Música
Miércoles 04 de Julio de 2018

Una banda "des-generada": Desde Mendoza llega Perras on the Beach

El grupo liderado por Simón Poxyran y Bruno Beguerie irrumpió en la escena ndie nacional y se presenta este viernes en el Club Social de Paraná

La banda mendocina Perras on the Beach llega por primera vez a Paraná para presentar su nuevo disco, Flow de Cuyo. La cita este viernes 6, a las 21.30, en el Club Social de Paraná (San Martín 1181)

Surgida a fines del 2015, la banda mendocina vive en la actualidad un meteórico ascenso que le valió las valoraciones de la prensa y una base de seguidores firme armada en muy poco tiempo. Liderada por Simón Poxyran y Bruno Beguerie, son representantes del fenómeno de indie mendocino.


Embed

ESTA NOCHE, PERRAS EN ROSARIO POR PRIMERA VEZ

Una publicación compartida de Perras On The Beach (@perrasonthebeach) el


Cuando tenían poco más de un año de vida, irrumpieron en la escena nacional con su primer disco, Chupalapija. De la mano del Dj y productor de Poncho, Javier Zuker, comenzaron a codearse con bandas indie de todo el país a partir de su bautismo de fuego en el club Niceto, en Capital Federal. Así, lo que empezó siendo una banda de adolescentes irreverentes que querían tocar un poco en broma y otro en serio, fue evolucionando en un grupo que tiene un sonido consolidado y letras inteligentes, pero conservando espontaneidad y frescura.

Ahora llegan por primera vez a la capital entrerriana, luego de haberse presentado en Santa Fe, Rosario y Corrientes.
Embed

https://www.facebook.com/ranchofrenesi/videos/2040644016219213/?t=13


Escenario dialogó con Poxyran (Saieg de apellido, cantante y guitarrista de la formación que completan Beguerie en voces y bajo, Ignacio Laspada en guitarras, Rodrigo Martínez en sintetizador y Fabricio Foresto en batería) sobre el génesis y actualidad de la banda, como así también del disco y el circuito rockero de Mendoza: "Perras on the Beach tiene dos etapas, la primera era con otra formación, estábamos Bruno y yo, junto con mi hermano Juan en teclados; Lucca, el hermano de Bruno, en guitarras; y Cocó (Gabriel Orozco) en batería. Pero ellos era como una sub banda, porque tenían proyectos más importantes; pero para Bruno y para mí era distinto, porque era lo único que teníamos. La banda surgió de un montón de emociones, canciones que escribí y por ahí son re chotas, pero a mi me ayudaron un montón. Los pibes se prendieron en este flash, grabamos un disco y pasó todo lo que pasó, que después terminó en la separación de esa primera formación, porque la banda había crecido de golpe y no se podían sostener dos proyectos a la par, era algo difícil. Y después nos rearmamos, fue un proceso largo".



La nueva formación debutó el 11 de julio del año pasado; a pocos días de cumplir un año, Poxyran señala que parece que pasó mucho más tiempo, dado el nivel de aglutinación que alcanzaron con los nuevos integrantes. "Hay una energía infernal entre nosotros porque, para resumir, Perras on the Beach viene de la amistad. Simplemente tocamos, nos divertimos, nos preocupamos por lo que hay que preocuparse pero no estamos todo el tiempo pensando en el impacto que podemos generar en el ambiente musical. Nos sentimos parte del ambiente musical, pero ni en pedo llegamos a ser una banda fundamental. Sólo queremos tocar, crecer como banda y como personas", sintetizó.


Sin querer queriendo

Quizás, una de las claves del éxito de Perras on the Beach es que su estética –tanto a nivel sonoro como visual; y hasta filosófico– no es deliberada; la etiqueta "indie" fue impuesta desde afuera, pero a la banda no le interesa. Es que una de las virtudes de las últimas generaciones es la apertura a la hora de desdibujar los límites de género en todos los ámbitos, incluyendo lo musical.

"Nuestra búsqueda es constante, no sabemos para dónde va, cada vez estamos mas cerca de ser nosotros mismos. De hecho, si comparás los dos discos nuestros, se nota un crecimiento muy grande, empezamos a entender la música de otra manera. Obviamente, la banda suena distinta ahora porque, además, empezamos a abrirnos a todos los géneros musicales. Los músicos solemos tender a autoencasillarnos, así que queremos hacer todo lo contrario en este disco. Chupalapija tenía esa impronta pero en la actitud, no en lo musical, así que acá nos permitimos experimentar más", manifestó el Poxyran.

En este sentido, señaló que esta actitud "des-generada" es una característica del circuito musical mendocino: "Más que un circuito rockero, hay muchos géneros dando vueltas, no es una cuestión cerrada. Las bandas no tienen muchas cosas en común en lo musical, cada banda tiene algo bien particular, los géneros se mezclan mucho y eso está zarpado. Hay bandas que no sabés decir si hacen jazz o reggae, se mezcla todo. La movida en Mendoza es muy grande, a veces unida, otras no. Creo que las personas hacen a los lugares y no al revés. Aunque un poco sí, hay un ida y vuelta. Aunque no vamos todo el tiempo a las montañas, ellas están ahí".

–Sin ir más lejos, el último disco de ustedes lleva el nombre de su región geográfica.

–Bueno, el nombre del disco viene del barrio donde nacimos, que se llama La Flor de Cuyo, así que haciendo chistes y juegos de palabras le metimos Flow. En ese barrio está la casa del Fabri, el baterista. También, obviamente, somos re cuyanos.



Entradas

Conseguí tus entradas en Sneakers (San Martín 753) o con tarjeta de crédito en www.harlem.com.ar. Si sos suscriptor de UNO, podés retirar una entrada gratis con tu tarjeta Beneficios UNO por nuestras oficinas de Perú esquina Chile.


Comentarios