Secciones
Muerte dudosa

Muerte de la mujer en el edificio del Instituto: las dudas que hay sobre el detenido

Caso Julieta Riera: El novio tuvo algunas reacciones llamativas. Desde la causa no se descarta ni el accidente, ni el femicidio, por ello fue detenido

Jueves 30 de Abril de 2020

Los fiscales Ignacio Aramberri y Leandro Dato y personal de la División Homicidios tienen algunos puntos y elementos que hacen sospechar que el detenido por la muerte de la joven que cayó del balcón de un octavo piso, no habría tenido una actitud tan pasiva en el hecho, tal como contó en el arranque de la causa. Si bien no de descarta ninguna hipótesis, en la cabeza de investigadores subyace la idea que se podría estar frente a un femicidio.

Tal como informó UNO esta mañana, en la madrugada se produjo la localización del cuerpo sin vida de una mujer que había caído al interior del edificio del Instituto del Seguro, en la peatonal de Paraná.

Se señaló que la víctima del posible accidente en el balcón, fue Maria Julieta Riera, de 24 años, una joven que era estudiante del secundario. En tanto, la pareja de 31 años que en un primer momento fue demorado, y luego detenido en la Alcaidía de tribunales, era Jorge Julián Christe, un hombre que realizaba un curso de piloto comercial.

Leer más: Se conoció la identidad de la joven fallecida tras caer de un balcón

Las dudas

La causa se inició con la presencia del fiscal Ignacio Aramberri, pero al contarse con elementos o indicios que se podría estar ante un hecho violento, es que tomó intervención el fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual, Leandro Dato.

Según se confió a UNO, el incidente ocurrió en el departamento 5 del octavo piso, perteneciente a la madre del joven sospechado -una reconocida camarista jubilada de los tribunales de Paraná-. El inmueble había sido ocupado por la pareja en las últimas horas, ya que ellos estaban viviendo desde hacía un año, en el departamento -tambien de la familia- el 1, del mismo piso.

Por qué decidieron cambiarse de departamento, no se sabe. Solo se habría detallado que era ocupado por una hermana de Christe, quien se había ausentado.

Otro punto llamativo, es tener más certeza de la acción de la mujer. Ella cayó por el aparente accidente-según la versión de su novio- a causa de haberse acercado peligrosamente a la baranda del balcón, donde tras sentarse, involuntariamente se precipitó de una altura cercana a los 40 metros.

En la caída enganchó la red desplegada para evitar el ingreso de palomas y otros pájaros, hasta que golpeó de lleno con un descanso interno existente en el patio del edificio del Instituto del Seguro.

Producido el deceso de la joven mujer, siempre partiendo de los datos dados por su pareja, él tomó la decisión de bajar a la cochera y buscar una motocicleta para ir a dar aviso a la Policía.

No se le ocurrió ir a ayudar a la joven, o llamar por teléfono a un servicio de emergencia o a la policía. Se fue rápido a pedir ayudar. A dónde?. a la Jefatura Central, ubicada frente a Casa de Gobierno.

Es decir, atravesó gran parte del centro de Paraná. No atinó en llamar al policía que se encuentra en la peatonal, ir hasta la comisaría segunda, a cuatro cuadras, o a la comisaría primera. Atinó a ir hasta la Policía Provincial. Allí ingresó presuroso a la guardia y contó del incidente.

Ruidos raros

Por el trabajo de los pesquisas, lograron el testimonio de una vecina del departamento, que admitió que en la madrugada del jueves escuchó ruidos muy raros y hasta un posible grito.

La Policía trata de observar las cámaras de seguridad que hay en el edificio del Instituto del Seguro, como en la peatonal para verificar si es cierto que el sospechoso salió directamente hacia la Policía Central, o bien fue hasta la casa de un familiar a recibir "asesoramiento".

Más sospechas

Además, el hombre de 31 años tenía llamativos rasguños en sus brazos.¿Producto de qué?. Según se dejó entrever, a causa los abrazos producidos por la mujer al momento de intimar.

Pero si a esto se suma la aparición de rastros que serían de sangre, es que quedó más que confuso el relato del ahora detenido.

Ante esto, se ordenó extraer las muestras para realizar los análisis necesarios para establecer si lo que sería sangre pertenece a la mujer fallecida o al hombre.

La joven muerta tiene a parte de sus familiares en Paraná y otros en Puerto Madryn, donde vive el padre que es autoridad de la Prefectura Naval.

En la primara investigación, no se estableció la existencia de denuncias de violencia de género o maltrato hacia el detenido.

De allí, que será más que vital para la causa, el informe de la autopsia que se realizará en la morgue de Oro Verde.

No sólo que es más que importante saber cómo se produjo el deceso, cuáles fueron los golpes letales que le quitaron la vida a la mujer que cayó desde el octavo piso, sino también verificar en la inspección del cuerpo, la localización de golpes o magullones antiguos o recientes que puedan estar relacionados con situaciones de violencia de género.

Con todos estos elementos, es que el fiscal Dato, tratará de consolidar y aclarar el panorama para afirmar las hipótesis si se está frente a una muerte accidental, o bien ante un femicidio.

Por todo esto, es que el fiscal dispuso modificar la situación del demorado y disponer la detención en la Alcaidía, hasta tanto se aclaren todas estas dudas surgidas en la investigación.

Otros datos

Los investigadores se esmerarán en tratar de obtener datos sensibles al hablar con los familiares de la mujer, como también las amigas. Se necesitará saber por qué había varios elementos dañados dentro del departamento, entre ellos un par de celulares, además de un gran desorden.

Comentarios que llegaron a los pesquisas, alertaron que podría haber indicios de celos, maltrato y otras evidencias que deberían ser corroboradas por los allegados de la joven fallecida.

Caso Julieta Riera

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario