Transporte urbano

Paraná: la actualidad y el futuro de los colectivos

Este mes se volverá a debatir en Paraná un aumento en el transporte público. Qué elementos componen el costo del pasaje y cómo se justifican los aumentos.

Martes 01 de Marzo de 2022

Desde inicios de febrero, el tema de conversación en Paraná es el posible aumento en la tarifa plana del pasaje de colectivos y los subsidios que acompañan el actual sistema. No obstante, cuando los pasajeros pasan la tarjeta SUBE, hay desconocimiento respecto a qué áreas se destina el dinero que abonan o los motivos exactos del aumento. Asimismo, existen diversas quejas por parte de los usuarios respecto al estado de los coches, así como la frecuencia de horarios. Por estos motivos, el debate se complejiza y entran en juego diversas aristas para comprender este tema.

colectivos paraná concejo deliberante.jpg

Por dentro del pasaje

Para iniciar la discusión ante un posible aumento del pasaje, el bloque oficialista y la oposición del Concejo Deliberante, así como la empresa concesionaria Buses Paraná , presentaron informes donde se justifica el aumento en base a distintas variables.

De acuerdo al informe técnico preliminar que presentó la agrupación Juntos por el Cambio, el contrato de concesión prevé 190 unidades en circulación. Pero, hasta diciembre de 2021, se registraron sólo 113 unidades en tránsito por el Ejido Paraná y Área Metropolitana (San Benito, Colonia Avellaneda, Oro Verde) de lunes a viernes: 77 coches menos de los acordados. Carlos Maisterrena, analista de costos y asesor del bloque de concejales oficialista, explicó a UNO que “deberían estar en circulación 165 colectivos y los restantes corresponden a auxilio en caso de desperfectos. Por la reducción de cantidad de pasajeros desde la pandemia, la Municipalidad aceptó a la empresa la disminución de coches que circulan”. Por lo tanto, durante enero y febrero correspondía la circulación de 113 coches y, a partir de marzo con la vuelta a clase, deberán circular 135.

concejo deliberante parana andrea zoff.jpg

Según Juntos por el Cambio, se recorre un promedio de 655.193,73 kilómetros diarios. De este número, el 3% serían improductivos, obteniendo 635.537,92 kilómetros. Teniendo en cuenta que el costo del combustible por kilómetro es de 26,13 pesos, se obtuvo un total de 16.606.605,85 pesos de inversión en esta área. Por otro lado, en el informe se manifestaron los gastos en personal por una suma de 76.875 pesos en razón de beneficios que estipula la ley y el último aumento de paritarias de UTA de 2021. Por último, se invertiría un total de 36.857 pesos en los coches para su reparación y mantenimiento, seguro de los vehículos, gastos generales y costos de gerenciamiento. El ex-concejal del bloque Juntos por el Cambio, Emanuel Gainza, indicó a UNO que "Para discutir el aumento, se deben exigir los 190 colectivos en funcionamiento. Hace un año el boleto aumentó un 56% y el servicio sigue igual".

LEER MÁS: La Municipalidad intimó a Buses Paraná a reestablecer el servicio de colectivos

A partir de estos parámetros, Juntos por el Cambio concluyó que, con los subsidios correspondientes, el costo por kilómetro (sin IVA) es de $165,12. Con el subsidio, el costo del boleto cerró en un valor aproximado de 59,54 pesos, similar al que se aplica en las ciudades de Santa Fe y Rosario.

El bloque del Frente Justicialista CREER se diferenció del anterior a partir del mismo cálculo. Se estimó una tarifa plana de 57,74 pesos “debido al incremento de los subsidios nacionales, que se suman a los provinciales”, especificó Maisterrena. Por su parte, Buses Paraná justificó que el pasaje debería valer 90 pesos debido al aumento paritario, pero no se dieron otros detalles en los gastos e insumos operativos.

Fedra Venturini colectivos boleto.mp4

Los problemas en el servicio

El descontento general por el aumento en la tarifa plana se incrementó debido a las quejas de los usuarios ante la nula mejora en el servicio del transporte urbano. Esteban Rossi, miembro de la Asamblea Ciudadana Vecinalista, dialogó con UNO en torno a la actualidad del servicio y la perspectiva de una reorganización.

Rossi manifestó que, si bien el aumento del boleto se asemejaría a la ciudad de Santa Fe -que cuenta con dimensiones similares a Paraná- "no sería razonable, pues el servicio que se brinda allí es muy distinto al de la ciudad de Paraná: hay frecuencias aceptables y coches en buen estado. Esto aquí no se da. Habría un aumento del 27,6% para un servicio inexistente y que cada vez está peor”.

En esta línea, aunque los usuarios cuentan con la aplicación Cuándo Sube -que muestra las distintas paradas y el tiempo de demora de cada coche- el vecinalista manifestó que la APP no es precisa ya que "las unidades entran y salen de circulación cuando quieren. Además, cuando un colectivo sufre roturas, los pasajeros deben esperar al próximo coche y esto pasa a menudo, haciendo que los tiempos de espera asciendan a una hora y esto la aplicación no lo capta". Por otra parte, Rossi denunció que el estado de las unidades es deplorable: "No cumplen con las medidas de higiene para el chofer o pasajeros, ni con el aforo del 20% de coches con rampa de acceso para personas con discapacidad. Esto incumple en el marco regulatorio del contrato de concesión con el municipio", recalcó.

colectivos paro paraná.jpg

Gainza manifestó que la Municipalidad no estaría al tanto, de forma certera, de la cantidad de coches que circulan en Paraná actualmente y, si se imponen medidas de sanción, éstas se desconocen. "Queremos que la Municipalidad y el SITU, órgano de control, nos indiquen si están al tanto de la baja del 40% de los coches y qué medidas toman al respecto", expresó el ex-concejal.

Sobre este tema, el subsecretario de Transporte de la Municipalidad de Paraná, Diego Dlugovitsky, manifestó: "Todos los días sabemos cuántos coches recorren la ciudad. En enero y febrero recorren la ciudad 94 unidades, según una planilla presentada por la empresa. Entre las ocho y nueve de la mañana, tenemos en sistema el porcentaje de los comprometidos a salir”. Tras ser consultado en torno al estado de la intimación realizada el 12 de enero a Buses Paraná ante el retiro unilateral de coches de circulación, Dlugovitsky aclaró que “están aplicándose las multas”.

La Asamblea manifestó que se requiere una revisión interna del sistema de transporte y mayor compromiso por parte del órgano de control que compone el Sistema Integrado de Transporte Urbano (SITU). Asimismo, se afirmó que el órgano de control debe mantener mayores reuniones para discutir la mejora en la calidad del servicio y no sólo discutir las tarifas.

En diciembre de 2021, la Asamblea Ciudadana utilizó la institución Voz y Opinión del Concejo Deliberante para presentar las quejas de los usuarios en torno a todas estas problemáticas y propuso: retomar la modificación del Artículo N° 100 del marco regulatorio, que permite la participación de un representante de la ciudad en el órgano de control del SITU, derogada por el intendente Sergio Varisco y según Rossi. "La propuesta está cajoneada y congelada y no se reflotó", dijo Rossi a UNO. También se pidió que se retome la Mesa de Movilidad Urbana que recoge las necesidades de transporte de los vecinos para diseñar un plan viable en Paraná y, por último, pedir la baja del contrato con Buses Paraná.

Sube trajeta colectivos transporte Paraná .jpg

El futuro del pasaje

A principios de febrero el diputado nacional por Entre Ríos, Marcelo Casaretto, había anunciado que la provincia recibirá un incremento en el subsidio al transporte por un 40%. Al respecto Maisterrena manifestó que, a partir de la instrumentación de esta medida, los números deberían ser revisados, dado que el valor del boleto podría ser menor. El analista aclaró que las variables que impactan al beneficio son más de una veintena, destacándose los salarios de los choferes, el combustibles y la desvalorización de los vehículos.

Si bien ambos bloques del Concejo Deliberante llegaron a similares resultados ante el posible aumento del pasaje, Juntos por el Cambio se mostró reticente al aumento hasta no ver una mejora en el servicio. Por su parte, la Asamblea Ciudadana no sólo insiste en rescindir en el contrato de concesión a Buses Paraná por incumplimiento, sino también en que los subsidios verdaderamente reflejen un servicio de calidad para los usuarios, así como una información clara y detallada del funcionamiento de la empresa y la prestación que provee a la ciudad. La definición final por el valor del pasaje se decidirá en marzo, cuando se retomen las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.

Por el momento, los paranaenses aguardan en las garitas de colectivo ante la posible llegada de un mejor servicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario