Secciones
Una conquista social

Santa Elena: tierras para vivir, trabajar y producir

Acceder a tierras para tener un techo y para trabajarla ya no es solo un sueño en Santa Elena. La conejala Selva Morales (PTP) habló de la nueva ordenanza.

Miércoles 30 de Junio de 2021

edadPoder acceder a la tierra para poder levantar un techo o para trabajarla, dejó de ser solo un sueño y una consigna para muchos habitantes de una de las ciudades de la provincia más postergadas y golpeadas por las políticas públicas en las últimas décadas. El Concejo Deliberante de Santa Elena aprobó una ordenanza que dispone la creación de un banco de tierras que asoma como parte de la solución a los problemas habitacionales y de trabajo de su población, que podrá acceder, sin importar su respaldo financiero, a terrenos fiscales, sea para levantar un techo y dejar el hacinamiento, o para la producción agropecuaria.

Durante mucho tiempo se prometieron respuestas a los dramas sociales de esta localidad del Departamento La Paz por la voluntad de terratenientes o grupos inversionistas, que después terminaban siendo los únicos beneficiados mientras dejaban a sus espaldas más necesidades que antes. El año pasado, el país entero habló de un pleito familiar por una millonaria herencia alrededor de una estancia en Santa Elena, pero ninguno de los turistas mediáticos recorrió los poco más de 10 kilómetros que separan Casa Nueva del pueblo donde están los que vienen sufriendo el verdadero despojo hace al menos 30 años. Ahora, un proyecto que salió de la experiencia misma de los luchadores y las organizaciones que nacieron y crecieron en Santa Elena abre una puerta a un futuro cierto.

El Banco de Tierras será un registro de los terrenos y predios fiscales disponibles dentro de la jurisdicción, tanto municipales como provinciales y nacionales. El proyecto fue presentado en el Concejo Deliberante por el bloque opositor (Creer), a través de la concejala Selva Morales, quien contó a UNO: “Yo pertenezco a un organización social, la Corriente Clasista y Combativa, y al Partido del Trabajo y el Pueblo. Venimos planteando hace años la necesidad de resolver los grandes problemas de nuestro pueblo, la lucha por tierra, techo y trabajo ha sido nuestra bandera todos estos años, no solamente en Santa Elena sino nacionalmente, en el camino a resolver el hambre, la desocupación y los grandes problemas habitacionales. Por eso, hace un tiempito veníamos hablando de este proyecto y el 2 de junio lo ingresamos en el Consejo”.

santa elena tierras 2.jpg
Selva Morales es la concejala del PTP que integra el bloque opositor (Creer) que presentó el proyecto para el acceso a tierras en Santa Elena.

Selva Morales es la concejala del PTP que integra el bloque opositor (Creer) que presentó el proyecto para el acceso a tierras en Santa Elena.

Justo, casualidad o no, el oficialismo en el Concejo (alineados con el intendente Domingo Daniel Rossi) ingresó un proyecto sobre el mismo tema, aunque con claras diferencias que dejaba la posibilidad de excluir a los principales beneficiarios de la medida. La discusión no fue sencilla y ambos proyectos se trataron a la vez.

“Nuestro proyecto se trató en una comisión especial junto al que había ingresado el Ejecutivo municipal donde también se hablaba de las tierras pero era distinto, porque lo que buscaba era que se le dé el permiso para poder vender solamente las tierras del Ejecutivo de Santa Elena. El proyecto que ingresamos nosotros es más amplio, busca primeramente hacer un relevamiento de todas las tierras fiscales que se encuentren disponibles, de todas aquellas provinciales y nacionales que se encuentren en Santa Elena sean posibles ingresar en un futuro al banco de tierras. Tiene como objetivo facilitar el acceso a la tierra a las familias que no la poseen, sea para vivienda o para trabajar y producir. El oficialismo buscaba la autorización al Ejecutivo a transferir en venta aquellos inmuebles fiscales para quienes quieran producir y también para viviendas pero con muchos requisitos y veíamos que no todas las familias iban a poder acceder, iba a ser solo para el que pudieran pagar las tierras, el que no puede se quedaba sin nada. Entonces pedimos trabajar los dos proyectos en conjunto, el del banco municipal de tierras con el de ellos”, explicó Morales.

Un punto que generó una discusión muy intrincada fue acerca de la instrumentación del registro de tierras y las autoridades de aplicación de las medidas que deban tomarse. Al respecto, la concejala Morales dijo: “Nosotros planteamos en la creación del Banco Municipal de Tierras que se cree un equipo interinstitucional conformado por integrantes del Poder Ejecutivo Municipal, del Legislativo y donde participen también las organizaciones sociales que son quienes vienen luchando hace mucho tiempo para acceder a las tierras y saben qué familias necesitan acceder a ellas. No se logró que las organizaciones sociales sean parte de este equipo municipal, la mayoría no estuvo de acuerdo, entonces lo que se logró es que queden como un órgano consultivo”.

En Santa Elena, además de la CCC, están la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y el Movimiento Evita, principalmente, como las organizaciones que trabajan con los sectores sociales vulnerables. Las voces de sus integrantes serán fundamentales a la hora de decidir con quiénes, cómo y dónde reglamentar las disposiciones de la ordenanza.

—¿Cómo se sigue de ahora en más para hacer realidad el proyecto?

—Desde el 10 de junio que fue aprobado el proyecto todavía no han llamado para ver quiénes van a ser los encargados para conformar el Equipo Interinstitucional, con dos representantes del Ejecutivo y dos del Consejo, uno por la mayoría y otro por la minoría. Después hay que hacer el relevamiento de las tierras fiscales de Santa Elena. Algo muy importante es que busca regularizar las tierras que ya han sido ocupadas para que las familias puedan acceder a las escrituras, y también a aquellas personas u organizaciones que les hayan cedido con un fin específico—, destacó Morales.

Es un dato alentador para aquellos que en todos estos años, sin lugar donde vivir, han tenido que ingresar a terrenos fiscales donde levantar sus casas, pero no tienen derechos sobre las mismas. Al respecto, la concejala del PTP describió: “En Santa Elena el problema habitacional es enorme, se encuentran viviendo hasta seis familias en la misma casa, la madre, el padre, todos los hijos y sus nietos. También hay asentamientos de familias que tomaron una parcela y se hicieron una casa de toldo con silobolsa. La mayoría sin los servicios básicos, como agua, luz y cloacas”.

—¿Qué va a pasar con las familias que no tienen ingresos formales o fijos y quieran acceder a un terreno para vivir o trabajar con un emprendimiento?

—Un artículo de nuestro proyecto indica que para poner el precio de venta se tenga en cuenta la condición de cada familia. Logramos que se incorpore, porque el Municipio no lo tenía en cuenta, y muchas familias no iban a poder acceder.

Precisamente, los artículos 12 y 13 de la ordenanza señalan que “los lotes podrán venderse al contado o ser financiados a plazo hasta en 60 cuotas mensuales y consecutivas, debiendo la primera cuota efectivizarse dentro de los 30 días de la fecha de adjudicación”; y que “en caso que el informe socioeconómico indicara la imposibilidad de abonar de acuerdo a lo dispuesto en el artículo precedente, la forma de pago deberá ser convenida de acuerdo a las posibilidades del núcleo familiar”.

A tres semanas de la aprobación de la ordenanza municipal, se espera porque el Poder Ejecutivo la promulgue e instrumente de inmediato: “No se puso ningún plazo pero sería importante que llame lo antes posible para conformar el Equipo Municipal, porque hay muchos problema que se pueden solucionar si esta ordenanza se pone en funcionamiento”, dijo Morales.

Un ejemplo en marcha

En la larga lucha por acceder a tierras por parte de la población excluida de la localidad, hay un antecedente reciente que muestra la necesidad y la posibilidad de desarrollar un modelo productivo que mire hacia Santa Elena y la provincia, en vez del tablero de precios de los commodities.

“Cuando inició la gestión fuimos con la organización con un petitorio al Municipio y con un proyecto para hacer una chacra mixta, para que nos den en comodato el terreno del predio La Yegüita. Al tiempo surge el Protaal, tuvimos la posibilidad de ingresar a ese programa que fue aprobado, y ya están los fondos depositados en el Municipio. Se va a llevar adelante ese programa, que lo que busca es poner en producción las tierras para abastecer parte del mercado interno”, contó la concejala Morales.

Se trata de un predio de casi una hectárea y media donde están trabajando una veintena de mujeres y hombres, desde marzo del año pasado. Era puro monte y con escasas y precarias herramientas pudieron ponerlo en condiciones. Hoy, aún sin las herramientas y máquinas que adquirirán en breve, el lugar muestra los frutos del trabajo de integrantes de la CCC y de la Federación Nacional Campesina (FNC). “Por ahora tienen acelga, lechuga y perejil, ya se avanzó en arar la mitad de las tierras para avanzar con otras cosas, como cebolla por ejemplo. Son para consumo propio y están vendiendo a algunas verdulerías de Santa Elena, pero cuando podamos adquirir las herramientas a través del Protal se va a poder avanzar más para producir en mayor cantidad”. El objetivo es crear una huerta mixta y orgánica, para abastecer el mercado de la localidad y los comedores comunitarios y escolares, para lo cual ya se estuvieron coordinando acciones con las autoridades correspondientes.

santa elena tierras 4.jpg

El Protaal es el Programa de Promoción del Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local, creado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en el marco de la implementación de la Ley N° 27.118 de “Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina”, promulgada en enero de 2015. Recientemente ingresaron al Municipio de Santa Elena los fondos destinados a la huerta, que les permitirán comprar los insumos y herramientas necesarios para cercar el terreno, hacer una perforación para tener agua, tener un un motocultivador, una motocarga y semillas, entre otras cosas.

El Proyecto Artigas y la historia

El conflicto en la familia Etchevehere en el marco de un juicio sucesorio que enfrentó a Dolores con sus tres hermanos (entre ellos Luis Miguel, exministro de Agroindustria de la Nación en la gestión de Mauricio Macri, y expresidente de la Sociedad Rural Argentina) y su madre Leonor Barbero Marcial, dejó a la estancia Casa Nueva ubicada en Santa Elena como el escenario de la disputa que se transformó en una batalla política. Las denuncias por corrupción y varios delitos de parte de Dolores junto a su abogado y dirigente social Juan Grabois hacia su familia; la movilización del núcleo duro de ruralistas alineados detrás del dirigente de Juntos por el Cambio denunciando que “la propiedad está en peligro”; el inusitado blindaje policial desplegado por un gobierno provincial en un incómodo silencio; fue un espectáculo de un par de semanas que, finalizado tras la resolución judicial y el abandono de la estancia por los integrantes del Proyecto Artigas, no dejó más que una anécdota para quienes viven en la zona.

Sobre ese episodio, Selva Morales recuerda que su organización no fue indiferente, y al recordarlo lo ubicó en el contexto: “Santa Elena posee una gran historia de lucha, de usurpaciones, de tierras mal vendidas. Cuando sucede esto que viene gente de Buenos Aires y otras localidades, entran a esas tierras con ese proyecto, nosotros obviamente nos solidarizamos. Pero también venimos planteado hace muchos años la necesidad de acceder a la tierra para trabajara y recuperar lo que pertenece a Santa Elena, hay tierras que pertenecen a la escuela agrotécnica, creemos que es muy importante poder recuperarlas. La verdad que nos sorprendió que no se nos haya tenido en cuenta a los santaelenenses con toda la historia que tenemos, con lo fue la venta del frigorífico, la manera en que se vendieron esas tierras, cómo las consiguieron. No solidarizamos con el Proyecto Artigas pero estuvimos en desacuerdo en que no se nos haya tenido en cuenta”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario