Homicidio

Envían a juicio por jurados al acusado de matar a puñaladas

Pidieron enviar a juicio a Marcelo Ríos, acusado del homicidio de Pablo Britos, ocurrido en diciembre, en el barrio Rocamora de Paraná.

Lunes 23 de Mayo de 2022

¿Quién mató a Pablo Raúl Britos? El hombre de 33 años cayó muerto en calle Ruperto Pérez de Paraná, en la tarde del miércoles 8 de diciembre del año pasado. Para la investigación policial y el fiscal Laureano Dato, el asesino fue Marcelo Ríos, un hombre que vive a metros de donde fue hallada sin vida la víctima. La defensa opina lo contrario, o discutirá las circunstancias del homicidio. Pero la última palabra la tendrá un jurado popular, que se conformará para el juicio contra el imputado, quien permanece alojado en la cárcel de Paraná.

Este lunes se realizó la audiencia de remisión de la causa a juicio. El fiscal Laureano Dato y el defensor oficial debatieron al respecto se solicitó que el caso llegue a un debate oral y público. Una vez que el juez de Garantías Juan Hipólito Carlín resuelva la remisión a juicio, el expediente será remitido al Tribunal de Juicios de Paraná, que deberá fijar una fecha para el juicio y poner en marcha el sistema de selección de jurados populares. Serán los 12 ciudadanos y ciudadanas que tendrán en sus manos en destino de Ríos.

Según los datos reunidos en la investigación, Britos fue asesinado de una puñalada en el pecho en calle Ruperto Pérez y 29 de Septiembre, en Paraná, en el límite entre los barrios Rocamora y Villa Mabel.

Los policías de Homicidios pudieron determinar que la víctima, domiciliada en la Villa 351, mantuvo un altercado con una persona que habría conocido desde hace tiempo.

De acuerdo con lo que pudieron establecer los investigadores, Britos hacía poco más de un año que había cumplido una condena en una causa por lesiones graves.

En el lugar encontraron una mochila con ropa y otras pertenencias de la víctima, pero no llevaba consigo ninguna identificación. Vecinos señalaron a los investigadores que lo habían visto por esa zona de barrio Rocamora, pero que no tenían información acerca de quién se trataba. Tampoco nadie acudió inicialmente a la Policía o a la Justicia por alguna persona que hubiera desaparecido. Por eso es que se pudo saber fehacientemente quién era la víctima tras la intervención de Criminalística y se ingresó la información dactiloscópica en el sistema de registro informático.

Dos días después, se produjo la detención de Ríos. En la investigación se reunieron numerosas pruebas que comprometerían al imputado como autor del grave hecho. La hipótesis principal del homicidio fue que se originó una pelea entre la víctima y el sospechoso con al menos un cuchillo de por medio.

Hubo algunos vecinos que indicaron que todo se inició con una pelea entre dos hombres, que se gritaron, y tras amenazarse extrajeron dos armas blancas con las que intentaron agredirse.

Ahora, el caso deberá ser presentado ante un jurado popular. Salvo que antes las partes lleguen a un acuerdo de juicio abreviado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario