Prófugos
Sábado 31 de Marzo de 2018

Un homicida con pedido de captura internacional podría estar en suelo entrerriano

El doble homicida de Quebracho (República Oriental del Uruguay) podría haber cruzado la frontera hacia Argentina a través del río Uruguay

La Justicia uruguaya liberó una orden de captura internacional para el doble homicida de Quebracho, Martín Bentancurt, quien esta semana asesinó a su ex suegra y a un policía.


Helicópteros, drones, perros, más de 50 policías por tierra y lanchas de la Armada de ese país patrullan el río Uruguay para dar con el hombre 32 años que estaría armado.


Según indicaron el prófugo es conocedor de la zona y tiene dos armas en su poder: un rifle con el que asesinó a su exsuegra y el arma del policía a quien mató luego de quitarle el revólver.


En ese sentido, se supo que el hombre se llevó tres cargadores (50 balas) que pertenecían al policía de 25 años que acudió a la casa donde Bentacurt mató a su exsuegra.


El rastrillaje, monte adentro, ya lleva cuatro días y la Policía no descarta ninguna hipótesis sobre su posible paradero, incluso que haya cruzado a Argentina.


El jueves por la tarde efectivos de la Guardia Republicana y un mediador se reunieron con el jefe de Policía de Paysandú, Luis Mendoza y con la fiscal del caso, Carolina Martínez, para coordinar detalles de la búsqueda.


El hombre buscado cuenta con un antecedente por el delitos de receptación del año 2008, pero ninguno por violencia familiar.


El hecho


De acuerdo al relato de la expareja del asesino, de quien se separó hace poco tiempo, Martín Israel Bentancur rompió la puerta de entrada y la moto propiedad de la mujer. Le dijo que que la iba a matar y que tenía un arma. Luego se fue. La policía acudió a la vivienda y le pidió a la familia que fuera para la comisaría, se indicó desde el Ministerio del Interior.


Luego, sobre la medianoche se recibe un llamado de emergencia señalando que Bentancur se encontraba armado fuera de la casa. El agente Juan Carlos Oviedo salió en moto a dar respuesta, mientras dos de sus compañeros asistían en un accidente carretero. En la sede policial, solo quedó una efectiva que recibió a la víctima de violencia doméstica y toda su familia, salvo su madre, o sea la ex suegra del homicida, que estaba siendo amenazada por el agresor.


Bentancur mató a la mujer, Nelly Goyeneche, de un disparo en la cabeza, y también al policía Juan Carlos Costa, en un forcejeo en que el homicida se hizo del arma de reglamento del efectivo.


Se fugó en la moto del policía y para cuando llegaron sus compañeros, ambos, mujer y policía, estaban muertos.


A través del GPS de la moto policial lograron constatar que Bentancur había ido hacia una chacra de la actual pareja de su ex esposa, en la zona de Arroyo Mayo, donde no había nadie. Allí incendió un galpón, maquinaria agrícola y la moto del efectivo.


Mientras se intenta dar con el paradero del asesino, gran conocedor del monte sobre Arroyo Malo, la Justicia dispuso que la exesposa con su actual pareja "permanezcan en la casa destinada para víctimas de violencia doméstica, disponiéndose custodia policial".


Comentarios