó era director, productor y coprotagonista.

Ambos fueron pioneros del cine erótico local. Pese a sufrir la censura en varias escenas de sus películas, estas terminaron conquistando los mercados de todo el mundo, lo que la hizo popular estrella de la época en México, Paraguay, Panamá, Rusia, Japón, Estados Unidos y otros países de Centro y Sudamérica. Su única rival fue la rubia Libertad Leblanc; siendo esta última la «diosa blanca» frente a la «diosa trigueña». Ambas fueron equivalentes locales de Jayne Mansfield o Anita Ekberg.

Bo la convenció para encarnar la protagonista de El trueno entre las hojas, primera de treinta producciones realizadas entre ambos donde protagonizó el primer desnudo total del cine argentino. El filme fue un éxito y la proyectó como un símbolo sexual de su generación, que la vio por décadas en cintas como Furia infernal, Favela, Carne, Fiebre, Fuego,Sabaleros, Embrujada e Insaciable.

Además de su país, rodó en Brasil, Filipinas, México, Paraguay, Venezuela, y otros lugares. La actriz, que siempre se confesó tímida, se definió «sexy, erótica y perseguida por los hombres» frente a la cámara.

Dentro de los mitos que la rodean, como a toda estrella, está la famosa frase ―«¡Canalla, ¿qué pretende usted de mí?!» supuestamente dicha en la película Carne― que ha quedado inscripta en el acerbo popular. Sin embargo, la frase aparece en otro film.

De hecho, en todas las películas el argumento era prácticamente el mismo: Sarli es una criatura pasional poseída por un hombre mayor (Bó) y por un irrefrenable deseo hacia hombres jóvenes (generalmente interpretado por Víctor Bó, hijo de Armando).

La Coca prosiguió su carrera hasta la muerte de Armando Bó, en 1981, cuando prácticamente se retiró de la actividad dejando un recuerdo icónico gracias a su combinación de inocencia y voluptuosidad, emblemáticas del cine de su época.

A los sesenta años, quince después de su retiro retornó a la pantalla grande en La dama regresa, de Jorge Polaco. En 1998 debutó en el teatro de revistas en la obra Tetanic.

En el 2004 realiza una participación especial en la telenovela juvenil Floricienta, donde interpretó el personaje de la madre de "Malala" Graciela Stéfani y "Beba" Mirtha Wons.

En el 2009, Sarli participó en dos producciones: Mis días con Gloria y Arroz con leche, luego de 19 años alejada de los rodajes.

El contenido naif y vamp de sus films provocó una revalorización de su trabajos convirtiéndolas en películas de culto en círculos underground y de mayor difusión. En el verano del 2010, la Sociedad Fílmica del Lincoln Center de Nueva York, realiza un homenaje y festival con la exhibición de seis de sus películas, como ejemplo del cine kitsch de los años sesenta y setenta.

Diego Curubeto realizó un documental sobre la actividad del binomio titulado Carne sobre carne y en el 2009 Juan José Jusid filmó un largometraje titulado Mis días con Gloria donde participa Isabelita Sarli, hija de la actriz.

Se llamaba Hilda Isabel Gorrindo Sarli, había nacido en Concordia, Entre Ríos, 9 de julio de 1929.

Fue actriz, modelo y vedette argentina pionera en el cine erótico junto a su compañero Armando Bó entre 1959 y 1980. Su trabajo fue revalorizado décadas más tarde por su contenido camp, naif, kitsch y grotesco, lo que a su vez convirtió a sus filmes en películas de culto.

Además su persona se estableció como ícono pop, ícono gay, y símbolo sexual.

Comenzó a trabajar como secretaria para ayudar a su madre, pero luego se le ofrecería modelar para todo tipo de productos. Su carrera como modelo marchó tan bien, que tuvo que dejar el trabajo como secretaria. Luego fue elegida Miss Argentina, en 1955, época en donde conoció en persona al general Juan Domingo Perón. En el concurso Miss Universo de 1955 fue semifinalista.

coca.jpg

Es en esa época, exactamente junio de 1956 la descubre el director Armando Bó (1914-1981), con quien entabla una relación personal y profesional de larga data (hasta la muerte del realizador) convirtiéndose en protagonista y musa inspiradora de sus películas. Por su parte, Bó era director, productor y coprotagonista.

Ambos fueron pioneros del cine erótico local. Pese a sufrir la censura en varias escenas de sus películas, estas terminaron conquistando los mercados de todo el mundo, lo que la hizo popular estrella de la época en México, Paraguay, Panamá, Rusia, Japón, Estados Unidos y otros países de Centro y Sudamérica. Su única rival fue la rubia Libertad Leblanc; siendo esta última la «diosa blanca» frente a la «diosa trigueña». Ambas fueron equivalentes locales de Jayne Mansfield o Anita Ekberg.

Bo la convenció para encarnar la protagonista de El trueno entre las hojas, primera de treinta producciones realizadas entre ambos donde protagonizó el primer desnudo total del cine argentino. El filme fue un éxito y la proyectó como un símbolo sexual de su generación, que la vio por décadas en cintas como Furia infernal, Favela, Carne, Fiebre, Fuego,Sabaleros, Embrujada e Insaciable.

coca3.jpg

Además de su país, rodó en Brasil, Filipinas, México, Paraguay, Venezuela, y otros lugares. La actriz, que siempre se confesó tímida, se definió «sexy, erótica y perseguida por los hombres» frente a la cámara.

Dentro de los mitos que la rodean, como a toda estrella, está la famosa frase ―«¡Canalla, ¿qué pretende usted de mí?!» supuestamente dicha en la película Carne― que ha quedado inscripta en el acerbo popular. Sin embargo, la frase aparece en otro film.

De hecho, en todas las películas el argumento era prácticamente el mismo: Sarli es una criatura pasional poseída por un hombre mayor (Bó) y por un irrefrenable deseo hacia hombres jóvenes (generalmente interpretado por Víctor Bó, hijo de Armando).

La Coca prosiguió su carrera hasta la muerte de Armando Bó, en 1981, cuando prácticamente se retiró de la actividad dejando un recuerdo icónico gracias a su combinación de inocencia y voluptuosidad, emblemáticas del cine de su época.

A los sesenta años, quince después de su retiro retornó a la pantalla grande en La dama regresa, de Jorge Polaco. En 1998 debutó en el teatro de revistas en la obra Tetanic.

coca1.jpg

En el 2004 realiza una participación especial en la telenovela juvenil Floricienta, donde interpretó el personaje de la madre de "Malala" Graciela Stéfani y "Beba" Mirtha Wons.

En el 2009, Sarli participó en dos producciones: Mis días con Gloria y Arroz con leche, luego de 19 años alejada de los rodajes.

El contenido naif y vamp de sus films provocó una revalorización de su trabajos convirtiéndolas en películas de culto en círculos underground y de mayor difusión. En el verano del 2010, la Sociedad Fílmica del Lincoln Center de Nueva York, realiza un homenaje y festival con la exhibición de seis de sus películas, como ejemplo del cine kitsch de los años sesenta y setenta.

Diego Curubeto realizó un documental sobre la actividad del binomio titulado Carne sobre carne y en el 2009 Juan José Jusid filmó un largometraje titulado Mis días con Gloria donde participa Isabelita Sarli, hija de la actriz.

coca2.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario