El Mundo
Martes 11 de Diciembre de 2018

¿Se podrá ver en Argentina el cometa P46 Wirtanen?

Un raro espectáculo: el cometa 46p Wirtanen podrá ser apreciado desde la madrugada del 16 de diciembre en algunas latitudes.

El 16 se producirá uno de los hitos de la Astronomía cometaria de este siglo: el cometa 46P/Wirtanen (el más brillante del año) tendrá un acercamiento a la Tierra a una distancia de 7 millones de kilómetros, o 30 veces la distancia a la Luna. Es uno de los 10 acercamientos más próximos de un cometa en los tiempos modernos, pero además hay una serie de circunstancias que lo hacen más espectacular, una verdadera cadena de coincidencias que privilegian esta aproximación:

1 - La órbita de este cometa es conocida con exactitud, ya que cumple su recorrido alrededor del Sol en cinco años y medio.

2 - En el punto de la órbita más lejano del Sol (afelio) el Wirtanen llega hasta las cercanías de Júpiter y las perturbaciones gravitatorias de este han ido acortando su órbita y acercando la distancia a la que pasa del Sol en el momento más cercano a este (perihelio). Esta disminución de la distancia al Sol hace prever que el núcleo sufrirá un calentamiento mucho más marcado que en pasos anteriores, lo que generará mucho más actividad y una coma más brillante.

3 - El acercamiento a la Tierra de 2018 ocurrirá cuatro días después del perihelio (12 de diciembre) por lo que el cometa estará en el máximo de su actividad, lo que implica un máximo de brillo producido por la radiación del cercano Sol.

4.- Es un cometa hiperactivo con tasas de producción de gas y polvo superiores al promedio, lo que se explicaría por la existencia de hielos hipervolátiles por debajo de la superficie que cuando subliman liberan hielo de agua, que generan una "tormenta de nieve" en las capas más cercanas al núcleo de la coma, lo que lo hace mucho más visible. Ese mecanismo se comprobó durante la misión de la sonda Deep Impact en 2010 al cometa 103P Hartley 2, un cometa muy similar al Wirtanen.

Esta serie de condiciones hacen que el acercamiento del 46P Wirtanen sea histórico, ya que las condiciones de observación desde Tierra serían equivalentes a las del sobrevuelo lejano de una sonda, con el beneficio de todos los telescopios e instrumentos que desde Tierra pueden observar y registrar.

Los resultados de estos estudios, (una buena parte provendrá de la campaña de observación que realizan numerosos astrónomos amateurs), prometen un futuro conocimiento muy amplio del Wirtanen, que de por sí es considerado un objetivo ideal para una futura misión espacial.

De hecho, pocos días antes del lanzamiento de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea en enero de 2003, una prueba de lanzamiento del cohete Ariane 5 fue un fracaso y la misión se postergó. La Rosetta original iba al Wirtanen, pero el postergamiento hizo necesario un cambio de planes y el objetivo secundario entró en escena, el 67P Churyumov-Gerasimenko. Con los conocimientos que se sumarán al de este acercamiento, el Wirtanen tiene destino de objetivo de alguna sonda futura.
Embed

Una última circunstancia facilita el reto de observar a simple vista el Wirtanen. Su camino por cielos entrerrianos en estos días de diciembre pasa por dos asterismos (conjuntos de estrellas fácilmente reconocibles) del cielo del norte. A su izquierda están las Pléyades (también conocidas como el Pesebre), un cúmulo abierto de estrellas muy cercanas entre sí. A su derecha están las Híadas, seis estrellas en forma de "V" que forman la cabeza del Toro en la constelación de Taurus, y cerca está la constelación de Orión, fácilmente reconocible por las Tres Marías que forman el cinturón del cazador. En caso de no poder distinguirlo a simple vista, como una manchita difusa y redonda, el más rústico de los binoculares servirá para observar un espectáculo que no se repetirá jamás. El viernes 14 también podrán observarse meteoros (o estrellas fugaces) de la lluvia de las Gemínidas, que tiene su pico máximo ese día.

¿Se podrá ver en Argentina?

El fenómeno será visible en la primera quincena de diciembre desde todo el planeta durante la primera mitad de la noche, desde latitud 40°N subiendo rápidamente en el cielo a lo largo del mes, y permaneciendo muy alto desde el resto de latitudes.


En la segunda quincena de diciembre estará muy alto en el cielo visto desde todo el hemisferio norte; en cambio desde latitudes ecuatoriales y australes el cometa comenzará a bajar hacia el horizonte Norte, hasta estar a finales de Diciembre a media altura desde latitudes ecuatoriales, y dejando de ser observable desde el hemisferio sur.




Fuente: Alberto Anunzziato de la Sección Cometas de la Liga Iberoamericana de Astronomía


Comentarios