Circo
Martes 15 de Enero de 2019

Circus Circus invita a grandes y chicos a disfrutar de su magia

La compañía circense instaló su carpa en San Benito. Hace tres años que gira por la provincia con su troupe de acróbatas y payasos

Este verano, los vecinos de San Benito, Paraná y alrededores tienen una opción cultural distinta: ir al circo. La carpa del Circus Circus se instaló para ofrecer su show los jueves y viernes a las 22, y sábados y domingos a las 20 y las 22, en avenida San Martín y 9 de Julio, frente al Club Atlético y Social San Benito. Las entradas van de los 130 a los 180 pesos, y para niños de entre 3 y 11 años, 100 pesos.
Esta compañía está girando en Entre Ríos desde hace más de tres años y se ha presentado varias veces en Concordia, en Gualeguay, Victoria –ciudad donde nació Amelie, su integrante más joven con tan sólo 4 años de edad– Villaguay y Crespo. Esta es la primera vez que se instalan en San Benito, donde debutaron el fin de semana y en donde permanecerán hasta la primera semana de febrero. "Lo más cerca que estuvimos fue Crespo y Diamante, también un fin de semana en Viale, pero nunca estuvimos tan cerca de Paraná", dijo a Escenario Soledad Stancovich, directora artística y fundadora del Circus Circus.
La compañía está conformada por 30 personas, la mitad son artistas y la otra mitad está abocada a hacer publicidad, mantenimiento y vestuario. "La mayoría de los artistas nuestros vienen de familias circenses, si bien tenemos una acróbata que proviene de una escuela de circo y se incorporó con nosotros de grande. Sol, nuestra trapecista, tenía que haber estudiado arquitectura para seguir con la empresa de su familia, pero se rebeló y se sumó al circo. Y así como ella hemos tenido chicos que se han incorporado de gimnasios", comentó.
El estilo de los espectáculos del Circus Circus no es el tradicional, sino de vanguardia: "Fusionamos lo que se vino cuando dejaron de existir los circos con animales, algo que se fue dando previo a que existan las leyes provinciales y ordenanzas municipales que prohíben shows con animales. A nivel mundial, es lo que hace el Cirque du Soleil; en nuestro país lo empezó a hacer Cirque 21 y nosotros seguimos con ese mismo estilo, fusionando trapecistas volantes, malabaristas y acróbatas con teatro, danzas, gimnasia artística".
El vestuario también es diferente a los que usaban los cirqueros tradicionales, mucho más vistoso y producido; y una diferencia muy marcada respecto a la vieja usanza es la ausencia de locutor o maestro de ceremonias: "Para comunicarnos con el público nos basamos en la expresión corporal de cada artista; y hacemos mucho hincapié en el humor, que es mucho más fácil de captar y traspasa las generaciones, se ríen los niños, los adolescentes, los adultos, los abuelos".
Además, han incorporado personajes del cine, la televisión y los comics como los Minions, Peppa Pig y Spider-Man, pero siempre enfocados en una disciplina artística circense: "Los niños ven al personaje, pero los adultos además aprecian al artista que lo interpreta. Hay mucha acrobacia, saltos en caída libre y demás, todo lo que la gente espera ver en un circo", manifestó.
En este sentido, destacó que esta temporada cuentan con un acróbata de nivel internacional, que ha estado en circos de Asia, Brasil, los Estados Unidos y Europa, habiendo llegado recientemente desde Tokio: "Mariano es un artista que ahora nos acompaña por un tiempo, yo nací en el circo de los padres de él. Por las vueltas de la vida, él siempre se ha ido a trabajar afuera. Su número es el globo de la muerte, nosotros no lo tenemos, pero tenemos el péndulo, una rueda gigantesca que permite hacer un número muy arriesgado y con mucha adrenalina. Como somos amigos, él nos acompaña por esta temporada, así que es una oportunidad única de verlo en acción, porque pronto se va de nuevo a otro país".

Tradición familiar
Soledad Stancovich, pertenece a la cuarta generación circense por parte de padre: "Mis bisabuelos emigraron de Yusgoslavia a Brasil, donde formaron su compañía de circo. En ese entonces, las carpas eran de lienzo, muy inflamables, y desgraciadamente la de ellos se prendió fuego. Tras ese percance decidieron migrar a la Argentina, y se dividió la compañía. Mi abuelo tuvo siete hijos varones, todos ellos trapecistas. El menor era mi papá, quien trabajó en diversos circos. Una vez, estando en Curuzú Cuatiá, Corrientes, conoció una jovencita que estaba entre el público, se flecharon y ella se escapó con el circo a Monte Caseros. Su papá los siguió y les dijo que si querían estar juntos, la condición era que se casaran. Y así lo hicieron, luego nacimos mi hermana y yo. Mamá falleció hace 20 años, y papá y mi hermana se establecieron en Pergamino".
Si bien ella nació y se crió en el circo, lo dejó para cursar parte del primario y el secundario completo (ver recuadro). Al recibirse, volvió para tomar la posta en la tradición familiar. "Con mi anterior marido habíamos fundado el Cirque 21, pero nos separamos y yo decidí formar mi propia compañía, Circus Circus. El 9 de enero cumplimos cuatro años".
Circus Circus nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires; luego, la compañía recorrió varias localidades santafesinas y a los seis meses se cruzó a Entre Ríos. Desde entonces, hace ya más de tres años, están girando por la provincia. "En la Argentina hay 125 circos, pero nosotros somos el único que está recorriendo Entre Ríos en este momento", acotó Soledad.
Para ella, la mejor palabra para describir al circo es familia: "Estamos juntos en las buenas y sobre todo en las malas, compartimos mucho. La vida te lleva a tener que ser un grupo unido, a mantener entre todos nuestra fuente de trabajo. Es que en el circo se mezcla una forma de subsistencia con el amor al arte. La mayoría no está aquí por negocios, de hecho no es redituable; uno lo hace por tradición y por amor".



Escolaridad

Una de las preguntas que la mayoría se hace es ¿cómo cursan sus estudios los niños circenses?: "Hay una ley nacional que dice que la escuela más cercana a donde se encuentre el circo debe recibir a sus chicos y evaluarlos; ya sea por un día o un mes. Es mucho más exigente porque cuando cambiás de provincia, si bien hay un programa de estudios nacional, en algunas están más adelantados que en otras", contó.

Comentarios