Violencia en el fútbol

Escándalo: el kinesiólogo entrerriano de Gimnasia, dijo que esto pudo ser una gran tragedia

Jorge Murúa, forma parte del cuerpo técnico de Gimnasia y aseguró que en 20 años de carrera nunca vio algo parecido.

Viernes 07 de Octubre de 2022

Jorge Murúa es oriundo de Gualeguaychú, y en la actualidad es el kinesiólogo de Gimnasia y Esgrima La Plata, por lo que dio detalles de lo vivido en el banco de suplentes, cuando se iniciaron los incidentes entre la policía y la gente, en el exterior del estado. Contó como ocurrieron los disturbios y dijo que “pudo haber sido una tragedia, un Cromañón y hoy podríamos estar lamentando más que un fallecido”.

Murúa reveló que sintió un poco los efectos de los gases lacrimógenos, y que la preocupación mayor era que su hija estaba allí para mirar el partido.

murúa gimnasia la plata.jpg
Kinesiólogo de Gimnasia de la Plata. El entrerriano fue testigo de los incidentes.

Kinesiólogo de Gimnasia de la Plata. El entrerriano fue testigo de los incidentes.

“Pudo haber sido una tragedia, un Cromañón lo que aconteció. Hoy estaríamos lamentando más de un fallecido. Yo estaba cubriendo el partido con el cuerpo médico del plantel, y me gritan desde la plantea. Y nos dicen que estaban tirando tiros y manoteo al de seguridad para que escuchara. Yo tenía a mi hija con su novio en la platea”.

“Cuando me doy cuenta veo que los efectos de gas habían entrado a la cancha. Y un jugador estaba tirado y fui a atenderlo. No sabía que había pasado con mi hija que estaba con su novio en la platea. Había mujeres embarazadas, y con chicos. Los traíamos al vestuario para asistir a la gente. También las personas que lograron entrar a la cancha fueron por el túnel y golpeaban las puertas del vestuario para poder entrar a respirar aire limpio”.

“No podíamos salir una vez que estábamos en el vestuario. Cuando logre tener señal me comuniqué con mi hija y estaba bien. Por suerte, más que sentir los efectos del gas, o creo que fue el miedo que sufre la gente en esta situación. Uno piensa que se le va el aire. Algunos jugadores estaban muy desesperados porque no encontraban a su familia”.

“Ni bien empezó el gas lacrimógeno, el juez decía que no podíamos ir al vestuario pero nos fuimos porque no se podía estar en la cancha. Había gas por todos lados. La peor parte se la llevo la gente que tuvo que sufrir no solo el gas, sino el miedo”, concluyó.

También manifestó que había niños perdidos y exigió que se investigue lo ocurrido. “La previa era una fiesta, en las tribunas había mucha gente, había mucha expectativa. Creo que hubo un gran error en el control. Si no tenes entrada no podes ingresar, hay gente con entrada que no pudo acceder”.

“En 20 años que llevo trabajando en esto, nunca vivimos lo que pasó ayer a la noche, esta situación de caos, sobre todo por la gente, la estampida, la gente desesperada”.

“Es terrible lo que paso, y se lavan las manos. La gente que estuvo ayer fue la misma que la que estuvo en el partido con Independiente y no pasó nada”. (Máxima)

gimnasia boca agresiones 2.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario