Paraná
Miércoles 05 de Septiembre de 2018

El niño apedreado en barrio El Pozo fue operado: "Queremos justicia", dijeron sus familiares

Lautaro, de 11 años, pelea por su vida en Cuidados Intensivos del hospital San Roque, tras recibir un golpe en la cabeza cuando juntaba metales

Luego de la primera cirugía en la noche del martes, el niño que recibió un fuerte golpe en la cabeza en el barrio El Pozo de Paraná se encuentra estable, aunque aguardan su evolución para someterlo a una nueva cirugía. La víctima de 11 años recibió un piedrazo mientras buscaba residuos de metal para vender. El acusado de ser el autor de la agresión quedó detenido pero con arresto domiciliario. La madre y dos tías del niño herido hablaron con UNO, contaron lo que sucedió y expresaron el reclamo de justicia.



María de los Ángeles es la mamá de Lautaro, y ayer a la tarde, en la sala de espera de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital San Roque, acompañada por numerosos familiares, contó cómo está su hijo: "Se encuentra mejor, se está recuperando para hacerle una segunda operación. Le abrieron la cabeza". Sobre la primera intervención, dijo: "Entró a las 19 y salió a las 21, el doctor dijo que salió bien pero teníamos que esperar para hacerle la segunda operación, porque le falta arreglar la parte del cráneo que le rompió. Ahora está mejorando pero tenemos que seguir esperando, tienen que ver cómo sigue evolucionando".

Embed


Pamela es tía paterna de la víctima, y ella estaba en su casa cuando Lautaro llegó corriendo para pedirle ayuda y le contó lo que le había pasado: "Yo lo traje cerca de las 12 del mediodía con un golpe en la cabeza y él repetía el nombre de la persona (que le pegó). Cuando llegó a mi casa lo lavé un poquito y lo llevé al centro de salud Carrillo, ahí lo vieron mareado y en seguida lo dirigieron para acá. Cuando veníamos para el hospital en una ambulancia tiene una convulsión, y tuvo otras en la entrada del hospital, llegando a la entrada de la Guardia donde está la camilla y cuando le estaban haciendo un estudio completo en la cabeza. Yo vi todo eso pero los médicos no nos daban esperanzas, es una herida grande, yo apenas vi un tajito".

Elvira también es tía del niño lesionado, y expresó su fastidio con la situación del acusado: "No hay justicia, el nene está peleándola y él en su casa".
Pamela recordó que su sobrino le dijo quién era el que le tiró la piedra: "Él nombraba a Matías", contó, y sobre los posibles motivos de la agresión, refirió: "Mi hijo me contó que él tenía 300 pesos y decía que se iba a comprar una yegua, porque le encantan los animales. Cuando se venía el otro pibe, por droga o por cualquier cosa, le robó la plata, entonces le pegó de atrás. Y la Justicia no hace lo que tiene que hacer, pero si uno toma justicia por mano propia, vamos nosotros presos".
"No sé qué le pasó por la cabeza a ese pibe, fue una reacción del momento", dijo Elvira, e insistió: "Nosotros queremos justicia, que él esté donde tenga que estar, no en la casa, porque el nene está luchando pobrecito porque le duele la cabeza, y él está en la casa tranquilo, tendría que estar pagando. Todos lo apañan, le tienen miedo o no sé, y nadie quiere salir de testigo".
Por su parte, Pamela agregó: "Yo les digo a los jueces que no es un perro, es una criatura, y al nene si yo no lo traía quedaba mal, se me moría ahí, le pido que hagan justicia, que (el agresor) quede adentro, que pague lo que tenga que pagar. Espero que la Justicia haga algo, que esté adentro, que aprenda ¿y si vuelve a hacer lo mismo con otra persona? ¿Qué están esperando? ¿Que llegue una criatura adentro de un cajón? No es así".
Con las principales evidencias de la causa reunidas por personal de la comisaría sexta y el trabajo de Criminalística, la Fiscalía analiza los próximos pasos en la investigación.

Comentarios