Secciones
Paraná

Condenaron al misionero que quiso llevar a Paraná 24 kilos de marihuana

El 5 de mayo de 2018 lo interceptaron en el puesto caminero de Paso Telégrafo. Esta semana se desarrolló el juicio en el Tribunal Oral Federal de Paraná.

Jueves 30 de Julio de 2020

Un misionero fue condenado a cuatro años de prisión por una operación narco que consistía en llevar droga desde Misiones a Paraná. El 5 de mayo de 2018 lo interceptaron en el puesto caminero de Paso Telégrafo y descubrieron que llevaba 24 kilos de marihuana ocultos en los paneles de las puertas traseras.

Esta semana se desarrolló el juicio en el Tribunal Oral Federal de Paraná, donde declararon testigos civiles y policías que participaron del procedimiento.

Ayer se realizaron los alegatos, donde el fiscal general José Ignacio Candioti pidió cinco años y seis meses de prisión para el imputado, tanto por el delito de Transporte de estupefacientes como por el de Uso de documento falso, ya que llevaba cédulas del vehículo adulteradas.

Candioti consideró probado que Marcelo Pablo Alzodia tenía intención de introducir el cargamento de droga en el circuito ilegal de la comercialización de drogas, y valoró que la sustancia que llevaba estaba valuada en 24.000 dólares, por lo cual se trataba de un emprendimiento ilegal de relevancia.

tribunal.jpg
Un misionero fue condenado a cuatro años de prisión por una operación narco que consistía en llevar droga desde Misiones a Paraná.

Un misionero fue condenado a cuatro años de prisión por una operación narco que consistía en llevar droga desde Misiones a Paraná.

El fiscal argumentó con diversos elementos que Alzodia actuó con conocimiento y voluntad de querer trasladar el cargamento desde Misiones a Paraná para insertarlo en la cadena del tráfico de estupefacientes y para eso había contado dentro de la empresa criminal con un auto robado, con placas adulteradas, que había sido acondicionado especialmente para transportar la droga: los ladrillos de marihuana no estaban en bolsos sino ocultos en los paneles de las puertas traseras, envueltos en grasa para burlar el accionar de las fuerzas de prevención.

La defensora pública oficial Noelia Quiroga, pidió la absolución al sostener la inocencia de Alzodia, quien había declarado dando una versión en la cual señaló que lo habían engañado. El misionero de 43 años declaró que lo había contratado un hombre, de apellido López, para hacer un trabajo de una pileta climatizada en Mar del Plata, pero previamente debía pasar por una vivienda de ese hombre en Paraná. Dijo que le habían dado el auto tal como estaba el día anterior al viaje, y que por lo tanto no sabía que le habían colocado droga.

En este sentido, la defensora reclamó su absolución porque no se había acreditado el conocimiento de la ilicitud por parte del imputado, y también respecto del delito de uso de documento falso, porque no se demostró que hubiese conocido que las cédulas estaban adulteradas.

La versión de Alzodia fue desestimada por Candioti, quien maró algunas inconsistencias y sostuvo, entre otras cuestiones, que era inverosímil que una persona de Mar del Plata contrate a un hombre de Misiones para hacer un trabajo en una pileta.

Además de la pena de prisión, el fiscal pidió el decomiso del Chevrolet Corsa que fue utilizado para la maniobra narco.

Finalmente, luego de finalizado el debate, la jueza del Tribunal, Noemí Berros, condenó a Alzodia a cuatro años de cárcel por el transporte de droga, y lo absolvió por el delito de uso de documento falso por beneficio de la duda. Asimismo, hizo lugar al decomiso del vehículo, que pasará a ser patrimonio del Estado.

El juicio se desarrolló en la sede del TOF de calle Urquiza, donde estuvieron la jueza, el fiscal y la defensora, pero los testigos declararon por videoconferencia desde una sede policial, mientras que el imputado siguió todo el debate en forma remota desde la Unidad Penal N° 1 de Paraná, donde está alojado desde hace más de dos años, y donde deberá cumplir la sentencia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario