Música
Martes 08 de Mayo de 2018

"Dediqué mi vida a hacer música con contenido, que provoque cambios"

El artista se reencontrará mañana con su público en el Teatro 3 de Febrero. Será con un show en el que repasa sus 35 años de carrera solista

El talentoso compositor y multi instrumentista Pedro Aznar volverá este jueves 10 al escenario del Teatro 3 de Febrero, a partir de las 21, para presentar su última espectáculo, Resonancia, que recopila lo mejor y más destacado de su obra durante sus 35 años de carrera solista.
Si tenemos en cuenta su paso por bandas adolescentes como Madre Atómica y Alas, o incluso la emblemática Serú Girán –junto a García, Lebón y Moro– son muchos más que 35 años. Pero él eligió celebrar su total independencia como creador e intérprete.
En el marco de la conmemoración, Aznar lanzó un box con toda su discografía solista acompañado de un libro, en el que contará detalles e historias de cada CD, además de reflexiones sobre su trayectoria musical. Además lanzó un EP con cuatro canciones nuevas y un disco doble de esenciales, en formato CD.
Todo esto es presentado en el marco de una gira que lo llevará por toda la Argentina, Chile, México, Colombia, Estados Unidos y que va a totalizar unos 100 shows hasta finales de este año.
Escenario dialogó con él sobre este nuevo espectáculo y sobre sus 35 años de trayectoria. "El tiempo arriba del escenario o en el estudio de grabación es totalmente placentero, y eso hace que uno lo disfrute muchísimo y se olvide de que está, de hecho, haciendo un gran esfuerzo, dejando el alma en cada performance", señaló el artista.
—¿Qué es lo que proponés en "Resonancia"?
—Es una celebración de mis 35 años de carrera como solista. Voy a tocar canciones de cada uno de mis 18 discos, en orden cronológico, como un viaje a través del tiempo. Resonancia no es sólo una gira, sino que también implica el relanzamiento de toda mi obra. Prepararlo me hizo tomar completa conciencia del camino recorrido, y eso es muy importante en dos sentidos: para celebrar y disfrutar lo logrado, y para encarar con más fuerza y convicción lo que vendrá. Fue un trabajo intenso, de más de un año, emocionante y muy movilizador. Es un proyecto muy grande, ya que estamos lanzando una caja con 18 discos, muchos de ellos remasterizados, lo que los hace convivir sonoramente de manera muy congruente, con todas las carátulas reformuladas y unificadas al mismo criterio estético, un EP de cuatro canciones nuevas compuestas y grabadas en 2017, a modo de inserción en el momento presente y apuesta al futuro, y un libro de 96 páginas con fotos inéditas, anécdotas, reflexiones y todos los discos desarrollados in extenso, canción por canción, tratando sobre las motivaciones, inspiraciones y desafíos técnicos de cada una. Todo esto escrito en primera persona. Es más que una bitácora, es un testamento que mira lo pasado con cariño y satisfacción, y prepara un salto al futuro.
—¿Te acompañarán músicos en esta ocasión?
—Va a ser un show unipersonal. La cercanía que se logra en este formato es muy especial. En muchos casos permite descubrir la esencia de las canciones, o asomarse a su arquitectura, como en el caso de Because, que hago en tres tomas, superponiendo las voces e instrumentos grabándolos en vivo, convirtiendo el escenario en una especie de estudio de grabación.
—¿Qué canciones elegiste para esta retrospectiva y por qué?
—Le di lugar a las clásicas que todos quieren escuchar y a algunas otras que expresan muy bien el espíritu de los discos de donde provienen. No es fácil armar un repertorio que resuma una carrera tan larga, ya que necesariamente hay que hacer un recorte, pero creo que el que armé es justamente representativo. Es un show potente y emocionante.
—¿Qué reflexiones te inspiran estos 35 años de carrera? ¿Qué has aprendido y desaprendido?
—El balance que hago al volver la mirada sobre todos estos años es muy positivo. Dediqué mi vida a hacer música con contenido, que inspire, anime a la reflexión y provoque cambios, en mí y en quien escucha. Las devoluciones y comentarios que me hace la gente sobre lo que esa música representa en sus vidas son muy conmovedores, así que puedo decir con confianza que mi aspiración llegó a buen puerto. Ahora es momento de redoblar la apuesta, una vez más. Creo que una de las mejores lecciones aprendidas es la de ser cada vez más como un chico que juega a la música. Eso me mantiene cerca del entusiasmo, la intuición y el disfrute, me hace ser cada vez más auténticamente yo mismo.
—En todos estos años has compartido escena y discos con decenas de músicos ¿a quienes considerás tus maestros?
—En el CD2 de mi disco Quebrado homenajeé a muchos de ellos, entre los que se encuentran Sting, Yupanqui, Charly, Spinetta, Nick Drake, Beatles y Stones.
—¿Te siguen conmoviendo las mismas cosas a la hora de crear, componer, tocar?
—La madurez te da nuevos ángulos de percepción de la vida, pero los grandes temas siguen siendo un puñado: el amor, el sentido de la vida, la incógnita de la muerte, la libertad y la justicia. Ahí hay material para varias vidas, porque cada día se aprende algo nuevo.


Biografía condensada

A los 15 años, Pedro Aznar ya tocaba en el grupo under Madre Atómica. Poco tiempo después, en 1977, Aznar ingresó en Alas, también un trío de jazz-rock, aunque con influencias del tango.
Pero el gran salto en su carrera lo daría en 1978, cuando fue convocado por Charly García para integrar Serú Girán. A pesar del tímido comienzo, Aznar se fue consolidando hasta ser un pilar fundamental del cuarteto, al punto de ser su partida determinante en la disolución de Serú, en 1982, cuando viajó a Estados Unidos para perfeccionar sus estudios en la Universidad de Berklee.
Luego pasaría por el Pat Metheny Group, hasta 1984. Ese año emprendió su impecable carrera solista. Además, participa como productor, compositor, arreglador, instrumentista y cantante en sesiones de grabación y conciertos con las más importantes figuras del medio argentino e internacional.

Comentarios