Intento de Magnicidio

Atentado a Cristina Fernández de Kirchner: hay un cuarto detenido

En el marco de la investigación del ataque a Cristina Fernández de Kirchner, fue detenido Nicolás Carrizo, uno de los supuestos vendedores de algodón de azúcar.

Miércoles 14 de Septiembre de 2022

Nicolás Gabriel Carrizo, el supuesto vendedor de copos de nieve que se presentó en una entrevista por Telefé junto a Brenda Uliarte, fue detenido este miércoles en la causa que investiga el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El supuesto integrante del grupo conocido como "los copitos", se suma a los ya arrestados Fernando Sabag Montiel, Uliarte y Agustina Díaz.

La medida la ordenó la jueza Maria Eugenia Capuchetti, luego de decretar el secreto de sumario y de las declaraciones indagatorias a los tres acusados que ya estaban detenidos.

Embed

Nicolás Carrizo fue quien puso en su estado de WhastApp poco después del ataque a Cristina Fernández de Kirchner: “¡Seguro el próximo sos vos, Alberto! ¡Tené cuidado!”. Y agregó: “El Gobierno es vulnerable, y espero que les quede claro... Nosotros somos los que mantenemos estos parásitos ahí arriba, van a juzgar a una persona que le estaría haciendo un gran favor a toda la Nación Argentina”.

Esa publicación fue el jueves a las 23:57, tres horas después del atentado contra la Vicepresidenta de la Nación.

Carrizo fue convocado a los tribunales de Comodoro Py a retirar su teléfono celular, que había entregado voluntariamente como otros testigos, y en ese momento fue arrestado.

Por su parte, Agustina Díaz, en su declaración buscó desligarse del hecho, brindando explicaciones sobre el intercambio de mensajes sobre el atentado que mantuvo con Brenda Ulliarte, a quien calificó de "fabuladora", "fantasiosa" y "delirante".

Los chats

La conversaciones entre ambas imputadas por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que fueron filtradas a la prensa este miércoles, revelan que desde hacía tiempo venían planificando el atentado y que habían fracasado en un intento anterior. Uliarte, en uno de esos chats, se adjudica la supuesta autoría intelectual del plan magnicida.

"Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro", dice un mensaje de Whatsapp que Uliarte le mandó a Díaz el 27 de agosto, según surge del expediente judicial y de la prueba que se le exhibió a la tercera detenida del caso.

Brenda uliarte Ataque a Cristina Fernández.jpg

Ese mismo día, horas antes, Brenda Uliarte le había adelantado: "Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina...Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo sí voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo... Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro".

Los diálogos en ese tono habían comenzado bastante tiempo antes y se prolongarían hasta después de que Fernando Sabag Montiel fracasara en la intentona magnicida del pasado 1° de septiembre, oportunidad en la que Díaz le indicó a Uliarte que borrara de su teléfono todo lo que pudiera vincularla al ataque.

"Che, pero qué onda que falló el tiro? No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos dónde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?", le preguntó Díaz a Uliarte el 2 de septiembre después del ataque fallido contra la Vicepresidenta.

"En lo de una amiga. No boluda anda a saber si me allanan", le respondió Uliarte, a lo que Díaz (agendada en el celular de su amiga como Amor de mi vida), le devolvió, en cuatro mensajes consecutivos: "Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo".

LEÉ MÁS: Chats de Brenda Uliarte: "Mandé a matar a Cristina"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario