El Mundo
Lunes 30 de Octubre de 2017

Descubrieron una fórmula para ganar en el mercado de apuestas

Un grupo de investigadores integrado por dos argentinos y un chino elaboraron un método sobre la regularidad de las estadísticas del fútbol para conocer con precisión la probabilidad de los resultados y ahora participan del mercado on line

Dos investigadores argentinos y uno chino descubrieron una fórmula para ganar en el mercado de apuestas de fútbol on line aunque, tras poner en práctica su hallazgo y obtener resultados positivos, las plataformas web del sector les limitaron o bloquearon sus cuentas, según relataron en una entrevista con Télam.
"¿Cuál es la chance de que River le gane a Boca en la próxima fecha?". Con esa pregunta Lisandro Kaunitz -neurocientífico por la Universidad de Tokyo- y Javier Kreiner -cientista de datos- ejemplificaron el primer desafío de su investigación sobre regularidades estadísticas que se observan en partidos de fútbol: conocer la probabilidad de cada resultado con precisión.
Para su cálculo analizaron 479.440 partidos de fútbol (10 años de partidos de 818 ligas de todo el mundo) y descubrieron que los corredores de apuestas son muy precisos en estimar esas probabilidades, explicaron Kaunitz y Kreiner en diálogo con Télam sobre el trabajo que hicieron junto con su colega chino Shenjun Zhong. Así llegaron a su segundo desafío: identificar los valores de las apuestas que representan un buen negocio para el apostador y le permiten ganar dinero en el largo plazo, ya que notaron que no había estudios sobre una estrategia de apuestas que funcionara a gran escala.
"Luego configuramos un servidor on line para monitorear el valor que pagaban los corredores de apuestas en tiempo real (relevaron 32 sitios de apuestas), e hicimos un panel que muestra las oportunidades que van surgiendo y lo pusimos on line (de forma pública para que cualquier persona pueda comprobar por sí misma que la estrategia funciona) en http://128.199.65.226 o http://184.73.28.182", remarcó Kreiner. La implementación del sistema que usaron los investigadores fue la siguiente: cuando una apuesta que representaba un "buen negocio" aparecía en el panel on line, iban al sitio de ese corredor, iniciaban sesión, buscaban el partido y apostaban.
Para esto usaron dinero propio y jugaron en 265 apuestas por 50 dólares cada una (es decir, 13.250 dólares en total) y ganaron 957,50 dólares, es decir un retorno del 8,5%. "De cualquier manera, no toda la plata estaba apostada en un momento dado. Teníamos como máximo 30 apuestas en un mismo momento, o sea 1.500 dólares estaban apostados al mismo tiempo como máximo", aclaró Kaunitz, y subrayó que los códigos y datos que usaron en la investigación los subieron a la web ( https://github.com/Lisandro79/BeatTheBookie) para que otros investigadores pudieran replicarlo.
Para explicar su estrategia, los investigadores brindaron el siguiente ejemplo: vamos a tirar una moneda y si sale cara me pagás 1 dólar, caso contrario yo te pago 2 dólares. Esto es un gran negocio para una persona porque la mitad de las veces (en promedio) va a perder 1 dólar y la otra mitad de las veces va a ganar 2 dólares.
"Por ejemplo, si jugamos 100 veces este juego, 50 veces perderías 1 dólar (o sea perderías 50 dólares) y 50 veces ganarías dos dólares (100 dólares en total), ganando en promedio (100 - 50 =) 50 dólares", ejemplificaron. "O sea que la oferta que te hice es un buen negocio. El mismo principio seguimos con nuestra estrategia: encontrar buenos negocios en el mercado de apuestas de fútbol on line y apostar en muchos, ganando en el largo plazo", sostuvo Kaunitz, que vive en Tokio hace dos años y es un ávido futbolero. Ahora bien, ante los resultados positivos que conseguían los investigadores, estos notaron que de alguna manera las casas de apuestas descubrieron su estrategia porque empezaron a limitar sus apuestas, o directamente a bloquearlos, o a prohibirles hacer apuestas, advirtieron Kaunitz y Kreiner. "Descubrimos una cosa importante, y es que las casas de apuestas on line no aceptan clientes que ganen consistentemente, que apuesten racionalmente", analizó Kaunitz. "Si empezás a ganar con consistencia van a bloquearte o limitar tus apuestas a valores ínfimos (a veces centavos).
Esto es parecido a lo que hace un casino, si la casa descubre que ganás al black jack consistentemente (uno de los pocos juegos en los que hay alguna chance de ganarle a la casa, usando el método de contar cartas), entonces te van a echar del casino", agregó Kreiner. "El mensaje final de nuestro paper es: las casas de apuestas no aceptan clientes exitosos. Nosotros creemos que los futuros potenciales clientes deberían ser plenamente conscientes de este hecho", concluyeron.

Control de adicciones
Más allá de la rentabilidad de su estrategia, los investigadores descubrieron que las "casas de apuestas on line no aceptan clientes que ganen consistentemente, que apuesten racionalmente", analizó Kaunitz. Por eso, enfatizaron en que el mensaje final de su estudio es "que los futuros potenciales clientes deberían ser plenamente conscientes de este hecho".
Así, enfocaron en el problema de la adicción al juego, y precisaron que el porcentaje de casos patológicos varía de 0,5% a 3% de la población dependiendo del estudio y el país. Y advirtieron que lo de ellos no tiene nada que ver con la patología (Ver aparte).

¿Qué es el juego patológico o ludopatía?
Es importante tener un concepto claro y sencillo para poder describir lo que es y no es este comportamiento problemático. La ludopatía no es un vicio, no es un pecado, no es propio de personas débiles, negativas, sin personalidad ni tampoco de personas con mucho tiempo libre. La ludopatía o juego patológico es considerado un problema psicológico que afecta diversos aspectos de la vida; personal, familiar, laboral, social y económica.
La persona afecta su capacidad para poder autocontrolarse y le es difícil decir no, siendo incapaz de aplazar el impulso o deseo por jugar. Con frecuencia un familiar o las personas más cercanas van detectando los cambios en su estado de ánimo como irritabilidad, mal humor, poca tolerancia, preocupación intensa, ansiedad e insomnio. No necesariamente aquella persona con un diagnóstico de ludopatía acude diariamente y a toda sala de juego que encuentra a su paso, sino más bien por lo general fija su atención en una o dos jugadas y puede incluso acudir solo fines de semana a concretarla.
Según la Asociación Americana de Psiquiatría el comportamiento de juego desadaptativo será caracterizado por lo menos por cinco o más de los siguientes criterios:
Preocupación por el juego (por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar.
Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego. Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia, como sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión.
Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo, es decir tratando de cazar las propias pérdidas. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego.
Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo, pareja y oportunidades educativas o profesionales debido al juego. Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.
La mayoría de los casos son abordados desde la perspectiva del drogodependiente bajo una modalidad de internamiento dejando de lado la función del familiar. Otro tipo de abordaje es el médico y psiquiátrico dejando de lado la intervención psicológica. Hablar de la efectividad de un tratamiento tiene que ver con múltiples factores desde la estructura, organización del programa, estilo del terapeuta hasta con la adherencia o nivel de motivación de la persona que juega y el familiar que apoya.
Durante el proceso de cambio y de tratamiento son frecuentes los abandonos, las recaídas, la frustración del familiar al no ver avances, sin embargo, las intervenciones irán dirigidas a potenciar habilidades y capacidades propias que se vieron afectadas por el juego, se ofrecerán indicaciones, tareas, estrategias a realizar, es decir proporcionar un rol activo y de compromiso de la persona el cual garantizará un porcentaje muy alto de efectividad de un programa. Como sea, expertos en la materia sostienen que sin el acompañamiento de la familia, la salida del túnel negro que representa el ingreso al juego compulsivo es muy compleja.
De modo que, recomiendan, sea cual fuere la estrategia elegida siempre mejoran las posibilidades de éxito si se la complementa con altas dosis de acompañamiento de los afectos.

La reacción no demoró en llegar
Las casas de apuestas no aceptan clientes que ganen consistentemente, afirmaron los investigadores argentinos que descubrieron una estrategia para ganar en el sistema de apuestas de fútbol on line, y recomendaron dejar en claro este mensaje dado que la adicción al juego es un problema mundial.
"Uno de los sueños que tiene el jugador es poder ganarle a la casa (de apuestas on line) y eso es algo que estas empresas explotan. Dado que es una actividad que de por sí tiene efectos negativos para la sociedad, creemos que los corredores deberían, al menos, dejar muy en claro que lo que se espera de sus clientes es que pierdan plata", afirmó en diálogo con Télam Lisandro Kaunitz, neurocientífico por la Universidad de Tokio.
Ahora bien, ante los resultados positivos que consiguieron al aplicar su modelo, los investigadores notaron que de alguna manera las casas de apuestas descubrieron su estrategia porque empezaron a limitar los montos que podían apostar, o directamente a bloquearlos o a prohibirles hacer apuestas. Los científicos relataron que, en el marco de su investigación, los límites que les impusieron las casas de apuestas dieron lugar a situaciones realmente preocupantes.
"En algunos casos, los corredores nos bloqueaban desde la primera o segunda apuesta. No nos dejaban apostar la cantidad que queríamos al valor que tenían anunciado, o directamente no nos dejaban apostar nada", contó Kaunitz. "Por otra parte, varios de estos corredores tienen la restricción de que para poder retirar el dinero que pusiste en su sistema tenés que apostarlo en su totalidad por lo menos una vez. Esto quiere decir que si pusiste 100 dólares tenés que apostar en varias apuestas el monto total de 100 dólares", agregó Kreiner.
Con estas condiciones -contaron- llegó a pasar que como los bloquearon, les dijeron a las casas de apuestas: "Ok, queremos sacar nuestra plata". Y les respondieron: "Tenés que apostar todo tu dinero por lo menos una vez". "O sea que pretendían que apostáramos todo y encima en qué apostarlo. Así tuvimos varias peleas agotadoras por mail con corredores de apuestas (hay que considerar que teníamos cuentas en más de 20). Después de un considerable esfuerzo conseguimos que nos devuelvan nuestro dinero", comentó el cientista de datos.

Comentarios