Secciones
Crimen de los Rugbiers

¿Es el rugby o la masculinidad?, un análisis de la violencia en grupos de varones

El psicólogo social, Hugo Huberman, especializado en el trabajo para construir masculinidades sanas apuntó: "Hay muchos que están socializados de manera salvaje"

Martes 21 de Enero de 2020

Fernando Báez Sosa, de 19 años, fue asesinado en Villa Gesell por un grupo de muchachos que lo golpeó de manera brutal. "Podemos ser parte de la solución a la violencia entre los jóvenes, independientemente de que no sea una exclusiva responsabilidad nuestra", advirtió en un comunicado la Unión Argentina de Rugby horas después de que se conociera el hecho que conmocionó al país. UNO Santa Fe consultó a Hugo Huberman, psicólogo social, coordinador de la Campaña Lazo Blanco y miembro de la coordinación de la Red Argentina de Masculinidades por la equidad sobre este caso.

"Los grupos son los que acentúan los procesos de socialización de los chicos. El grupo potencia. Hago cosas en el grupo que solo no las hago. Entonces no son patológicamente asesinos, es el grupo el que los lleva a hacer estas cosas. La presión grupal es fatal, la construye el hombre que lo es porque mata. Y esa es la certificación de que soy hombre. Si no lo soy puedo llegar a morirme en el intento o soy del bando contrario. Hay una cuestión homofóbica y misógina bastante importante", dice el profesional.

Y agregó: "La masculinidad se construye en relación a otros y a otras. El primer proceso está relacionado a los grupos de padres que son moldeadores de masculinidades. No está únicamente centrada en la sexualidad,hay muchos que están socializados de manera salvaje. Es decir, con una masculinidad hegemónica y violenta".

Sobre la masculinidad indicó: "Cuando estamos juntos nos pasa que ese estar juntos nos educa, nos socializa, nos hace más hombres. Y aprendemos lo que necesariamente tenemos que hacer para ser considerados hombres. Es un certificado de que sos bien macho.Es adictivo el tema del grupo y las conductas que se aprenden son absolutamente punitivas y coercitivas. «Si no hacés esto no te llamamos más, no venís más, no salís más con nosotros»".

¿Es el rugby?

Al ser consultado si se trata de una característica propia de este deporte, Huberman lo descartó: "El tema es antiguo, lo que pasa es que ahora se le da espectacularidad, que es parte del dominio masculino. Lo que pasa es que no hacemos nada para evitarlo. Podría haber pasado en cualquier deporte. Ha pasado con los clubes de fútbol con las violaciones en las inferiores de Independiente y abusos hacia los jóvenes de River. El deporte es un proceso socializador fundamental. Si a esto le agregamos una estructura racista y violenta, el resultado es lo que pasó".

Al mismo tiempo amplió en relación a la cuestión formativa en los clubes: "Queda claro que la educación es deficiente en cuanto al concepto de masculinidad no hegemónica y no violenta. Forman parte de un grupo de jóvenes que se educa en base a valores muy fuertes que tienen que ver con la negación del otro y con la no aceptación de la justicia".

"Los señalan a ellos por no ver el propio funcionamiento. ¿Cuántos jóvenes hay que harían lo mismo que estos rugbiers? Estamos en foja cero para la no violencia. Todavía hay estructuras jerárquicas donde hay unos santos y otros ladrones. Por el color de piel, por el tono de la voz. El tema de la migrancia, del racismo.Mataron a un chico de clase baja, que laburaba para estudiar. Evidentemente hay una cuestión clasista ahí", agregó.

Estrategias

Ante la consulta sobre qué se puede hacer en instituciones para prevenir la violencia detalló: "Se puede evitar dando consensos educativos en las inferiores de todos los deportes. No es específico del rugby. En las inferiores hay muchísimos problemas también. Se van generando castas jerárquicas con jóvenes que se educan contra otros varones jóvenes y mujeres jóvenes. Entonces este es el resultado".

"Las instituciones lo que deben hacer es tener una mirada de género. Así como la ley Micaela indica que todos los poderes del Estado deben recibir capacitaciones en estos temas, también lo deben adoptar los clubes deportivos porque son fundamentales en diferentes lugares del país desde el hockey hasta el fútbol o cualquier deporte. Para todos los chicos y las chicas para cuidarse y no tomar riesgos. Que sepan que no son superiores por actuar en manada. Tiene que haber una educación para que aprendan a ser hombres sin ser violentos. Tienen muchísimo que ver ahí los preparadores técnicos. Se debería hacer un replanteo en todos los clubes para ver qué hicieron con los jóvenes. El deporte está vinculado al cuerpo y a veces los entrenadores no toman conciencia de eso. Deben conocer qué se puede hacer con el cuerpo, que es de cada uno y eso puede prevenir además abusos y noviazgos violentos", argumentó.

Lazo Blanco

Lazo Blanco es una organización que nuclea a hombres de todo el mundo para trabajar en terminar con la violencia contra las mujeres, a través de actividades. En Argentina la ONG actúa junto a algunos gobiernos locales de provincias como Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero, Buenos Aires, y en Santa Fe (en Gálvez y en la capital provincial).

En la ONG dan talleres a hombres que tienen instancias judiciales (medidas cautelares por exclusión del hogar o perimetral) por violencia machista en un curso llamado "Reeducación emocional y responsabilidad social para varones".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario