Espacios culturales autogestivos

Los espacios culturales autogestivos de la provincia, unidos en una red

Oté Danán congrega a 22 salas culturales que se encuentran en emergencia ante la paralización de la actividad en Entre Ríos.

Sábado 18 de Julio de 2020

Los espacios culturales autogestivos de toda la provincia se unieron en una red para poder seguir sosteniendo la cultura en Entre Ríos, tras cuatro meses de inactividad. Oté Danán - Red de Espacios Culturales Autogestivos de Entre Ríos es el nombre bajo el que se congregaron 22 salas independientes de distintos puntos del territorio provincial. Dicen que esta realidad, anterior a la pandemia que nos atraviesa, se ve agudizada debido al riesgo de cierre de sus espacios.

Básicamente, piden al gobierno entrerriano que se declare la emergencia cultural; que haya una participación activa en el Consejo Federal de Cultura para discutir las políticas culturales de la provincia a corto, mediano y largo plazo; y que se diseñe un programa de subsidios para paliar las necesidades del sector y evitar el cierre de espacios. Pero, sobre todo, que el Estado garantice el derecho a la cultura de los entrerrianos y entrerrianas.

La red está conformada por Sinergia Teatral (Gualeguaychú), La Botica (San José), Escuela del Bardo (Paraná), Arteatro (Paraná), La Cigarrera (Concordia), La Fragua (Villa Elisa), Sala de Teatro Mónica Pesse (Rosario del Tala), Centro Cultural Alas (Gualeguaychú), Centro Cultural La Hendija (Paraná), Carpa de Circo y Teatro La Moringa (Paraná), Pueblo Viejo (Concordia), Yotivenco Espacio (Concepción del Uruguay), Arandú (Paraná), Pulsión Teatro (Urdinarrain), Eutopía Teatro (Gualeguaychú), Liebre de Marzo (Gualeguay), Espacio Artístico Saltimbanquis (Paraná), Cuarto de Luna (Concordia), Agrupación Cultural Victoria (Victoria), JAI Espacio Cultural (Paraná), Desde el pie (Chajarí), Poblarte (Federación) y Abarajala (Viale).

Escenario dialogó con Valeria Folini, de Teatro del Bardo, quien fuera una de las impulsoras de la red junto a la gualeguaychuense Valeria Bassini, de Sinergia Teatral: “Primero jugamos con las siglas de Espacios Culturales Autogestivos de Entre Ríos y no nos gustaba, también nos acordamos un poco en la primera reunión mensual que tuvimos de la novela de George Orwell, 1984, que el autor dice que las sociedades a medida que son cada vez más sometidas dejan de nombrar las cosas y nombran todo con siglas que después casi ni saben lo que significan. Para que un pueblo sea cada vez más dominado, tiene que tener un menor acceso al lenguaje y las palabras. Entonces pensando en todo esto, nos propusimos otro nombre, y ahí surgió la idea de que sea en idioma chaná y que significase espacio teatral. Como en idioma chaná no existe la palabra teatro, se nos ocurrió que lo más parecido es el concepto de casa, entonces encontramos esta expresión, Oté Danan, que significa ‘construirse la casa’”, comentó al ser consultada por el nombre de la red.

Oté Danán se conformó a raíz de un grupo de Whatsapp, en el que participa una gran cantidad de teatristas de toda Entre Ríos, donde se puso de manifiesto la necesidad de unirse para encontrar una salida ante la actual emergencia. “Vimos que en otras provincias están surgiendo tipos de organizaciones en red de teatristas y salas; y nos pareció necesario crear una red acá para tratar la emergencia que tenemos quienes trabajamos en el área de la cultura en general, pero más específicamente lo que son las salas teatrales porque seguimos teniendo gastos fijos que cubrir, a pesar de que no podemos trabajar y no tenemos posibilidades de obtener recursos. A partir de esta idea, Vale Bassini, de Gualeguaychú se puso conmigo a trabajar para contactar a todas las salas, averiguamos cuántas salas hay y en 48 horas logramos juntarnos todas”, relató Folini.

Consultada sobre el impacto de las medidas de emergencia tomadas por el Instituto Nacional de Teatro (INT) y el Plan Podestá (Preservación Operativa de Elencos, Salas y Teatristas Argentinos), manifestó: “A título personal, pienso que estuvieron bien las ayudas del INT, pero claramente no fueron suficientes. Fueron efectivas pero hubiesen sido suficientes si la cuarentena duraba 40 días, pero ahora eso ya no alcanza. Además, es importante destacar que no todas las salas y no todos los grupos recibieron apoyo, porque al apoyo lo organizaron en torno a las salas que tuviese relación con el instituto y no se apoyaron a grupos, sino a espectáculos que habían presentado pedidos de subsidios para obra o para gira en un período determinado. Entonces hubo mucha gente que quedó fuera de esa ayuda. Además, ya nos anticipamos a cómo estará la situación económica cuando podamos retomar las actividades, es obvio que en un contexto de crisis la gente no va a salir a consumir masivamente espectáculos artístico, porque estaremos en una economía en recesión”.

teatro.jpg
Los espacios culturales autogestivos de la provincia, unidos en una red

Los espacios culturales autogestivos de la provincia, unidos en una red

De larga data

Con respecto a la situación general que atraviesan las salas culturales autogestivas en la provincia, Folini expresó que es muy variada: “Hay ciudades como Villa Elisa en las que ya pudieron empezar a trabajar con algunos talleres mediante un protocolo y funcionando con mucha menos gente. Después tenés ciudades como Paraná ,donde estamos bastante jodidos, o Gualeguaychú que habilitó la actividad durante una semana y luego cerró nuevamente. Claramente es alarmante la situación. Pero pienso que venimos de no recibir apoyo durante mucho tiempo; en general las salas teatrales y centros culturales no trabajamos durante enero y febrero, entonces sabemos que antes que termine el año tenemos que juntar dinero para solventar los gastos durante esos meses y luego remontamos en marzo. Pero este año, cuando estábamos arrancando a trabajar pasó lo de la cuarentena, que fue absolutamente desestabilizante para asociaciones culturales, grupos teatrales y personas físicas que sostenemos con un gran esfuerzo estos espacios que no son redituables”.

En este sentido, hizo énfasis en que nadie gana dinero por tener una sala de teatro independiente: “Lo que hacemos es posibilitar que los profesionales de la música, la danza o el teatro ganen algún dinero utilizando esos espacios. Estamos cumpliendo una función social que el Estado no está cumpliendo, porque son muy pocas las salas estatales que existen en la provincia, ya sean municipales o provinciales. Entonces nos preguntamos no sólo qué pasa con cada sala, sino qué pasa con la actividad teatral y escénica en general si esos espacios cierran. Creo que el tema no es solo de ahora, sino que venimos con un problema de arrastre de muchos años en el que la provincia históricamente no ha apoyado los espacios autogestivos. Y en una situación de emergencia como la que nos tocó en este 2020, como mínimo deberíamos estar en la agenda productiva de la provincia, y ni siquiera nos nombran, no existimos ni en los discursos”.

Por último, expresó: “Hay que dar vuelta la moneda, y empezar a valorar que quienes sostenemos espacios culturales contribuimos al derecho de los ciudadanos de acceder a la cultura. Porque si bien es cierto que nosotros como artistas no podríamos trabajar si esos espacios, la gente tampoco podría acceder a las producciones culturales y artísticas si no existieran estos espacios, por eso decimos que el Estado debe garantizar este derecho y apoyar la cultura”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario