Teatro 3 de Febrero
Miércoles 11 de Julio de 2018

La mitología griega, una fuente inagotable de buenas historias para todas las edades

"El viaje de Aridadna" dirigida por Dante Loss, se presentará en el marco del Festival de Espectáculos Infantiles que se desarrolla en la capital entrerriana

El Viaje de Ariadna es un musical que invita a viajar a la antigua Grecia, recorrer el Olimpo, tocar por unas horas la tierra y terminar en los confines de Inframundo. A ser testigos de la majestuosidad de los Dioses y veamos hasta dónde nos lleva esta historia. Una joven prisionera de su destino, una madre afligida y un héroe que se embarcará en una aventura sin retorno.


La obra se presentará mañana, a las 16, en el Teatro 3 de Febrero; y el miércoles 18, a las 17.30, en el Centro Cultural Juan L. Ortiz, en el marco del Festival de Espectáculos Infantiles (FEI) que se desarrolla en Paraná hasta el 21 de julio, con el auspicio de UNO de Entre Ríos.


Este musical cuenta con un puesta en escena con juegos de luces, escenografía y sorpresas. Los Dioses invocan a grandes y chicos a atravesar las puertas del Tártaro, cruzar el puente del amor y sumergirse en las aguas del olvido.


Escenario dialogó con Dante Loss, quien escribió esta adaptación del mito de Perséfone y dirige la puesta, destinada a todo público: "La obra está compuesta como un musical, con ocho canciones cantadas en vivo, más un coro que abarca a todos los actores".


La parte musical está a cargo de Leandro Nicolás Gómez, que adaptó la música para esta historia y se encargó de preparar vocalmente a los actores.


"El año pasado participamos en el FEI con un musical que se llama Entrelazados; y este año quise incursionar nuevamente en el género del teatro musical, pero llevando a escena una historia de la mitología griega, porque me gusta mucho. Fue un desafío adaptar la historia para niños, porque la mitología es muy dramática, hasta trágica, y los finales suelen ser tristes. Por eso fue todo un reto adaptar la historia para los más chicos, pero a su vez haciéndola interesante para todas las edades. No hay que subestimar al público infantil, los chicos son mucho más vivos que nosotros", manifestó Loss.


La obra se basa en el mito de Hades y Perséfone, el dios del inframundo y la joven doncella hija de Zeus y Deméter, diosa de la naturaleza. El malévolo dios la rapta y la convierte en su esposa. Deméter, desolada por la falta de su hija, dejó de sembrar semillas y dio lugar al surgimiento del otoño y el invierno.


Zeus, que no pudo aguantar más la agonía de la tierra y obligó a Hades a devolver a Perséfone, enviando a Hermes para rescatarla. La única condición que se puso para liberar a Perséfone fue que no probase bocado en todo el trayecto, pero Hades la engañó para que comiese seis semillas de granada, que la obligaban a volver cada año un mes por cada semilla. Cuando Deméter y su hija estaban juntas, la tierra florecía de vegetación. Pero durante seis meses al año, cuando Perséfone volvía a los infiernos, la tierra se convertía de nuevo en un erial estéril.


En esta obra, el nombre de Perséfone se cambió por el de Ariadna, y Deméter por Afrodita: "Aquí, yo planteo que Hades la raptó porque se sentía solo en el Inframundo y quería una compañera; y ella lo ayuda para que se convierta en alguien mejor, más compasivo", explicó Loss.


El elenco está conformado por Ana Morahan (Ariadna), Valentín Abuaf (Caronte), Fio Badano (espíritu), Hipólito Neiff (Heracles), Julieta Velasquez (Afrodita), Marlen López, Cecilia Belén Tabuenca –quien también coordina la parte coreográfica–, Alejandra Pérez (los tres oráculos) y Dante Loss (Hades). La mayoría de los integrantes aún cursa el secundario y paralelamente realiza talleres de actuación.


"Hace ya un par de años que se formó este grupo y teníamos ganas de llevar a escena un musical, porque no es un género demasiado explotado en la ciudad; de hecho, he visto pocos musicales donde se cante en vivo. Es un reto porque los actores tienen que aprender a cantar, porque yo como director necesito que alguien haga la parte musical y coreográfica", señaló Loss, y añadió que se desplegó una escenografía importante, con un puente que une ambos extremos del escenario y un bote que es móvil: "Rompí con el espacio tradicional, porque los actores aparecen cantando desde un palco o atrás del público, para que la gente nunca sepa por dónde van a aparecer".

La obra es recomendada para niños de cinco años en adelante; ya que hay música demasiado estridente y la caracterización de algunos personajes puede no ser apropiada para niños pequeños.

Las entradas se venderán en puerta, previo al comienzo de la función y tendrán un valor de 80 pesos

Comentarios