La Carlota

La Carlota: imagen de Jesús apareció en luneta de un auto

Una vecina de La Carlota fotografió una imagen de Cristo en la luneta trasera de su auto. Habló un cura y el pueblo se dividió en creyentes y escépticos

Sábado 23 de Julio de 2022

Belén Sbarbatti, una vecina de la localidad de La Carlota, Córdoba, asegura que apareció una imagen de Cristo en la luneta trasera de su auto. “Esto que me pasó me llena el alma” dijo la mujer que descubrió la imagen cuando fue a tirar la basura, en la mañana del 15 de julio: “Lo llamo a mi hijo para preguntarle si él había puesto o pegado algo y viene a verlo y los dos nos quedamos helados. Es una mezcla de alegría que no para en mi pecho, estoy feliz”, comentó en Facebook.

Embed

Sbarbatti habló con el párroco Jorge Basso, que afirmó a medios locales que visitó la casa de Belén y pudo ver la imagen. Admitió que lo ocurrido “es algo extraordinario” y que no encuentra una explicación lógica, ya que el cristal no parece haber sido modificado de manera artificial.

El hombre de Iglesia dijo que el fenómeno era “al menos curioso” y habló de “una bendición”. “Rezamos y él bendijo el auto. Hasta hoy (jueves) no se ha borrado y eso que lo hemos lavado, le hemos pasado alcohol y quitaesmalte, pero nada, sigue ahí la imagen”, recalcó la mujer.

Sbarbatti contó que el auto era usado, por lo que se comunicó con el dueño anterior, que le afirmó que si bien el auto tenía una calcomanía “no tenía nada que ver con el Cristo que se ve ahora”.

Jesús luneta auto La Carlota 2.jpg

“Soy de ir a la iglesia. Transcurrí una enfermedad de la que por suerte mejoré desde el año pasado. En ese transcurso pasamos cosas feas, pero esta imagen nos da mucha fuerza para seguir”, manifestó la mujer.

Según el cura, el fenómeno es “una manifestación que se podría considerar más privada, que le ocurrió a esta familia y puede tratarse de un mensaje para ellos”. También tuvo un mensaje para los escépticos: “El resto de la gente no está obligada a creer, puede hacerlo o no”.

Cauteloso, el párroco indicó que “no hay un estudio científico realizado sobre el vidrio del automóvil” y dijo que por ahora “es algo a lo cual no puede dar una explicación”.

“Hay que aclarar que esto no es para hacer una peregrinación para ver el auto. Es algo que sorprende pero así como hoy está, mañana puede dejar de manifestarse”, explicó.

Como suele ocurrir en estos casos, la comunidad se dividió en los creyentes que remarcan el mensaje y los escépticos que aseguran que "debe haber otra explicación" más terrenal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario