Secciones
Paraná

Allanamientos y golpe a narcos que asolan barrios a balaceras y venta de drogas

Tres personas fueron detenidas y se incautó cocaína y marihuana en los barrios San Roque y Consejo de Paraná. Una trama con historia.

Miércoles 08 de Julio de 2020

En solo dos semanas de investigación se logró ponerle un freno a grupos narco que tenían bajo fuego a un sector de Paraná desde hace varios meses. Ayer allanaron domicilios en los barrios Consejo, La Palangana y San Roque, detuvieron a tres personas y secuestraron una importante cantidad de cocaína y marihuana, tanto almacenada como ya fraccionada para la venta.

La pesquisa comenzó a mediados de junio por los hechos de violencia que ocurrieron en los mencionados barrios y que tenían como trasfondo la venta de drogas. Estuvo a cargo de la División Homicidios (Dirección Investigaciones) junto al fiscal de Investigación y Litigación Mariano Budasoff, y también con la fiscal de Niños y Adolescentes, Sandra Terreno, ya que se advirtió la participación de menores en aquellos sucesos.

Se identificaron a las personas que protagonizaban aquellas balaceras y a su vez tenían distintos roles en la actividad narco. Algunas de ellas, con nombres y apellidos que se vienen repitiendo en distintas causas judiciales a lo largo de los años en esta zona de la capital provincial.

En una vivienda de calle Aeberhard, en el barrio San Roque, detrás del club Toritos de Chiclana, detuvieron a una mujer de 28 años, madre de cuatro niños, que sería la almacenadora de la droga que comercializaba la banda. Allí encontraron más de 1,3 kilos de marihuana y más de medio kilo de cocaína, dispuestos en distintos envoltorios y ocultos en diferentes lugares de la casa, en particular en un hueco del suelo del patio, dentro de un balde.

banda narco.jpg
En solo dos semanas de investigación se logró ponerle un freno a grupos narco que tenían bajo fuego a un sector de Paraná desde hace varios meses.

En solo dos semanas de investigación se logró ponerle un freno a grupos narco que tenían bajo fuego a un sector de Paraná desde hace varios meses.

El marido de esa mujer detenida también era buscado para ser arrestado, pero no estaba en la vivienda. No obstante, momentos más tarde el hombre fue localizado en un nuevo allanamiento que se realizó en la finca de quien sería la cabecilla de la banda, una mujer de 34 años domiciliada en calle Vicente del Castillo al final. Aquí también encontraron estupefacientes, en menor cantidad que la casa anterior. De este modo, en total quedaron detenidos y alojados en la Alcaidía de Tribunales los tres sospechosos.

Dos de los apellidos sindicados en esta pequisa (L. y A.) tienen historia, sobre todo en el barrio Consejo de Paraná. A inicios de la década pasada compartían algunas andanzas, pero un asesinato los dividió para siempre. Un menor de los L. (aparentemente enviado por un adulto) asesinó por la espalda, en forma artera y traicionera, a un adolecente de los A.. Luego siguieron más escenas de agresiones y venganzas.

Actualmente, según informaron a UNO fuentes policiales, sus nombres se repiten en esta trama de drogas y violencia, con sus protagonistas ya jóvenes o adultos.

Por ejemplo, uno de los episodios de enfrentamientos a tiros ocurrió a mediados de mayo, cuando grupos de los barrios Consejo y 1° de Julio se tiroteaban a cualquier hora del día. Una noche, tras la intervención de la Guardia Especial de la Jefatura Departamental y del 911, terminaron detenidos algunos de los protagonistas de esta historia y les secuestraron armas de alto poder de fuego, como una pistola calibre 9 milímetros y otra 40.

Ahora, a partir de los procedimientos de ayer, se espera que la paz retorne a esta zona de la ciudad que cada tanto es noticia por hechos sangrientos, los cuales, como tantos en Paraná, tienen al narcotráfico como trasfondo, en un contexto general de falta de oportunidades y futuro para quienes terminan siendo carne de cañón.

Villaguay

En horas del mediodía de ayer, personal policial de la División Toxicología de la Jefatura Departamental Villaguay llevó adelante un procedimiento por narcomenudeo, bajo modalidad de “entrega vigilada” de una encomienda sospechosa.

El resultado fue el secuestro de 38 envoltorios con marihuana, en la intersección de calles Paysandú y Tradición Argentina, donde se identificaron a dos personas. Esto derivó en un allanamiento en el barrio San Cayetano, donde se incautaron cinco plantas de cannabis sativa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario