Patronato
Lunes 21 de Mayo de 2018

El recuerdo de la primera gran epopeya

Ayer se cumplieron 40 años de que Patronato obtuviera el Torneo Regional, lo que valió la primera clasificación de un equipo entrerriano al antiguo Nacional. El logro Santo fue ante Sportivo Patria.

Eran otros tiempos, era otra la historia, no había medallas solo hambre de gloria. Solo se jugaba por la camiseta como en el potrero: taquito y gambeta. Eran épocas en las que internet y redes sociales formaban parte del mundo de lo desconocido. Apenas algunos cientos de hinchas tuvieron el privilegio de acompañar al equipo hasta Formosa, otros miles esperaron expectantes la transmisión que llegaría en directo y no sin dificultades a través de la AM de la capital provincial. Las FM tampoco eran parte de la realidad por aquellos años.
El domingo 21 de mayo de 1978 el mundo futbolero de Paraná despertó con una ansiedad inusual. La posibilidad de trascender las fronteras de la provincia a través del más popular de los deportes estaba latente y se veía reflejada en el embanderamiento de casas, colectivos y autos particulares con los colores rojo y negro.
Se adelantaba o aceleraba el asado del fin de semana porque a la siesta Patronato disputaba la finalísima del Torneo Regional y con ella la gran posibilidad de llegar al Nacional. El triunfo por 4 a 2 obtenido en el partido de ida alimentaba la ilusión. Pero quedaban 90 minutos ante un adversario como Sportivo Patria sediento de revancha.
Más allá de la precauciones que se tomaron, un clima hostil envolvió a la delegación paranaense desde su arribo y hasta su retirada de territorio formoseño. Más que nunca lo hicieron sentir visitante.
El partido se desarrollaba con las características propias de una final. El trámite era de hacha y tiza; estaba prohibido guardarse todo. Patrón aguantaba los embates de su rival, sostenía la diferencia obtenida en su casa hasta que llegó el gol de José Niki Díaz que valió un nuevo triunfo y el pasaporte para codearse con los grandes del fútbol del país.
Después del éxito sobrevino la fiesta por las calles de la ciudad. La larga espera para recibir un día después a los hacedores de la primera gran epopeya del balompié entrerriano.
El 21 de mayo de 1978 se cristalió un sueño tantas veces postergado. Fue cuando el lema: "En el año del Mundial, Patronato al Nacional", se hizo realidad.
UN TESTIGO DIRECTO. Fernando Enrique Pais acompañó la campaña del Rojinegro de principio a fin. Estuvo en cada uno de los partidos en su función de comentarista de LT 14 (Omar Paloma era el relator). Ante la requisitoria de Ovación revivió ese momento histórico.
"Hasta la clasificación al Nacional del 78 de Patronato el fútbol entrerriano poco había trascendido, no obstante alguna participación en la Copa Beccar Varela y otros partidos importantes eventuales", recordó el periodista.
El entonces Torneo Regional que abría el camino al círculo superior del balompié argentino era el más apetecido de todos. Por eso, el arribo de Patronato al Nacional 78, con la participación activa de dirigentes, clubes colegas, cuerpo técnico, jugadores, periodismo y pueblo en plenitud, dejó un mojón superlativo", prosiguió.
Pais reflexionó sobre el arribo a la vidriera grande: "Originó dentro de la institución un sano deseo de volver a una contienda de esa envergadura. El Nacional, en sus inicios, tenía mieles exquisitas pero con sabor a poco. Había que desandar duros caminos para pisar un numero limitado de campos de juego verdes y prolijos y verse las caras con los poderosos de otrora. Tras el logro hubo ardor y pasión creciente para, con armas deportivas limpias, encaramarse en lo más alto del fútbol argentino. Y ese lugar hoy se ocupa con esfuerzo, pero con mucho orgullo, después de vivirse muchos años de espera. Por eso, sin temor a equivocarme, expreso que aquella clasificación Regional es un hito mayúsculo en las páginas del deporte de nuestra Entre Ríos. El Regional hizo posible el Nacional, que es mucho decir", rememoró el comunicador.


Los hacedores de la proeza inolvidable

Formaron parte del plantel Santo que alcanzó la gloria: Enrique Ibarra, Edgardo Zeballos, Armando Sosa, Rafael Lell, Alberto Ríos, Eduardo Vicente. Américo Pesoa, Luis Brunengo, Julio Solanas, Mauricio Escobar, José Díaz, Jorge Venencio, Alfredo Isla, Edgardo García, Miguel Vergara, Oscar Villalba, Rubén Ramos, Esteban Barrios, Ricardo Bruffal, Omar Soria, José Humoffe (jugadores). Ángel Tano Omarini fue el entrenador; Oscar Oliva, el preparador físico; Rafael Fontana, el utilero; Adolfo Álvarez, el msajista. Y jugando un rol preponderante Fernando Pascual Gan el presidente.

Comentarios