Denuncia
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Violencia de género detrás de un caso de maltrato infantil

Hoy presentarán el acuerdo de juicio abreviado de la madre de un niño que casi pierde la vida golpeado por su padre. Ella le causó lesiones. La investigación descubrió un trasfondo de brutal sometimiento de la mujer por parte del hombre que ya aceptó 13 años de prisión.

A un bebé le salvaron la vida en el hospital San Roque de Paraná, a mediados del año pasado. Había ingresado dos veces con diversas lesiones. La segunda vez fue la más grave y llamó la atención a los profesionales, que decidieron radicar la denuncia. La Fiscalía imputó a los padres y en la investigación surgió, además de los hechos de maltrato infantil, un contexto de brutal violencia de género.

En marzo, el padre aceptó 13 años de prisión efectiva por el intento de homicidio, ya que se probó que fue el responsable de la lesión craneal que sufrió el bebé, con consecuencias neurológicas. El niño estuvo internado en la Unidad de Terapia Intensiva en gravísimo estado, y con riesgo de vida durante varios días. Finalmente, el trabajo de los médicos pudo revertir el cuadro delicado y el bebé salió adelante. Se trataba de un caso denominado síndrome del niño sacudido, por el cual las víctimas padecen lesiones cerebrales, oculares, hematomas subdurales, entre otras. La pena que acordó Cristian Tinta fue elevada teniendo en cuenta el margen para el delito de Homicidio agravado en grado de tentativa.


Mientras, se continuó analizando la situación de la madre, Julia Melgarejo, quien sigue detenida con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 6. Se pudo comprobar por medio de testimonios y de pericias psicológicas y psiquiátricas, y la intervención de organismos públicos de asistencia a mujeres, que ella era víctima de un feroz y violento sometimiento por parte de Tinta.

Además, se estableció que en el hecho imputado a su expareja, que casi le cuesta la vida al bebé, ella no tuvo participación, porque cuando sucedió estaba en el hospital en un control médico, tal como lo refirieron testigos que trasladaron al hombre y a la criatura al nosocomio.

Sí se pudo determinar que Melgarejo fue responsable, junto a Tinta, de una fractura en el húmero del bebé. Esta lesión, según refirieron los médicos, correspondía a un mes antes, aproximadamente, al hecho más grave. El delito que correspondería es de lesiones graves, agravadas por el vínculo.


Es un caso muy complejo, por el que hubo una extenso diálogo durante meses entre la Fiscalía y la defensa, y una importante intervención respecto a la mujer. Se sabe que en un caso como estos, la simple aplicación de una pena no resuelve nada más que imponer una sanción. Se busca abordar una situación en la que la mujer, además de ser responsable de la lesión sufrida por su hijo, también resultaba víctima de su expareja, en un círculo de violencia del que resultaba imposible salir. Había muchos factores a tener en cuenta y no se podía resolver como un hecho más, de un día para el otro.

Hoy a las 8.15 será presentado el acuerdo de juicio abreviado ante el juez de Garantías Humberto Franchi.

Comentarios