Secciones
agua

Brasil libera caudales de agua para mitigar el descenso del río Paraná

La primera erogación el martes facilitó el crecimiento de 5 metros del Iguazú. El viernes se acordó otra salida de agua en Itaipú.

Sábado 18 de Abril de 2020

El reporte oficial del gobierno argentino difundido ayer señaló que las cancillerías de Argentina y de Brasil acordaron el crecimiento de 1.400 metros cúbicos por segundo del caudal del río Paraná para afrontar el déficit hídrico de los ríos Paraná e Iguazú. En ese sentido, Brasil comunicó que ya se programaron erogaciones de la represa de Itaipú para que la media de 5.350 metros cúbicos por segundo (m3/s) de la semana anterior, se aumente en 850 m3/s.Adicionalmente se convino un nuevo aumento de las erogaciones en 550 m3/s, para que el incremento total sea de 1.400 m3/s y el caudal ascienda a un promedio final cercano a los 7.000 m3/s, se acordó en el encuentro bilateral desarrollado en forma virtual, y que fue la continuación del realizado el martes.

La medida solo permitirá mitigar muy transitoria y acotadamente la extraordinaria bajante, de magnitud histórica como no se registraba hace 50 años en la región.

Al respecto, vale aclarar que tras la liberación de agua el martes, el río Iguazú en territorio argentino pasó de 2 a casi 5 metros hasta el viernes, pero ayer ya volvía a descender a menos de 4 metros. Todos los tramos del río Paraná en territorio argentino continuaban en bajante: frente a la capital provincial, la medida ayer fue de 63 centímetros, y seguirá retrocediendo en los próximos días. La liberación de agua, confiaron especialistas consultados por UNO, podría detener algunos días ese permanente retroceso de caudales.

El cambio de los niveles de agua solo se dará cuando se produzcan lluvias, tanto en Brasil como en Argentina. Según el pronóstico del INA, tal como informó UNO ayer, no prevé cambios en las altura de los ríos (Paraná y Uruguay) ni precipitaciones por encima de las normales, al menos hasta junio.

La bajante revela que los ciclos de la naturaleza, tanto de crecidas como retrocesos, mantienen su dinámica y dejan muchas veces sin margen de acción la intervención del hombre, pese a represas y obras realizadas para regular los caudales de los cursos de agua.

De acuerdo con el INA, el río frente al Puerto Nuevo de Paraná podría registrar una altura de 56 centímetros, y sin pronósticos de lluvias importantes en toda la región de la Cuenca del Plata para los próximos 15 días.

Habrá que ver cómo impactará la liberación de aguas de las represas brasileñas dispuesta en el acuerdo diplomático, que en la costa entrerriana del Paraná podría evidenciar sus efectos hacia el fin de semana.

Detalles

Con respecto a la baja en el río Iguazú se acordó que la central hidroeléctrica de Baixo Iguaçú preservará las reservas de agua que puedan posteriormente ser utilizadas en caso de que se agrave la situación de déficit hídrico de la ciudad de Puerto Iguazú, y atenuar así los efectos del estiaje en las Cataratas del Iguazú.

De este modo, se programarán las salidas de agua para alcanzar un promedio de 290 m3/s planos, con un pico de 350 m3/s de 8 a 17 horas en la represa.

Argentina y Brasil acordaron también en el encuentro de ayer un mecanismo de diálogo semanal, en relación a los ríos compartidos, para encontrar soluciones que atiendan a la sequía extraordinaria que afecta a toda la región.

Durante la videoconferencia los representantes de los organismos intervinientes acordaron además intercambiar información, darle seguimiento al fenómeno regional de estiaje y adoptar nuevas medidas conjuntas de manera oportuna en caso de que sea necesario.

Participaron de la delegación argentina presidida por autoridades de la Cancillería representantes del Ministerio de Obras Públicas, la Secretaría de Energía, y del Instituto Nacional del Agua.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario