La Vieja Usina

Fuxia se presentará este viernes en La Vieja Usina "para acercar dimensiones del Hiperespacio"

La banda de rock de Paraná compartirá una velada donde recorrerá las primeras composiciones y las más actuales. Será este viernes a las 21 en La Vieja Usina.

Viernes 19 de Agosto de 2022

La banda rock paranaense está integrada por Iván Mazzucco (voz), Gabriel “Gabo” Lemos (guitarra-coros), Lucas Helwig (bajo-coros) y Juan “Billy” Uviedo (batería), y este viernes 19 de agosto presentará a las 21 (puntual) un vasto repertorio de canciones en el festival Hiperespacio, haciendo un recorrido por las primeras composiciones, pasando por las de transición hasta los nuevos caminos emprendidos. La cita es en el centro cultural La Vieja Usina de Paraná y se podrán adquirir entradas en puerta a 600 pesos.

En la oportunidad, también habrá servicio de cantina.

fluxia.jpg
Fluxia se presentará este viernes en La Vieja Usina

Fluxia se presentará este viernes en La Vieja Usina

En el marco de una entrevista con Escenario, uno de los integrantes del grupo Juan “Billy” Uviedo se refirió a la fecha y a diferentes cuestiones sobre la música, el trabajo que vienen haciendo y la transformación de la banda.

—¿Hace cuánto vienen tocando juntos?

—Fuxia comenzó a hacer sonar sus primeros riffs en el año 2016 en Hell’s Kitchen Studio, luego se incorporó Billy en batería, y así la banda tuvo su debut en los escenarios el 28 de octubre de 2017 en el Centro Cultural Juan L. Ortiz, de la ciudad de Paraná, junto a Hueso.

—¿Cuándo fue la última vez que se presentaron en Paraná?

—La última vez que la banda se presentó en la ciudad de Paraná fue el 19 de noviembre de 2021 en Limbo Pub, y fue el primer recital pospandemia.

—¿Cómo surge la posibilidad de presentarse en La Vieja Usina?

—La idea de realizar el evento en La Vieja Usina nace como una necesidad de compartir lo que venimos trabajando hace un tiempo. Son muy escasos los espacios donde se puede organizar un festival, donde estén dadas las condiciones necesarias para poder llevarlo a cabo. En el año 2019 hicimos un evento en el mismo lugar al que denominamos “Multiverso”, la premisa fue encontrar a las diversas expresiones artísticas como la lectura de escritos, la exposición de fotografías, la proyección de videos de artistas de la región y las músicas de Muñeca de Santa Fé, Hijos de Protón de Cerrito y Fuxia. Es por eso que este año quisimos hacer algo similar, una especie de secuela, a la que llamamos Hiperespacio, como el libro del físico Michio Kaku publicado en el año 1994, el cual hace alusión a las diferentes dimensiones en la existimos (o podríamos existir).

—¿Qué importancia tiene para ustedes esta nueva fecha del 19?

—Esta fecha está cargada de emociones y muchas expectativas, ya que hemos atravesado diversas situaciones en estos últimos meses, que nos han unido mucho y también nos han brindado nuevos aprendizajes. Las músicas y las letras son y han sido una semilla de mucho valor para sanar. Compartir y disfrutar de los encuentros es también una motivación constante para seguir creando y creciendo, por eso la presencia de cada persona en cada evento que organizamos significa mucho para nosotros.

—¿Quiénes los acompañarán en esta velada? ¿Ustedes tocan al final?

—En esta ocasión darán inicio al festival las lecturas en vivo de Proyecto Toda Persona, que es un colectivo de artistas que se reunió a partir de un taller de poesía llamado Toda Persona es Poeta, actualmente hacen fanzines colectivos y literarios; luego se presentarán Akyles y los Mirmidones, proyecto de música disco de esta ciudad. Y para finalizar, Fuxia brindará su show con mucha adrenalina y sorpresas.

—¿Qué me podés contar del material que han compartido en YouTube en los últimos meses?

—Justo antes de que comience la pandemia teníamos pensado realizar un videoclip en locaciones de otras ciudades, pero con todo lo acontecido tuvimos que adaptarnos y hacer un video con retazos de lo que en ese momento nos movilizaba tanto en lo social como en lo individual, fusionado con clips de nuestras cotidianidades, en esa situación de encierro, así publicamos “Sonreir”. A finales del año pasado publicamos nuestro último single “Ser juntos”, filmado en Hell’s Kitchen Studio por Horax López, y editado por Lucas Helwig. Este último es una muestra de la transición que la banda hizo en los últimos tiempos.

Embed

—¿Cómo pueden describir el camino musical que han realizado en todos estos años como grupo? ¿Qué evoluciones o transformaciones observan? ¿Cómo han logrado afianzarse?

—El hecho de compartir mucho tiempo de nuestras vidas, de dejarnos llevar por lo que sentimos, de confluir ideas y sensaciones diferentes en un mismo sitio hace que el camino se vaya haciendo en el mismo andar. Tenemos apertura a la hora de compartir músicas, riffs, ritmos, letras, series, libros y hablar sobre temáticas que suceden a diario y nos movilizan. Eso hace que se potencie cada propuesta, que cada bosquejo/maqueta presentada encuentre su espacio dentro del ensayo, hasta ser canción. Ser permeables a la situaciones cotiadianas, dejarse atravesar y atravesar el transcurso de los días nos nutre muchísimo para componer. Compartir escenario con otras bandas, ir a recitales, a diversos tipos de eventos, tener la inquietud de aprender, de dudar y acercarnos y trabajar con otras personas nos hace crecer, nos ayuda y hace que la banda mute constantemente, sin perder la esencia. Notamos un cambio en la composición, también lo buscamos, consciente e inconscientemente. Incorporamos las herramientas que están a nuestro alcance como lo son las pistas, el uso de sintetizadores y programaciones, como un “integrante” más, tienen gran presencia en el nuevo viaje de la banda.

En las primeras composiciones los relatos son más introspectivos, dan cuenta de vivencias cotidianas que interpelan las individualidades de las personas, y cómo éstas intentan -de alguna u otra manera- encontrar conexiones, trazar puentes, acercar los vínculos con las demás personas, pero también consigo mismas. La importancia de convivir de manera colectiva, en comunidad. Despertar del letargo que nos impide crecer. Visibilizar situaciones que solemos ocultar. La inquietud por caminar los anhelos que nos movilizan. Y también como en ese caminar nos encontramos con personas que nos marcan, que nos ayudan, que nos muestran otras maneras de ser y vivir.

Las nuevas composiciones tienen una temática, un concepto que serpentea por todas las canciones. Hay un hilo conductor entre todos los relatos, el cambio. Cambio individual que puede generar un cambio social. Situaciones que acontecen a diario que nos exaltan, nos llevan a tener una vida agitada y fugaz. Momentos donde elegimos maquillarnos y acudir al (auto)engaño para evadir las responsabilidades. También intentan ilustrar las consecuencias de nuestros actos, y cómo todo eso nos va llevando a un colapso inminente. Contaminación, explotación de los recursos naturales, incendios y desastres provocados por la ambición de pocas personas, la escasa e inexistente participación en la lucha y la responsabilidad que esta conlleva.

A pesar de la adversidades, de todo el daño que ocasionamos, intentamos brindar nuestro punto de vista sobre esas situaciones, lo que tal pueda sembrar una semilla de esperanza.

Por lo tanto, si hay un concepto que suele abrazar a la banda, podríamos decir que es el contraste.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario