Secciones
policía

Piden condenar a policía por pedir una coima a motociclista

La Fiscalía solicitó una pena condicional e inhabilitación para el policía del 911. La defensa dijo que el conductor lo denunció por venganza

Viernes 05 de Marzo de 2021

Durante un procedimiento de control vehicular en pleno centro de Paraná, a mediados de 2017, un policía advirtió una irregularidad en una moto. Tras un entredicho con el conductor, el efectivo del 911 terminó denunciado por haberle pedido una coima al motociclista. Esta semana se realizó el juicio y ayer la Fiscalía pidió condenar al policía a una pena condicional e inhabilitación. La defensa solicitó la absolución por considerar que el hombre lo denunció por venganza por la multa labrada.

El hecho sucedió en junio de 2017, en el estacionamiento de motos de calle Urquiza, frente al local de Sidecreer. Allí el policía que se desempeñaba en tareas de calle de la División 911, N.N.B., advirtió una irregularidad en el vehículo y la documentación que no por lo cual el dueño de la moto no se encontraba debidamente habilitado para circular.

Según la denuncia formulada por el conductor de la moto, el policía le pidió dinero a cambio de no imponerle la multa. Le dijo que con 500 pesos arreglaban el asunto, e incluso lo apuró para que le entregara el dinero antes de que llegara el compañero motorista que se estaba acercando. El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull abrió el legajo de investigación, recabó las pruebas pertinentes y llevó a juicio a N.N.B, tras imputarlo por el delito de Exacciones ilegales.

En el debate que comenzó el jueves por la tarde, declararon testigos: tres ofrecidos por la acusación (entre ellos el denunciante y quien iba de acompañante al momento del hecho) y dos por la defensa, a cargo del abogado Carlos Albornoz.

El motociclista y su amigo (actualmente además es familiar suyo) se mantuvieron en sus dichos. Relataron cómo se desarrolló el episodio y agregaron un detalle: el hombre acababa de salir de la sede del Banco de Entre Ríos ubicada en la esquina, donde había retirado dinero de un préstamo. Por lo que al momento de abrir la billetera para sacar el carne de conducir y la tarjeta de titularidad de la moto, se podía ver claramente que tenía un fajo de billetes. Esta situación habría entusiasmado al policía en la intención de obtener una dádiva. El conductor del vehículo le dijo que no, que hiciera lo que tenga que hacer.

El denunciante es un policía retirado y tiene una ONG con un comedor comunitario. Esta situación, para la Fiscalía, le aporta credibilidad a su testimonio. Además, el hombre manifestó que se sintió defraudado por un colega de la fuerza policial por lo cual decidió denunciarlo, aunque se sabe que es difícil acusar a un policía siendo parte de la institución.

Ayer a la mañana fueron los alegatos, donde el fiscal Ramírez Montrull valoró estos elementos y consideró que se había demostrado la conducta del policía reñida con la ley, por lo cual pidió que lo condenen a la pena de tres años de prisión condicional y cuatro años de inhabilitación especial en sus funciones dentro la Policía.

Por su parte, para el defensor Albornoz se trata de un caso donde es la palabra del denunciante (y el otro testigo que es amigo y familiar suyo) contra la del policía, por lo cual no se puede acreditar la verdad de la denuncia. Además, analizó las pruebas para concluir que el motociclista denunció al uniformado tras la discusión por la infracción de tránsito, a modo de venganza o despecho.

El vocal del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Rafael Cotorruelo, pasó a deliberar y analizar las evidencias expuestas en el debate y el 15 de marzo a la mañana adelantará el veredicto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario